Las fantasias sexuales enriquecen tu sexualidad

Zapatos rojos fantasías sexuales

Las fantasías sexuales son una capacidad que tenemos a nuestra disposición, que nos ayuda a activar nuestra mente impulsándonos a la creatividad. Son algo muy común en nuestra sociedad, ya que aparecen en la pubertad y han servido incluso de manifestación artística en el ser humano a lo largo de nuestra historia.

Gracias a nuestros sueños, imaginación y fantasías, somos capaces de crear escenarios en los que movernos con total libertad. En ese estado de desinhibición superamos la vergüenza y la timidez y nos aventuramos a explorar nuestros más fervientes deseos eróticos.

Debido a la falta de educación sexual recibida, a los tabús y la desinformación, nuestra exploración sexual y autoconocimiento ha quedado en un segundo plano reprimido. Ciertas personas incluso se sienten culpables al fantasear o al ir descubriendo su sexualidad. Para poder desarrollar una sexualidad saludable es necesario desprenderse de esa culpabilidad y de la visión negativa acerca de nuestro propio placer.

Aprende a potenciar tus fantasías sexuales

Lo cierto es que las fantasías sexuales son un excelente recurso, que incluso son utilizadas tanto en terapia de pareja, como en terapia individual. Ayudan a salir de la rutina, a experimentar y activar el deseo sexual. Son útiles para disfunciones sexuales como la falta de deseo, ya sea en la mujer o en el hombre.

Son una gran fuente de autoconocimiento, puesto que los escenarios que imaginamos están repletos de detalles, con los que podemos descubrir muchas cosas de las que nos gustan y estaban reprimidas. Cuanto más ejercitemos este potencial nuestro, más capaces seremos de concentrarnos en todo lo que nos genera placer. Comprobarás como la imaginación es una de las herramientas más potentes para explorar tus deseos sexuales.

¿Tienes dificultad para fantasear? Esto es algo habitual al no ejercitar nuestra imaginación al principio nos cuesta, y necesitamos de estrategias para poder concentrarnos mejor. Juguetes eróticos como los vibradores son de gran ayuda. Al estar en un contexto íntimo, tranquilo y sin distracciones este tipo de recursos te pueden servir para potenciar tus fantasías sexuales.

Estando a solas o con tu pareja, utilizar un juguete erótico favorece que tu deseo se dispare y, por lo tanto, que des rienda suelta a tu imaginación para fantasear todo lo que necesites, sin ningún tipo de miedo ni de culpa. Es importante que tengas en cuenta que una fantasía sexual sirve para potenciar tu deseo, y no necesariamente es algo que quieras o tengas que llevar a cabo, simplemente es un recurso de tu mente para activar tu libido.

Jugar con cualquier recurso que active tus sentidos, ya sea mediante olores que te estimulen y te resulten placenteros, imágenes de vídeo o fotos eróticas, una música que te resulte erótica, etc. Sirven para que te concentres, potencies y actives tu imaginación sexual.

Las fantasías sexuales no son ni mejores ni peores, ni más correctas o incorrectas, es mejor no juzgarlas. Atenderlas simplemente en tu beneficio de activación para explorar tu sexualidad. Lo que hagas en el contexto real ya forma parte de lo que a ti te apetezca hacer, del respeto y lo consensuado con otra persona.

Creencias erróneas sobre las fantasías sexuales

Si tienes cierto pudor, te has sentido culpable, o tan siquiera te has planteado tener fantasías sexuales, es bastante probable que sea por la idea que tienes acerca de ellas. Estas creencias pueden ser incluso inconscientes, simplemente mensajes que han quedado en nuestra mente sin que los hayamos cuestionado.

Estas son algunas de las creencias erróneas que limitan y cohíben las fantasías sexuales y por ende la exploración de nuestra sexualidad:

  • Las fantasías son únicamente para personas que no viven de forma saludable su sexualidad.
  • Tener fantasías durante la relación sexual con mi pareja está mal.
  • Las personas que tienen una sexualidad plena y son “normales” no tienen necesidad de recurrir a las fantasías.
  • Tener fantasías sexuales es sinónimo de no querer o no desear a mi pareja.

A diferencia de estas creencias, las fantasías sexuales son una excelente herramienta que sirve para potenciar y enriquecer el desarrollo de una sexualidad plena y saludable. Al tener fantasías no es necesario ni obligatorio comunicarlas con la pareja, simplemente son una opción más para descubrirte dentro del juego sexual. Es por esto que se utilizan en terapia de sexología, como una estrategia para aumentar el deseo y la excitación sexual.

 

 

Sobre Rafa Aragón 232 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

1 Trackback / Pingback

  1. Las ventajas de comprar juguetes eróticos online - El Poder de la Mente

Deja un comentario