Es cierto que muchos padres han querido delegar la responsabilidad de educar en los profesores, otros les han querido quitar cualquier papel de autoridad ( ejemplo: ud. a mi niño no le puede imponer nada).
Y somos otros que deseamos colaborar de manera activa con los profesores y nos encontramos con profesores desbordados y desmotivados. Soy estudiante de primero de psicologia, con un hijo dentro del espectro autista, me encantaría encontrar soporte en los profesores, que estuviesen motivados. Entiendo que cada vez se les exige mas con menos medios. Ojalá vuelva las ilusion a las aulas, abogo por una enseñanza inclusiva, respetuosa para profesores y alumnos. La responsabilidad ha de ser compartida y tener recursos para ayudar a formar a los hombres y mujeres del mañana. No les dejemos solos, no nos dejeis vosotros maestros. Responsabilidad e lusion por una educación inclusiva.

Responder