Saltar al contenido

Psicólogos online: pros y contras

5 abril, 2020

Los psicólogos online cada día ofrecen más sus servicios a través de las distintas redes sociales, utilizando videoconferencias, o haciendo cualquier uso de las tecnologías, para tener sesiones en línea con sus pacientes.

Sin embargo, hay quienes aún se muestras reacios a esta forma comunicación. Vale acotar que, ciertamente, esta los servicios de los psicólogos en línea tienen sus ventajas e inconvenientes.

A continuación, daremos a conocer algunas de las ventajas de los servicios de psicólogos online.

Psicólogos online: pros

Entre las ventajas, cuentan las siguientes:

  1. Es un buen servicio si vives lejos de la ciudad: así no tendrías que desplazarte tantas horas para poder llegar donde está el psicólogo.
  2. Es ideal para personas con ciertas limitaciones: como las físicas, por ejemplo. Hay personas que no siempre tienen facilidad para salir de su hogar porque poseen impedimentos físicos, así que las sesiones en línea son favorecedoras. En otros casos, las personas tienen impedimentos psicológicos, como fobia social, agorafobia, u otros, entonces también las sesiones online les pueden ayudar.
  3. Los horarios son más flexibles: porque son pautados con anterioridad entre el psicólogo y el paciente. De modo que esto permite cierta flexibilidad, mientras que en la clínica podrías tener que esperar varias horas antes de ser atendido. Un dato interesante es que algunos seguros médicos incluyen atención psicológica.
  4. Puede brindarte estrategias: tal vez, no estés viviendo una crisis de ansiedad, ni ningún cuadro depresivo; puede incluso que tu salud mental sea buena, pero, contratando los servicios de un psicólogo en línea podrás aprender nuevas habilidades y conocer mecanismos de afrontamiento para mantenerte fuerte mentalmente.

Como podrás ver, son muchas las ventajas que tiene este tipo de sesión en línea. Sin embargo, también algunas desventajas.

Contras de las sesiones psicológicas en línea

Entre las desventajas cuentan las siguientes:

  1. La confidencialidad: algunos pacientes prefieren la privacidad de un consultorio para que todos los datos queden reservados. A través de las sesiones psicológicas en línea la confidencialidad pudiese verse afectada, especialmente si vives con muchos parientes.
  2. No hay un control sobre el contexto: es decir, si se presenta una situación de crisis, el psicólogo estará limitado para brindar apoyo rápido y efectivo, ya que no controla el espacio en el cual se encuentra el paciente, además de la distancia entre ambos. Hay pacientes que, incluso, requieren ser derivados a los servicios de emergencia o con los psiquiatras del centro asistencial cuando tienen ideas suicidas o están atravesando crisis complejas.
  3. El alcance de la terapia en línea es limitado: y no siempre se puede proporcionar el apoyo cuando el cuadro es complejo. Hay ciertos trastornos y problemas psicológicos que ameritan la presencia del psicólogo.
  4. No se hace una lectura completa: sobre todo si no se presenta la sesión con vídeo. En cambio, en las sesiones en vivo el psicólogo puede hacer lectura de los gestos y demás conductas. Las videoconferencias pueden aportar mucha información, pero la interacción real es mucho más enriquecedora y reveladora.
  5. Los fraudes: lastimosamente, no todos los psicólogos en línea son tan profesionales como lo aparentan y, desafortunadamente, hay personas que suplantan la identidad de otras. Esto no ocurre cuando acudes a una sesión real, en vivo, en una clínica.
  6. Encontrar el psicólogo ideal puede tomar tiempo: a diferencia de si conoces ya un centro especializado. Por ejemplo, hay quienes se dedican a la psicología positiva, mientras que otros trabajan desde otro enfoque. Entonces, si no es alguien de quien has escuchado recomendaciones en tu ciudad, podría costarte más tiempo la búsqueda.

Otras ventajas y desventajas de los psicólogos online

Además de las mencionadas, también hay más ventajas y desventajas. Por ejemplo:

Cuentan también como ventajas:

  • El contacto, sin importar las distancias.
  • El contacto no está sujeto tampoco a la temporalidad: pues, siempre que el pago de tus sesiones lo cubra, podrás contactar a tu psicólogo online de forma asincronica o sincrónica. Es decir, por chat o por medio de un correo electrónico.
  • Las sesiones se registran con más rapidez y facilidad: mientras vas charlando, el psicólogo puede ir apuntando todo de manera directa en su ordenador, y rápida. Puede que incluso cuente con aplicaciones para esto.
  • El psicólogo siempre tendrá la información “a mano”: no es necesario buscar historias médicas entre archivos, sino que todo lo tendrá en su directorio electrónico y, a partir de allí, puede hacer nuevas inferencias. Siempre tendrá acceso para hacer nuevas lecturas de cada sesión.
  • El psicólogo puede proveer materiales en línea para el paciente: y esto es maravilloso porque el paciente los puede obtener en tiempo real, si la sesión se lleva de forma sincronizada. De forma instantánea, puede recibir lecturas, archivos, o cualquier recurso.
  • El costo suele ser menor cuando se trata de sesiones en línea: y esto es una ganancia, ya que, en lugar de una, podrías tener fondos para una segunda sesión.
  • La sesión en línea puede ser más reveladora: sobre todo para quienes tienen dificultad al momento de expresarse, o se sienten cohibidos ante la presencia del especialista. Por medio de sesiones en línea, el paciente podría tener más facilidad para interactuar y compartir sus emociones y sentimiento.
  • Encontrar apoyo en grupos: u otras redes que el especialista haya creado. Estos grupos son ideales para encontrar apoyo psicológico cuando el paciente requiere de seguimiento, o de interactuar con otras personas que le comprendan para tener más capacidad de afrontamiento.

También son desventajas los siguientes hechos:

  • No es recomendada para trastornos graves o psicopatologías que ameriten consulta psiquiátrica: y esto es importante saber, aunque el psicólogo podría darse cuenta y quizá derivarlo, pero, ante estos casos, lo mejor es acudir directamente con un psiquiatra, especialmente si requiere tratamiento farmacológico.
  • La comunicación: puede sufrir interrupciones técnicas, así como también puede ocurrir que, al no poder percibir cada detalle, el psicólogo no pueda establecer el diagnóstico más apropiado.
  • La presencia de hackers o de piratas informáticos: siempre es una posibilidad, entonces, nuevamente, la confidencialidad quedaría entredicha.
  • Es más difícil establecer límites legales: cuando el paciente y el psicólogo son de estados, o países diferentes.
  • No todos los psicólogos están adaptados a esta modalidad: y, aunque ofrezcan sus servicios en línea, no hay certeza de que lo esté haciendo de la mejor forma.

Lo cierto es que cada día abundan los servicios de psicólogos online y para ello también es recomendable que los profesionales de esta área de la salud cuenten con cierta formación.

Referencias bibliográficas:

  • Albores Gallo, L., & Estañol, B. (2001). TICS. Diagnóstico, fisiopatología y tratamiento. Salud Mental.
  • Caso, A. (1977). Depresión. Gaceta Medica de Mexico.
  • Domínguez Tejada, F., & Domínguez Ruiz, M. (2012). Aplicaciones de Enfermería basadas en TIC ́s. Hacia un nuevo Modelo de Gestión. ENE, Revista de Enfermería.
  • Fernández Silano, M. (2014). La Salud 2.0 y la atención de la salud en la era digital. Revista Médica de Risaralda.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Inspiration S.L. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Digital Inspiration S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.