Películas para analizar trastornos de la sexualidad

Películas de sexualidad

Actualmente, existen muchas investigaciones en cuanto al tema de la sexualidad. Es importante destacar que, si bien la apertura con respecto a las orientaciones es mucho mayor que en otros tiempos, continúan habiendo perversiones y trastornos que deben ser analizados con detenimiento. Una de las mejores formas es a través del análisis de personajes y por ello, traemos algunas películas para analizar trastornos de la sexualidad a continuación.

Estas son algunas películas para analizar trastornos de la sexualidad

La Pianista (2001): Esta es una película austríaca, dirigida por Michael Haneke. En ella se relata la historia de una profesora de piano, que aparenta mucha normalidad y temple con sus alumnos y durante sus conciertos. Sin embargo, oculta un background un poco turbio, ya que le gusta el sexo sadomasoquista, el voyeurismo y el sufrimiento general.  Una de las características principales que podemos ver durante el film es la frustración.

La pianista conoce a un alumno muy talentoso que se enamora de ella. Sin embargo, al cabo de unos días, cuando él quiere establecer una relación “normal”, se da cuenta qué tiene entre manos. En este film no solamente se puede analizar la conducta sexual de la protagonista, sino también el cuadro de represión y sumisión al que está sometida, por parte de su propia madre.

Vestida para matar (1980): esta película está dirigida por Brian De Palma y consiste en una mujer que está frustrada sexualmente. Es asesinada, mientras tenía relaciones con un desconocido en un hotel, por una mujer transexual. Tras este horrible cuadro se esconden múltiples sorpresas, que dejarán al espectador con la boca abierta, y permitirán analizar los diversos trastornos mentales y sexuales de sus protagonistas.

Ed Wood (1994): entre las películas para analizar trastornos de la sexualidad se encuentra esta, dirigida por Tim Burton. Narra la historia del director Ed Wood y todos los obstáculos por los que tuvo que pasar. En la película podemos ver cómo se trata el tema del trasvestismo, así como de otros elementos relacionados a las costumbres poco usuales del director.

Diario de una ninfómana (2008): entre otra de las películas para analizar trastornos de la sexualidad, podemos encontrar esta, dirigida por Christian Molina. Aquí tratan la historia de Val, una mujer de 28 años que busca nuevas experiencias sexuales constantemente. El sexo se transforma en una especie de droga, que le lleva finalmente a la prostitución y al sufrimiento.

Otras películas sobre temas sexuales que no implican trastornos

Si bien tenemos una lista de películas para analizar trastornos de la sexualidad, también hay otras que pueden servir para ver orientaciones sexuales diferentes, o conocer sobre personajes importantes en el campo. Por ejemplo, hay una película dedicada al Dr. Kinsey, llamada “Kinsey” (2004), allí podemos ver cómo el doctor hace sus experimentos y comenzó la revolución sexual con su escala del comportamiento sexual.

También hay una película bastante peculiar que se llama Histeria (2011). Allí podemos ver un curioso método que utilizaba el Dr. Mortimer para curar la histeria femenina. Consistía en masajes pélvicos, y posteriormente la creación de un vibrador para mujeres de mediana edad. Aquí también podemos ver algunos datos sobre la teoría de la histeria de Freud.

Si buscas ver películas con contenido homosexual, hay algunas  bastante interesantes. No podemos olvidar a Brokeback Mountain (2005), dirigida por Gustavo Santaolalla. Aquí, dos vaqueros del lejano oeste terminan enamorados toda su vida. De igual forma,  puedes ver una película titulada “Imagine me and You” (2005), en la cual una mujer recién casada conoce al amor de su vida… otra mujer.

Si buscas un drama basado en un hecho real, tienes la película titulada “Prayers for Bobby” (2009), en la cual se puede ver cómo el hijo de la devota Mary Griffith se suicida, por no ser aceptado en su conducta homosexual. Esto hace que la madre analice y se replantee toda su vida nuevamente, terminando por ser una de las activistas más conocidas del orgullo gay actualmente.

Por último, si lo que buscas es una comedia ligera, que se burle acerca de los métodos de “rehabilitación homosexual” que se pusieron de moda en los años 70 y 80, tienes la película “But I´m a Cheerleader”(2000). Aquí, se pretende rehabilitar a un grupo de jóvenes homosexuales a través de 12 pasos, como los de alcohólicos anónimos. Sin embargo, habrá muchas sorpresas en este centro de reformación homosexual.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*