¿Cuáles son las hormonas de la felicidad?

Hormonas de la felicidad

Todos hemos oído hablar de las hormonas de la felicidad. El cuerpo humano tiene la capacidad de producir una serie de hormonas relacionadas con esta sensación; de las cuales tres tienen la responsabilidad de dar motivación, placer, aliviar el estado anímico y causar felicidad, sus nombres son dopamina, serotonina, adrenalina y endorfina. La manera más rápida y efectiva para incentivar la producción de estas hormonas es a través de la activación de la sexualidad así como de las visualizaciones y situaciones placenteras.

Principales hormonas de la felicidad

 

Las endorfinas

Son neuro-péptidos que se liberan por medio de la médula espinal y del torrente sanguíneo. En el organismo, funcionan como opiáceos naturales, pudiendo llegar a tener hasta 20 veces mayor potencia que los medicamentos que se venden contra el dolor en las farmacias.

Actividades tan elementales como bailar, escuchar música, caminar, tomar un baño, comer chocolate, hacerse un masaje, meditar o disfrutar momentos entre los amigos, hace que se incrementen sus niveles en sangre, lo que es de total beneficio ya que estas desempeñan un importante rol en las funciones esenciales para la salud como:

  • Promover la calma y crear estados de bienestar
  • Mejorar el humor y retrasar el proceso de envejecimiento
  • Disminuir el dolor
  • Reducir la presión sanguínea y potenciar las funciones del sistema inmunitario
  • Combate los niveles de adrenalina elevados que se asocian a la ansiedad

Hormonas de la felicidad

La serotonina

Para muchos esta es la hormona del placer y del humor, pues es la encargada de hacer la felicidad. La serotonina no solo influye en el humor, sino que regula el apetito, el sueño y la presión.

Como si no fuese suficiente, actúa en el sistema nervioso central como neurotransmisor inhibiendo la ira, temperatura corporal, agresión, capacidad de descanso e inclusive en la sexualidad.

La dopamina

Es una hormona y neurotransmisor del sistema nervioso central liberada por el hipotálamo, cuya disminución en el cerebro puede conllevar al desarrollo de enfermedades trascendentales como Parkinson y la Distonía.

Biosintetizada principalmente en el tejido nervioso de la médula de las glándulas suprarrenales, la dopamina es una hormona y neurotransmisor que promueve el aumento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca, pudiendo regular además la presión sanguínea.

Son muchas las funciones que desempeña en el cerebro, empezado por el hecho de que influye en el comportamiento, pero también ejerce  autoridad en la actividad motora, cognición, motivación,  humor, sueño, aprendizaje y atención. En cuanto a la experiencia del placer, el papel de la dopamina ha sido fuertemente cuestionado por diversos investigadores, quienes argumentan que se asocia mejor al deseo anticipatorio y la motivación.

La Adrenalina

Es una de las hormonas de la felicidad de la que al menos se habrá oído hablar alguna vez. En el organismo su función es vital, debido a que segregada frente a situaciones de peligro o tensión, permitiendo la reacción rápida para encarar circunstancias inesperadas.

Al ponerse en acción es capaz de desencadenar diferentes respuestas, cada una apuntando a responder a esa situación de peligro. Incrementa la respiración y la presión arterial, lo que le aporta a los músculos más energía para prepararse ante una posible huida o un esfuerzo mayor; asimismo agudiza el funcionamiento de los sentidos y del cerebro.

1 Trackback / Pingback

  1. ¿Es el déficit de serotonina el causante de la ansiedad? Psiqueviva

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*