Trastorno de identidad disociativa (TID)

Trastorno de identidad disociativa

La persona que padece el trastorno de identidad disociativa (TID) puede adoptar hasta cien identidades distintas, en ciertos casos cada una de estas identidades son completas, con gestos propios, tono de voz y respuestas fisiológicas, independientes la una de otra, en otros casos sólo se diferencian las identidades por algunas características concretas.

En otros tiempos a este trastorno se le llamaba “Trastorno de personalidad múltiple”. El DSM IV, modificó el nombre de este trastorno llamándolo trastorno de identidad disociativa, debido a que lo que define a este trastorno es que los aspectos de la identidad del individuo están disociados. La identidad “huésped” es por lo general la que se convierte en paciente y va a pedir tratamiento. En un caso clínico se presentó una persona que tenía 3 identidades o alter ego totalmente diferentes.

Causas y aparición del trastorno de identidad disociativa

Una vez en el hospital los psicólogos pudieron concluir las causas y la aparición de cada una de las identidades, una de ellas, la más racional y sosegada apareció a los 6 años de edad, al presenciar a su madre apuñalando a su padre, la segunda identidad, un hombre obsesionado con los temas sexuales, apareció por el hecho de que su madre, en privado, lo vestía de niña entre los 9-10 años de edad. La tercera identidad de este individuo era la más conflictiva y agresiva, que le llevo a tener más de un problema debido a las conductas violentas, surgió, tras recibir una paliza por parte de una pandilla de jóvenes.

De esta forma se comprueba la vital importancia de tales hechos traumáticos para una persona, que en este caso utiliza una tendencia natural a “disociarse” como fuga de escape, a la creación de distintas identidades que hagan frente a dichas situaciones. Una forma de liberar la tensión reprimida. También se relaciona con una falta de apoyo social durante o después del abuso. La amnesia disociativa y los estados de fuga también son reacciones claras a fuertes tensiones vitales.

Criterios para el diagnostico del trastorno de identidad disociativa DSM IV

A) Presencia de dos o más identidades o estados de personalidad (cada una con un patrón propio y relativamente persistente de percepción, interacción y concepción del entorno de sí mismo)
B) Al menos dos de estas identidades o estados de personalidad controlan de forma recurrente el comportamiento del individuo.
C) Incapacidad para recordar información personal importante, que es demasiado amplia para ser explicada por el olvido ordinario.
D) El trastorno no es debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (por ejemplo, comportamiento automático o caótico por intoxicación alcohólica) o una enfermedad médica (por ejemplo, crisis parciales complejas).

Hay personas que tienen más vulnerabilidad a experimentar la disociación del evento traumático bajo este trastorno, son personas sugestionables, que se valen de la disociación para escapar del suceso traumático que les causa malestar. Cuando el trauma se hace insoportable la persona se escuda en identidades disociadas múltiples. Las personas menos sugestionables, sin embargo, tienden, ante un hecho de estas características, presentar un Trastorno por estrés postraumático (TEPT).

La mayor parte de los estudios indican que el TID está causado por traumas infantiles. Putnam y otros (1986) examinaron 100 casos y descubrieron que 97 de los pacientes habían experimentado en algún momento traumas significativos, por lo general abuso sexual o físico.

Película Múltiple en la que se presenta el trastorno de identidad disociativa

En la película Múltiple estrenada en 2017 el protagonista sufre de TID, y adquiere más de 20 personalidades distintas bien definidas y completas. Dicho trastorno queda muy bien reflejado en esta película, en la que aparece también la psiquiatra del protagonista aportando información relevante. Viendo su actuación nos podemos hacer una idea del sufrimiento y de las dificultades por las que pueden llegar a pasar este tipo de personas.

Bibliografía consultada:

Barlow, D.H. (2003) Psicopatología. Ed Thomson.

Sobre Rafa Aragón 202 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia y La mente es maravillosa.

    • Le molestarían, sobre todo, desde el punto en la relación con los demás, ya que al disociarse le causaría problemas con las personas que habitualmente interacciona. Y más si este Alter ego es capaz de meterte en líos.

      Un saludo Astrid, gracias por comentar.

  1. ¡Ve tío!, ¿será posible que una persona con TID sufra al mismo tiempo otros trastornos?
    Es que sospecho que ella sufre bulimia, trastorno de ansiedad y otros pero le pregunto y nos dice que no; además abusa de cocaína, la vemos cuando lo hace y aún así lo niega: dice que no lo recuerda.
    Estamos muy confundidas con su comportamiento. ¿Me ayudas?

    • ¡Hola Sandra! Justamente, las otras personalidades son vías de escape. donde utiliza esas personalidades (de forma desmedida/exagerada) para liberar lo que no puede de otra forma (osea no puede ELLA como es)
      Todo esto se debe a que su persona no puede resistir y/o no ha podido en el pasado, tanto sufrimiento. Obviamente es normal que abuse de drogas o sea super agresiva cuando incluso no es así en realidad, entonces lo olvide o no sea consciente cuando realice esas acciones. Puede realmente no recordarlo porque son mecanismos de defensa. Cada día se pondrá peor si no se trata y sigue acumulando dolor, culpa, bloqueos de memoria.
      Mi facebook es : Aby Baggini. quizás pueda ayudarte, depende de donde seas será la medida en que pueda 🙂 Es bueno que compartas lo que te pasa, siempre habrá alguien que te ayuda y vos ayudarás a alguien más con tu inquietud o testimonio 😀

  2. En la película, uno de las personalidades del paciente tiene un trastorno compulsivo. Podría entonces llegar a dar el caso de que uno de las personalidades también sufriese de TID?

  3. Hola, he visto la película, me he informado sobre el trastorno, pero tengo una duda que me ha estando dando vueltas la cabeza, se que pudiera ser algo tonto de pensar pero… ¿Seria posible crear personajes por un propio beneficio?, osea, ¿Seria capaz una persona de crear un personaje a voluntad, con habilidades que el “huésped” no tenga?, como mas fuerza, mayor condición física.
    Es una duda que me gustaría aclarar.

    • Hola Hans, no es nada tonto lo que comentas, al contrario es muy coherente. Decirte que precisamente lo que hace la identidad “huésped” es ir creando identidades conforme se presentan situaciones que escapan de los recursos que el cree tener. Al verse débil y vulnerable, sin capacidad para afrontar la realidad aparece la disociación creando una identidad que le proteja.

      Como aparece en la película, aunque tiene bastante de ficción, al verse tan vulnerable hasta el punto de querer perder la vida por no ser capaz de asumir la realidad en la que se ve envuelto, crea un personaje con una fortaleza sobrehumana. Aunque claro esto último como te indico va más con la ficción, en la realidad lo habitual no son este tipo de cosas, sino una disociación de lo que no cree ser capaz de soportar.,

      Espero haber aclarado tus dudas. Muchas gracias por tu comentario. Un saludo.

Deja un comentario