Todo sobre la psicología industrial

Todo sobre la psicología industrial

La psicología es la rama de la ciencia que se encarga de estudiar el comportamiento de las personas, o, mejor dicho, de los procesos mentales. Estos procesos mentales se desglosan en tres tipos: cognitivos, conductuales y afectivos. Así bien, la psicología a su vez se divide en varias ramas donde se aplica el mismo concepto, pero bajo determinados factores. De este modo, podemos conseguir la psicología infantil, jurídica, deportiva, educativa y demás.

Todo sobre la psicología industrial

La mente es un órgano demasiado complejo y los procesos que se cumplen en este son realmente impresionantes, por ello el estudio psicológico es sumamente amplio. Esta es la razón principal por la que existe la psicología aplicada, ya que la mente no solo tiene muchos aspectos de estudios, sino que estos cambian con respecto a nuestras experiencias y por ello deben ser estudiados en ese ámbito para determinar cómo nos comportamos, qué procesos desarrollamos y qué resultados obtenemos.

La finalidad principal de la psicología aplicada es conseguir soluciones a los problemas que tienen las personas en terrenos específicos, es decir, los problemas comunes que se desarrollan a partir de nuestros procesos mentales en una situación determinada. Pero, no solo se enfoca en problemas, sino también actitudes, comportamientos y desempeños que parecen depender de factores psicológicos.

Se tiene certeza de que la mente humana se comporta de formas diferentes cuando se encuentra en ciertas situaciones. Por ejemplo, en el deporte, la psicología estudia el desempeño que puede tener un deportista dependiendo de la estimulación o estado mental que tenga, así se toman en cuenta cosas como la motivación, ánimo, descanso y demás.

Este mismo tipo de consideraciones se tiene en cada ámbito de la psicología aplicada, es decir, son los factores iguales o similares que se estudian en otros campos como la educación o el trabajo, para de este modo evitar ciertos problemas o mejorar las capacidades de la persona con respecto a lo que se quiere lograr.

En el caso de la psicología industrial, debemos decir que esta es una rama de la psicología aplicada que se encarga de estudiar los fenómenos y procesos mentales que incurren en el hombre en el ámbito laboral.

De forma más precisa, se puede decir que la psicología industrial busca determinar los métodos tomados en consideración en ámbitos como selección, supervisión y eficacia de las personas en el área de comercio e industria, así como los detalles que influyen en que la persona se desarrolle de una manera u otra en determinada área de trabajo.

Temas que trabaja la psicología industrial

La psicología industrial estudia todo lo relacionado al comportamiento de las personas durante el trabajo, sin embargo, podemos puntualizar los grandes tópicos que recurre esta rama de la ciencia de la psicología aplicada.

La temática que se ve de forma constante en la psicología industrial puede abarcar todo lo referente en estos tres grandes grupos:

  • Analizar el trabajo como simple y complejo desde el punto psicológico.
  • Como se adapta una persona a su trabajo.
  • Como adaptar el trabajo al trabajador.

Así, podemos decir que, en el primer gran grupo, lo que se busca es analizar el trabajo, de esta forma se puede determinar la estructura técnica del trabajo. Asimismo, la psicología industrial también busca la estructura personal y social de determinado trabajo. A este aspecto de la psicología industrial se le determina profesiografía.

Dentro del segundo grupo, hay que tomar en cuenta que ya se ha determinado los tres tipos de estructura del trabajo, por lo tanto, lo que sigue estudiar los métodos de adaptación de la persona a lo que le confiere en su trabajo. También, se busca determinar, según la persona, un trabajo que convenga a los resultados de estudios sobre la personalidad y comportamiento individual. Esto permite que las personas puedan obtener tareas que son completamente aptas para ellos y de este modo, potenciando así que las personas puedan ser educados en este sentido.

De este modo, podemos decir que, siguiendo esta línea temática, la psicología industrial busca una finalidad muy puntual, la cual es: orientación en el ámbito profesional, seleccionar personal apto y formar a este personal de la mejor forma tomando en cuenta la psicología industrial.

Por último, siguiendo lo que se plantea en el tercer punto o grupo temático de la psicología industrial, debemos decir que luego de que ya se han determinado los aspectos del trabajo y también lo referente al personal, la psicología industrial busca estudiar y adaptar los procesos que implica el mismo trabajo, así como otros aspectos pertinentes como ambiente laboral. Es decir, tal como se señalaba anteriormente, “adaptar el trabajo al trabajador”, aunque no de forma literal, sino que se debe buscar la manera para que el trabajo no sea contraproducente.

En la psicología industrial se toma en cuenta –también-  la manera de adaptar de forma funcional la maquinaria y herramientas, así como también aspectos materiales, tiempo de trabajo, ambiente físico (luz, ruido, ventilación, entre otros) y las relaciones personales que supone un área laboral.

