» … pero no necesariamente en quien puede ser objeto de esas expresiones, ya que, en contrapartida, en este último individuo, la manifestación de la risa por parte de la otra persona puede disminuir los umbrales para llevar a cabo la conducta de agresión.»

Concuerdo con esto. Esta el caso de las burlas hirientes.

Responder