La enfermedad: corea de huntington

La enfermedad de Huntington se caracteriza por ser genética. Es degenerativa ya que se sufre un desgaste en las neuronas de ciertas partes del cerebro. Existe un 50% de probabilidades en la transmisión de padres a hijos.

 Su causa está implicada en un defecto genético en el 4º par cromosómico. En este segmento del cromosoma hay una repetición de ADN, denominada repetición CAG, en las personas normales hay una frecuencia de repetición de entre 10 y 28 veces, mientras que en las personas con corea de Huntington hay repeticiones de entre 36 a 120 veces. A mayor número de repeticiones la enfermedad tiene más probabilidades de aparecer en una edad más temprana. Lo más común es su aparición en la edad adulta, manifestando los síntomas a mediados tercera y cuarta década.

Los síntomas afectan al movimiento normal de individuo, a cambios y alteraciones del comportamiento y produce demencia a medida que se avanza en edad.

Los movimientos anormales se manifiestan en espasmos rápidos y súbitos en las distintas partes del cuerpo, se pueden caracterizar también en ser lentos e incontrolables, incluyendo muecas y una marcha inestable.

Los problemas en la conducta y el comportamiento presentan paranoia, psicosis, irritabilidad, malhumor, alucinaciones y comportamientos antisociales. Estos problemas en la conducta pueden aparecer antes que los debidos al movimiento.

En la demencia los cambios se producen de forma más lenta y progresiva, afectando a la memoria, la personalidad, el lenguaje y capacidades del individuo.

Para poder diagnosticar esta enfermedad el médico aparte de hacer un examen físico al individuo e informarse sobre sus antecedentes familiares. Hace un examen neurológico mediante una tomografía computarizada de la cabeza para comprobar una posible pérdida del tejido cerebral. También se puede comprobar a través de una resonancia magnética o una tomografía por emisión de positrones (TEP)

Para esta enfermedad no existe aún una posible cura concluyente, los tratamientos que hay son para reducir el efecto de algunos de los síntomas.

Como los bloqueadores de dopamina que sirven para reducir el comportamiento y movimientos anormales.

Las personas que padecen la enfermedad de Huntington requieren de atención por parte de familiares y profesionales, cuidados y vigilancia especial. A medida en que la enfermedad va avanzando el cuidado requiere de mayor atención, hasta el punto de que el individuo tenga una supervisión de 24 horas. Ya que la mayor causa de muerte en estas personas es la de suicidio por depresión.

[dailymotion id=x739ee]
Por: raulespert

Recomendado

Sobre Rafa Aragón 269 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*