¿Qué sucede durante la menopausia?

Camino hacia la menopausia de la mujer

La menopausia es algo que toda mujer ha de saber que tarde o temprano va a llegar, por eso es importante conocer lo que sucede cuando aparece. A medida que la mujer envejece se producen ciertos cambios en sus sistema reproductor. En este proceso se experimenta un fuerte cambio hormonal que acarrea ciertas consecuencias para el organismo.

Como mujer seguro que habrás oído ya hablar de la menopausia, ya sea a través de tu madre, amigas o conocidas. Lo cierto es que cada mujer lo vive de una forma, con más o menos intensidad, con presencia de algunos síntomas y otros no. Pero hay algunos síntomas muy característicos de la menopausia como son los sudores nocturnos y sofocos (golpes repentinos de calor).

En nuestra cultura occidental, por lo general, se le teme a la llegada de la menopausia por sus síntomas. Este cambio que se experimenta no es de un día para otro, es algo gradual, y muchas mujeres no lo llevan tan mal. En otras culturas la llegada de la menopausia está asociada a la etapa de la experiencia y la sabiduría. A partir de los 45 años hasta los 55 es cuando la menopausia marca su aparición en la mujer. Existen factores que favorecen su aparición temprana como no haber tenido antes un embarazo o ser fumadora.

Como hemos dicho, los cambios que se producen son graduales, desde el último flujo menstrual. Sigue un proceso parecido a cuando la niña tiene su primer periodo y va experimentando una serie de cambios hormonales que tienen consecuencias a nivel del organismo, físico y mental. Estos cambios que se producen forman parte de un proceso natural. Tanto la aparición del primer periodo, como cuando se experimenta la última menstruación.

Síntomas que se producen con la menopausia

En la mayoría de las mujeres, entre el 80% y 85% experimentan uno o más de los siguientes síntomas:

  • Sofocos, mediante golpes de calor que recorren todo el cuerpo, acompañados de sudoración.
  • Sudores  nocturnos.
  • Dolor de cabeza, mareos e insomnio.
  • Cambios en el estado de ánimo como depresión y ansiedad.
  • Los síntomas que se haya tenido a lo largo de la vida, pueden hacerse más notorios durante la menopausia.

¿Qué le sucede al cuerpo?

Los ovarios van disminuyendo de tamaño y producen menos estrógenos y siguen produciendo andrógenos. Esta disminución en los estrógenos está relacionada con varios cambios: con la pérdida en el tono muscular, envejecimiento de la piel, tejido dérmico más grueso y pérdida de pigmentación en la piel.

El tono muscular del tracto urinario también se resiente, y es por eso que suele haber casos de incontinencia urinaria, para esto es recomendable fortalecer el músculo a través de los ejercicios de Kegel.

A nivel vaginal se producen también cambios, se pierde lubricación y hay una mayor sensibilidad en los tejidos, haciéndose más susceptibles ante la irritación o algún desgarro durante la penetración. Debido a esto, se vuelve imprescindible en las relaciones sexuales utilizar lubricantes

¿Qué cambios se producen en la sexualidad?

A pesar de la creencia popular, no existen grandes cambios en la sexualidad tras la menopausia. Lo que hemos comentado sobre la lubricación sería lo más relevante, algo que se puede solucionar sin problemas utilizando lubricantes. Esto puede provocar una disminución de las sensaciones en la estimulación vaginal. La humedad hace que la excitación vaginal sea mayor, por lo que esta excitación puede ser algo más lenta. A partir de los 70 años es cuando suele experimentarse cambios en la intensidad del orgasmo. Es cierto que la intensidad sexual va decreciendo con el tiempo, pero se va experimentando de forma muy gradual; excepto en casos de heridas, enfermedad o dolencias.

Se pueden ir experimentando cambios en el deseo sexual y en el interés hacia el compañero/a sexual. Sin embargo, esto depende de cada mujer y la relación que mantenga y haya ido construyendo. Varios estudios reflejan como las personas que han tenido relaciones sexuales regularmente antes de los 40, son menos susceptibles a desarrollar problemas relacionados con la sequedad vaginal y las molestias durante el coito. Mantener una vida sexual activa supone llegar a una vejez sexualmente saludable.

Sobre Rafa Aragón 268 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*