Variedades del té y sus beneficios para la salud

Tomar té

Después del agua, el té es la segunda bebida de mayor consumo en el mundo. Esta, es una infusión que gusta mucho por sus propiedades relajantes y curativas que ha formado parte del estilo de vida habitual en la sociedad por muchos años. A través de los distintos aromas de té, se ha convertido en una de las bebidas más populares y antiguas, tanto que gran parte de la población en el mundo entero la consume diariamente en sus distintas variantes.

Asimismo, es recomendado por los múltiples beneficios que tiene para el organismo, debido a que ayuda a reducir el estrés, es un excelente digestivo, contiene antioxidantes y disminuye los niveles de hipertensión.

Propiedades naturales y curativas del té

El té tiene muchas propiedades que están presentes en todas sus variedades. La planta del té denominada Camellia Sinensis es una de las hierbas principales que se utilizan tradicionalmente en la medicina china por sus grandes cualidades curativas. Esta, contiene diversos componentes químicos característicos de su naturaleza, que son los responsables de las exquisitas Aromas de te, así como de los nutrientes y propiedades que tiene cada una de sus variantes.

De esta manera, tomar de 2 a 3 tazas de té al día puede ayudar a postergar el proceso natural de envejecimiento debido a los antioxidantes que contienen y que ayudan a combatir los radicales libres que lo ocasionan. También, y al margen de su excelente sabor, previene la diabetes, regenera y repara las células dañadas del cuerpo y algunos estudios concluyen que puede evitar enfermedades graves como el cáncer. A continuación, las propiedades de esta bebida según algunos de los tipos y aromas de té más populares.

Beneficios del té

  • Té verde: es la variedad más popular, tiene componentes antioxidantes y polifenoles como las catequinas que disminuye el riesgo de ataques al corazón, también reduce la presión sanguínea y protege los huesos.
  • Té verde matcha: aparte de las propiedades anteriores, este tiene mayor proporción de antioxidantes y está enriquecido en L-teanina que promueve la relajación y proporciona energía, así como en clorofila lo que permite eliminar toxinas del cuerpo y disruptores hormonales.
  • Té blanco: resalta su propiedad antioxidante en su composición de flavonoides, ayuda en la prevención de las enfermedades cardíacas, la diabetes y el cáncer.
  • Té de menta: es muy recomendado para los síntomas de intestino irritable por su composición de aceite de menta, es digestivo y combate las infecciones.
  • Té de manzanilla: tiene componentes como los flavonoides y terpenoides que también son antioxidantes. Cuenta con propiedades que calman la ansiedad, reducen el colesterol y controlan la cantidad de azúcar en la sangre.
  • Té de hibisco: entre sus principales componentes se encuentra la vitamina C y una gran cantidad de minerales que disminuye la presión sanguínea y previene enfermedades cardíacas. Es muy recomendado para combatir infecciones por bacterias como E.Coli.

Impactos del té en el cerebro y la conducta

Los componentes del té aportan muchos beneficios que impactan directamente en el bienestar del cuerpo y del espíritu. Entre ellos predominan los antioxidantes que cuenta con innumerables propiedades por sus efectos antiinflamatorios y antibióticos entre los ya mencionados. El té también es un aliado del cerebro, tiene propiedades relajantes y de beneficio cognitivo que proporciona el aminoácido L-teanina. A través de su consumo constante, se estimula un correcto funcionamiento de la memoria y resguarda al cerebro en el desarrollo de afecciones cognitivas como el Alzheimer.

De esta manera, el impacto que tiene la L-teanina en el cerebro y la conducta es significativo al aumentar la conectividad de la corteza frontal con la parietal, que fortalecen las facultades mentales y la estructuración de la conducta. Según los estudios científicos que han sido comprobados, los siguientes impactos de la L-teanina son los resultados obtenidos para la salud mental por el consumo de té.

  • Mejora la memoria: ayuda a facilitar la concentración, aumentar el estado de alerta y el tiempo de reacción.
  • Fortalece las funciones cognitivas: disminuye el deterioro en enfermedades degenerativas como el Parkinson y el Alzheimer.
  • Mantiene la memoria de corto plazo: con lo cual procesa la información con precisión y ayuda a retenerla.
  • Estimula un buen estado de ánimo: por lo que la L-teanina aporta un efecto antidepresivo y reduce el estrés.
  • Aumenta la función neurotransmisora GABA: que al ser el inhibidor principal del sistema nervioso reduce el desasosiego, la agitación y la irritabilidad.
  • Ayuda a liberar Serotonina y Dopamina: que causa una sensación de felicidad, placer y bienestar.

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*