Todo sobre la psicología industrial

Problemática presente en la psicología industrial

Algo que no se puede evitar en ningún aspecto de la vida de las personas es que reluzca su conducta, cosa que estudia la psicología industrial y esto es –evidentemente- algo muy personal, por ello es que se puede ver como un tema complejo cuando se requiere tratar o controlar cierto tipo de conducta.

Cuando se habla de la industria, no se puede separar o deslindar que la conducta del hombre influye en muchos procesos de este ámbito. Cuando los problemas psicológicos afectan a todos los tipos de procesos laborales, hay que tener en cuenta que se debe recurrir a la psicología industrial, pues es la que da soluciones en este sentido. De lo contrario, si en lugar buscar solucionar el problema de raíz, partiendo de la psicología industrial, a lo que se recurre es al despido, lo que se va a estar desarrollando es un problema que se seguirá presentando sin llegar a un final.

Los procesos industriales, el comportamiento, la conducta y la actitud de una persona son factores completamente influyentes en el trabajo, y no solo esto, sino que las condiciones del mismo trabajo también causan impacto en la forma de trabajar y responder del personal de determinado trabajo.

La forma de desempeño del personal con respecto al ambiente del trabajo, son síntomas claramente influenciados y no algo que viene de un principio con la persona, es decir, el mal trabajo del personal se puede desarrollar por la acción del trabajo sobre la persona, bien sea porque no hay buena ventilación, los colores producen un efecto negativo, no hay motivación ni incentivos y muchos otros factores.

Así bien, este problema es indudablemente psicológico, específicamente todo lo aunado a la psicología industrial, por lo que no debe ser estudiado o tratado como un problema de la persona, pues en ese caso lo que se obtendría sería siempre el mismo resultado, aunque se reemplace a la persona cada cierto tiempo.

Del mismo modo en el que se adapta una persona a cierto oficio, se debe adaptar el oficio, y esto también requiere que se conozcan las aptitudes del personal. Cuando hay que realizar una adaptación hay que tener en cuenta que debe haber un trabajo de cada parte. La psicología industrial indica que hay que conocer aptitudes tanto del personal como las aptitudes que requiere el oficio que se debe realizar.

Cuando un oficio requiere de capacidades muy específicas, complejas o elaboradas, la psicología industrial recomienda que se debe trabajar en conjunto con el personal para que se pueda conseguir la manera de adaptar, rediseñar o reorganizar el oficio para que sus capacidades sean desarrolladas, aprovechadas y ejercidas de mejor forma.

Por su parte, cuando en la psicología industrial habla de “voluntad para trabajar”, se señala que esto supone un problema meramente psicológico. En este sentido, cuando no existe un incentivo económico considerable o suficiente, se comienza a disminuir la cooperación laboral, ya que la voluntad que tiene una persona por ejercer un trabajo no puede ser “activada” cuando se ofrece un bajo precio.

La psicología industrial y el reclutamiento de personal

Cuando hablamos de alguien que se dedica a la psicología industrial, tenemos que resaltar que una de las funciones profesionales más recurrentes que se designa en este sentido es el reclutamiento y selección de personal en ambientes organizacionales (industrias, empresas, instituciones, entre otros).

En este aspecto, la psicología industrial comprende varias herramientas o procesos para realizar este trabajo de selección, el cual no solo se aplica ahí, sino que hay una metódica aplicada desde el reclutamiento, ya que se necesita captar la atención de un grupo de personas en específico.

Así bien, cuando se trata del reclutamiento, la psicología industrial utiliza dos tipos de descripción, estas son:

Descripción genérica: En esta descripción se señala lo que requiere la organización, cuales son las vacantes y qué se requiere para ocupar esos puestos, esto se hace de la forma más idónea para que el proceso de selección se simplifique.

Descripción especifica: Acá se procede a analizar la vacante, se realiza una lista donde se evalúan las capacidades y requerimientos del puesto de trabajo, se diseña el proceso de selección. La psicología industrial aplica en este proceso varios métodos, los cuales son: una entrevista inicial, evaluación de conocimientos generales y pertinentes al caso, test de habilidades y talentos, estudio socioeconómico, estudio médico, entrevista final, entre otros. Por último, cuando ya todo el proceso finaliza, se recurre a la asignación y asesoramiento en las áreas de acción.

Psicología industrial en la selección de personal

Como ya hemos mencionado, en la psicología industrial es primordial que se evalúe cada aspecto con respecto al ambiente laboral, como también en cuanto al personal. De este modo, cuando se busca realizar una nueva contratación se tiene que tener en cuenta todo lo referente al puesto de trabajo, las capacidades que se necesitan y todo lo que se requiere para cubrir todo o la mayoría de aspectos con respecto al trabajo.

