¿Existe relación entre la psicología y el blackjack?

La psicología del blackjack

Cuando se trata de juegos de cartas, el blackjack es uno de esos juegos excepcionales en los que el jugador en realidad tiene el poder de incidir en el resultado de una mano. A diferencia de lo que sucede en las máquinas tragamonedas, en el blackjack los jugadores pueden usar su habilidad para reducir la ventaja de la casa y aumentar sus ganancias. La psicología tiene tanto peso en el blackjack que la más mínima distracción puede echar a perder el juego y convertir una mano ganadora en una perdedora.

Relación entre la psicología y el blackjack

Si alguna vez pensaste en jugar blackjack hay varias cuestiones que tener en mente. Para empezar, lo que se recomienda es entrar al casino de buen humor y con actitud positiva. El tener éxito en el blackjack implica eliminar cualquier tipo de duda acerca de una posible derrota. La clave para ganar en este juego es siempre mantener la calma, nunca hacer saber al casino lo que se está pensando. En caso de tener una mala racha lo recomendable es mantener la calma y apegarse a la estrategia trazada previamente.

Al momento de comenzar una partida, al igual que sucede en la vida en momentos claves e importantes, es importante tener una estrategia o un plan a seguir, porque es un juego de habilidad en la que un plan de juego hace la diferencia en el resultado final. El abandonar la estrategia al perder una mano es una mala idea y echará a perder todo. Aquí es donde entra la psicología, porque el mantener la calma hará entender que cada mano es independiente de la otra, no están vinculadas. Dos manos perdedoras en fila no implican que la próxima siga esa tendencia, la mente debe estar plenamente clara para que funcione la estrategia.  

Cartas blackjack

La importancia de la retirada a tiempo

El mantener una mente clara es fundamental en la psicología del blackjack, porque de esto depende tener una noche de ganancias o una de derrotas. En este sentido también es importante recalcar que siempre es necesario saber cuándo dejar la mesa, hay noches en las que no se puede ganar y eso debe quedar claro. El control de los impulsos debe prevalecer en todo momento y en estos momentos cuando la psicología tiene sus mayores efectos sobre el destino de la partida.

Esta misma lógica es aplicable en los casinos en línea que tanto se han puesto de moda, en los que se puede jugar blackjack con dealers en vivo gracias a la avanzada tecnología que les permite hacer streaming en alta definición. Si bien no existe una interacción física con el dealer, esto no quiere decir que la batalla mental esté ganada, pero lo cierto es que no pueden ver nuestros gestos y actitudes, eso se tiene a favor.

Con todo esto queda más que claro que el poder de la mente importa bastante en la mesa de juego, lo cual no pasa al presionar el botón de giro en una máquina tragamonedas. No por nada es el blackjack uno de los juegos más apasionantes y jugados del mundo del azar

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*