Saltar al contenido

Descubre cómo el desorden influye en tu estado de ánimo

1 septiembre, 2020

Por increíble que parezca, existe una estrecha relación entre los espacios y nuestro estado de ánimo, expone Gisela Morón, especialista en neuroarquitectura y creadora de ELDULCEHOGAR. ‘’La unión de la neurociencia y la arquitectura ha demostrado que en los espacios existen variables que influyen directa e indirectamente en nuestro estado de ánimo. Al relacionarnos con un espacio, se identifica actividad cerebral y hormonal que varía según un diseño, los colores, la iluminación, la decoración y el tamaño de un área’’.

Así como una habitación limpia, ordenada e iluminada genera tranquilidad y estabilidad; el desorden obstaculiza el equilibrio emocional y psicológico. Por ende, propicia una serie de situaciones negativas que generan más estrés por sí mismas. ¿Cómo ocurre esto?

 

Efectos negativos del desorden en tu estado de ánimo

 

Para empezar, el desorden provoca cansancio. La desorganización es una constante fuente de agotamiento visual, pues el cerebro procesa el desorden como un cansancio extra. Además, según las investigaciones, los cuartos pocos ventilados tienen baja concentración de oxígeno y alta densidad de nitrógeno. Por lo tanto, una persona duerme mejor en un ambiente ordenado.

 

Pero además, el desorden te roba el tiempo y la energía. Ese tiempo libre que podrías invertir en actividades productivas o de mero entretenimiento, lo gastarás intentado localizar esa prenda, libro o llave que no encuentras por ningún lado. Para evitar caer en este círculo vicioso, debes establecer un sistema organizado para cada pieza importante de tu hogar. De no ser así, vivirás en un eterno estado de frustración por no tener las cosas necesarias en el momento idóneo.

 

No mantener tu hogar ordenado, provocará un sentimiento de culpa que puede causar un daño emocional. Además, el desorden refleja algún problema interno que debes solucionar. Según la psicóloga María del Carmen Valenzuela, el dormitorio refleja y proyecta el orden de cada persona a nivel mental.

 

A veces el desorden se ocasiona debido al acumulamiento de objetos en el hogar. La psicología afirma que las personas que acumulan objetos innecesarios -pues les cuesta encarecidamente deshacerse de ellos- desarrollan miedo al cambio, a ser olvidados y viven en una constante inestabilidad. Por otro lado, un ambiente desordenado motiva un tipo de pensamiento errático. Es decir, un pensamiento que consta de ideas sin ningún tipo de rumbo, una gran barrera para la resolución de problemas.

 

Otro punto importante, es que un hogar desordenado restringe tus relaciones interpersonales. Por vergüenza, dejas de organizar reuniones o recibir visitas. Y si las recibes, generas un ambiente incómodo para tus amigos y familiares, por lo tanto, no querrán visitar tu hogar. Si convives en pareja, la falta de orden y limpieza podría convertirse en un motivo para una ruptura sentimental.

 

Finalmente, el desorden te roba toda iniciativa. Un ambiente desordenado no te motiva a trabajar ni a estudiar. Esto es sobre todo un peligro para las personas que trabajan en casa, pues la desorganización disminuye su productividad tanto en su vida profesional como personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Inspiration S.L. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Digital Inspiration S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.