Así bien, luego de aplicar la estrategia re reclutamiento, corresponde el proceso de selección. En la psicología industrial se define a la selección del personaje como el proceso mediante el cual se determina que una persona es apta para ejercer lo requerido en un puesto de trabajo.

En este sentido, hay que analizar muy bien lo que se requiere cuando se habla de “persona apta” para un puesto de trabajo. Para determinar esto hay que tener en claro cuales son las necesidades que tiene la empresa, organización o industria, así como las aptitudes de las personas por las que se está optado.

Este análisis es el que lleva a la psicología industrial a tener que determinar todos los aspectos referenciales, es decir, todo lo relacionado a la organización que requiere de la selección. En este punto salen a relucir aspectos como el talento humano con el que se cuenta y el que se necesita.

Para determinar la selección, la psicología industrial utiliza varios métodos, entre los que resaltan ciertas herramientas básicas como pruebas y exámenes físicos, de inteligencia o demás aspectos que sean de interés para la organización, cosa que debe determinar la psicología industrial en un estudio previo a todo este proceso.

Aspectos interesantes de la psicología industrial

La psicología industrial debido a su objetivo de estudiar los procesos mentales que propicien mejoras en el ámbito laboral, debe realizar un proceso de estudio muy metódico en todos los aspectos que se tengan que realizar, desde el reclutamiento hasta el simple análisis del espacio laboral.

Cuando la psicología industrial busca estudiar el comportamiento de las personas en el área laboral, tiene que separar tres tipos básicos de individuos según su función, de este modo, las personas son consumidores, trabajadores o directivos. En esta diferenciación se resalta que cada persona cumple con una actitud y comportamiento diferente, por lo tanto, el estudio psicológico de estos debe ser particular y enfocado en los aspectos que le confieren.

Con respecto a otros factores que toma en cuenta la psicología industrial cuando se tiene que estudiar algún proceso mental relacionado a un puesto de trabajo, se tiene que mencionar que lo básico es analizar el proceso de adaptación que tiene la persona en su espacio laboral, cómo realiza las actividades que le confieren y cómo es la integración de la persona con el puesto de trabajo y el resto del personal.

Por otra parte, la psicología industrial, busca comprender por qué un trabajador toma cierta actitud, cómo afecta e influye la motivación, cómo se desarrolla la conducta de determinado trabajador dependiendo de su entorno laboral, si se ve en sugestión ante la supervisión o un puesto mayor, así como también a todas las afecciones de tipo psicológicas que pueden aparecer por causa de factores meramente del ámbito laboral.

Todo sobre la psicología industrial

Objetivo de la psicología industrial

Sabiendo todo lo que le confiere a la psicología industrial, podemos llegar a una conclusión bastante precisa. Esta ciencia busca enriquecer el conocimiento sobre todos los factores que favorecen y afectan los procesos en el ámbito laboral. De este modo, gracias a la psicología industrial se busca mejorar la calidad de servicio de una organización, así como también se busca mejorar el estado de las personas que trabajan allí.

Seguramente, muchas veces has oído a personas quejarse de su trabajo o de su jefe, esto puede quedar como una simple queja, pero a la larga, este tipo de problemas o incomodidades puede afectar a la persona en cuando a lo psicológico y puede acarrear problemas más graves. Así mismo, estas mismas afecciones afectan en general al servicio que presta determinada organización, ya que, aunque el personal paso por un proceso de selección, si el ambiente laboral no es el adecuado, esta persona no va a rendir ni a desempeñarse como se creyó en un principio.

Así bien, conociendo la psicología industrial podríamos decir que es un medio por el cual se busca mejorar el ámbito laboral en todos los sentidos y esto se hace especialmente bajo el estudio constante de todos los factores que se puedan presentar en el trabajo, bien sea una empresa, industria, instituto u otro ente organizado.

Gracias a la psicología industrial también podemos saber o tener conocimiento de que la calidad del resultado laboral está completamente influenciada por las condiciones de dicho trabajo y en este sentido podemos estar hablando hasta de algo tan simple como el color del lugar.

La psicología industrial busca entonces, en líneas generales, evitar los problemas psicológicos que afecten tanto al oficio como al personal y aplica también los métodos determinados en procesos previos para que se eviten problemas a futuro.

Quien se dedica a esta rama de la psicología aplicada debe ser muy detallista, porque como ya mencionamos, se trata de un oficio que requiere el ojo atento que detalle cada aspecto del espacio laboral en todos los sentidos. De este modo, recae un gran peso sobre el que se encarga de ese oficio en una organización, ya que esta función que podría considerarse muy simple, podría afectar a todo el rendimiento y resultado general de una empresa o industria.

Sobre Alberto Vivancos 16 Artículos
Psicólogo especializado en consulta clínica privada.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*