¿Es el déficit de serotonina el causante de la ansiedad?

Ansiedad por déficit de serotonina

Según indican las últimas investigaciones el déficit de serotonina puede ser causa de depresión y ansiedad; las epidemias de nuestra sociedad actual. Afecta de diferente forma a mujeres y hombres, y están asociados más trastornos de los que pensamos, como veremos a continuación.

¿Por qué la serotonina tiene un papel tan relevante en nuestro comportamiento y en el estado de ánimo? Sabemos, gracias a la ciencia, que la serotonina es la sustancia química cerebral responsable de que nos sintamos bien, que tengamos un buen estado de ánimo y que nos encontremos relajados y seguros de nosotros mismos. Es por esto que no es de extrañar que la serotonina baja en sangre suponga un gran problema para nosotros.

¿Qué supone la serotonina para el ser humano?

La serotonina es uno de nuestros principales neurotransmisores, puesto que tiene un papel muy importante para que nos sintamos bien. Se le ha llegado a llamar la “hormona de la felicidad” por los efectos positivos que desempeña en nuestro estado de ánimo. Aunque también hay otras hormonas como la dopamina, las endorfinas y la adrenalina que también forman parte de las hormonas de la felicidad

Es importante destacar que aunque comunmente se asocia esta sustancia química a nuestro cerebro, realmente el 95% de nuestra serotonina se genera en el intestino; esta es una de las causas por las que a nuestro sistema gastrointestinal se le ha llegado a llamar “segundo cerebro”. Sin embargo, la serotonina que utilizamos en nuestro cerebro, la cual nos hace sentir bien, es la que producimos en él, no la que se genera en nuestro intestino.

¿La serotonina es una hormona o un neurotransmisor? Es sencillo confundirse con esta cuestión, lo cierto es que la serotonina es ambas cosas una hormona y un neurotransmisor; es una hormona cuando circula en sangre y se genera en nuestro intestino y es un neurotransmisor cuando se genera en nuestro cerebro y es ahí donde realiza sus funciones.

Las últimas investigaciones intentan abordar la cuestión de por qué se genera tanta serotonina en nuestro intestino. Han descubierto que en este aspecto la serotonina desempeña un papel importante sobre el apetito y la digestión, siendo una de las sustancias encargadas de mandar al hipotálamo la sensación de saciedad.

Las funciones que realiza en el cerebro han sido comprobadas, y como hemos indicado anteriormente está en estrecha relación con la regulación de nuestro estado de ánimo; a esto se le suma también su importancia en nuestro comportamiento social, el deseo sexual y la libido; como también el sueño, la memoria y el aprendizaje.

El nuevo paradigma acerca de lo que se está investigando con la serotonina, va en relación a la interconexión que existe entre la serotonina que se genera en el intestino y la que se produce en el cerebro.

¿Qué consecuencias tiene el déficit de serotonina?

La serotonina comenzó a ser una palabra más familiar cuando conocimos la función de los antidepresivos, también llamados recaptadores de serotonina. La función de estos medicamentos es aumentar la producción de serotonina en nuestro cerebro.

Ansiedad y déficit de serotonina

Tanto la depresión como la pérdida de motivación y placer son algunas de las causas más conocidas por el déficit de serotonina. Sin embargo, las investigaciones han ampliado los síntomas que genera este déficit de serotonina. Estos son algunos de ellos:

  • Cefaleas
  • Baja autoestima
  • Estreñimiento
  • Sensación de tristeza, debido a la falta de luz solar (una forma natural de aumentar los niveles de serotonina)
  • Hipervigilancia
  • Insomnio

Cabe destacar que los síntomas del déficit de serotonina son diferentes en hombres y mujeres. A las mujeres les afecta más el déficit de serotonina que a los hombres. Tienen hasta el doble de probabilidades de experimentar depresión, ansiedad y otros trastornos del estado de ánimo que los hombres. En este sentido los hombres presentan más problemas en el control de impulsos y en las adicciones que las mujeres.

Ha sido demostrado que el déficit de serotonina puede causar ansiedad ya sea de una forma aislada o acompañando a la depresión. Esta asociada su influencia en el trastorno por ansiedad generalizada, el trastorno de pánico y el trastorno obsesivo compulsivo (TOC). Todos estos trastornos se tratan habitualmente con un recaptador de serotonina, un antidepresivo.

No cabe ninguna duda de que los tres principales trastornos por déficit de serotonina son la depresión, ansiedad e insominio. Se pueden presentar por separado aunque en muchos casos existe una comorbilidad, interactuando entre sí.

 

Sobre Rafa Aragón 283 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*