Saltar al contenido

Cambios de hábitos para tener una vida saludable

27 abril, 2020

Hoy día, es necesario contemplar la importancia de los hábitos saludables, pues, tal como ha declarado la Organización Mundial de la Salud (OMS), sabemos que estar sanos no significa estar libre de enfermedades, sino que esto conlleva un equilibrio entre todos los aspectos que conforman a la persona como ser bio-psico-social que es.

Por ello es que es tan imprescindible introducir cambios de hábitos tener una vida saludable. Por un lado, requerimos de alimentarnos bien, al mismo tiempo que necesitamos descansar y comenzar algún tipo de actividad física.

Últimamente, salir a caminar no ha sido tan fácil, luego de la cuarentena que se ha impuesto a fin de preservar nuestras vidas, pero, hay muchas opciones de actividades para hacer en casa, tales como yoga, pilates, mindfulness, y otras que colocan nuestra vida en un plano de bienestar.

Muchas personas no saben cómo comenzar para implementar cambios de hábitos en su vida y que puedan vivir de una manera saludable. Por ello, hoy queremos compartir contigo una serie de sugerencias que seguro te ayudarán mucho.

Consejos para lograr un cambio de hábitos

Lo primero que debemos hacer cambiar nuestro modo de vida, e implementar cambios de hábitos para tener una vida saludable es detectar cuáles son aquellos patrones que nos están haciendo daño.

  1. Identifica los malos hábitos: ¿fumas?, ¿despiertas tarde?, ¿comes fuera de horas?, ¿no dedicas atención a tu intelecto?, ¿te estás alimentando mal?, ¿ingieres alcohol en exceso?, ¿siempre eres impuntual? Identificar cualquier mal hábito nos ayudará a enfocarnos y sustituirlos por otros más saludables.
  2. Comienza por el mercado: porque, básicamente, la alimentación es primordial. Es uno de los aspectos más importantes en el ser humano. Así que, antes de ir al supermercado, haz una lista en casa. No esperes tener hambre para correr a comprar, sino que debes planificar con la mente fría e introducir en tu lista solo alimentos nutritivos. Incluye granos, verduras, carnes magras, frutas, entre otras, y evita a toda costa la bollería o las golosinas.
  3. Cocina en casa: así estarás evitando la ingesta de alimentos procesados. Si no sabes cocinar, seguro ahora podrás dedicar unas horas y aprender viendo tutoriales. Cocinar te permite conocer qué es lo que vas a ingerir, qué vas a llevar hasta tu organismo; evita el uso excesivo de salsas y bebidas azucaradas como acompañantes.
  4. Toma té: o toma agua, pero evita el alcohol o las bebidas como refrescos. Está bien si un día deseas un poco, pero jamás lo conviertas en un hábito, porque podría terminar siendo muy nocivo.
  5. Práctica alguna actividad: no importa si no puedes salir de casa, basta con colocar un vídeo y seguir los pasos. Hacer aerobics es muy divertido, si esto no te gusta también puedes bailar, practicar yoga u otras actividades que sean más relajantes, pero que te permitan estar en movimiento o hacer ejercicios de introspección. Lo importante es que, ni tu cuerpo ni tu mente se paralicen.

Más claves para tener una vida saludable

  • Evita llevar una vida sedentaria: hay pequeñas cosas que podemos hacer para evitar el sedentarismo. Si no puedes ir en bicicleta, por ahora, al menos trata de bajar y subir las escaleras de tu edificio y no utilizar el ascensor, o intenta dedicar más horas limpiando tu despensa, biblioteca, archivos, lo que sea que te permita estar fuera de cama.
  • Descansa muy bien: esto es fundamental. Es uno de los principales pilares para poder tener una vida saludable. Ya sabemos que debemos descansar de 7 a 8 horas, por lo menos, para que nuestra mente funcione de mejor manera. Sobrecargarte solo te llenará te estrés y te hará sentir saturado. Al momento de ir a la cama, apaga tu tv y deja el dispositivo móvil o cualquier aparato electrónico a un lado. Dedícate solo a tu descanso.
  • Evita estresarte: ya sea viendo excesivamente noticias fatalistas u otras. Trata de relajar tu mente. El estrés puede llegar a ser crónico y afectarte físicamente.
  • Elimina el azúcar: o al menos, trata de reducirla. Su consumo es altamente perjudicial. Es preferible que consumas frutas en su estado natural. Si deseas, no las conviertas en jugo, simplemente toma sus nutrientes de forma directa. Esto le asentará bien a tu organismo.

Tips adicionales para tener una vida saludable

  • Renueva tu imagen: no te descuides. Esto es clave. La manera en la que te percibes cuando te miras al espejo, la forma en la que te sientes al despertar, puede llevarte lejos. No solo te proyectará exitosamente delante de los demás, sino que te hará sentir bien. Dedica horas para cuidarte y consentirte. Algunas veces nos entregamos a los demás o a muchas causas, pero nos olvidamos de nosotros mismo. Evita que esto te ocurra.
  • Trabaja tu postura: mantén una postura erguida, que denote autoconfianza. Si te percibes a ti mismo de forma decaída, tu estado de ánimo será fatalista y no lograrás sentirte bien. Cada pequeño detalle es influyente para tener una vida saludable.
  • Confía en tus capacidades: quien lleva una vida saludable sabe que se cuida, que se alimenta bien, que descansa lo suficiente, pero que también tiene confianza en sí mismo para superar las adversidades. Esto forma parte de la personalidad y nos ayuda a tener bienestar psicológico. Confía en ti sin dejar espacios para la duda, eres más capaz de lo que imaginas.
  • Llénate de pensamientos positivos: no hay nada más poderoso que una dosis de pensamientos positivos. Tráelos a tu mente apenas despierte. Comienza agradeciendo y pensando en todas las cosas buenas que hay en tu vida. La gratitud te abrirá muchas puertas.

No te frustres si no logras cambios de hábitos para tener una vida saludable de un día para otro, verás que poco a poco lo irás logrando. Empieza por metas pequeñas y pequeños períodos de tiempo que luego puedes ir aumentando. Lo importante es comenzar y no desfallecer.

Toma una libreta, apunta pequeños objetivos, asígnales una fecha y empieza a introducir ligeramente todos los cambios de hábitos para tener una vida saludable que tanto necesitas. Jamás es imposible.

 

Bibliografía

-Becerra Bulla, F., Pinzón Villate, G., Vargas Zarate, M., Martínez Marín, E. M., & Callejas Malpica, E. F. (2016). Cambios en el estado nutricional y hábitos alimentarios de estudiantes universitarios. Bogotá, D.C. 2013. Revista de La Facultad de Medicina. https://doi.org/10.15446/revfacmed.v64n2.50722

-Gabriela García-Laguna, D., Paola García-Salamanca, G., Tapiero-Paipa, Y. T., Ramos, D. M., Decs, B. ), & García-Laguna, D. G. (2012). Determinantes de los estilos de vida y su implicación en la salud de jóvenes universitarios. Hacia La Promoción de La Salud.

OMS. (2012). OMS | Alimentación sana. Alimentacion Sana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Inspiration S.L..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Digital Inspiration S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.