¿Conoces la envidia? Aprende de esta emoción

ojos de envidia

ojos de envidia

La envidia, al igual que cualquier emoción que se nos presenta en nuestras vidas tiene una función, una alerta que se dispara indicándonos que existe un problema particular el cual es importante atender.

¿Qué es la envidia?

“Es una reacción de dolor que intenta destruir lo que el otro tiene cuando percibimos que ese otro ha alcanzado algo que deseamos y que no hemos logrado”. (N. Levy 2000).

La envidia está considerada como una emoción negativa, está muy mal vista y por lo tanto nos han enseñado desde niños a reprimirla, no obstante es una emoción que nos invade en muchas situaciones, se quiera reconocer o no. Reprimir esta emoción apartarla como si no formara parte de nosotros no es una buena opción. Es como si nuestro coche nos diera la señal de que se está calentando el motor y tapásemos la lucecita con un papel.

El sentido de la envidia es proporcionarnos información de lo que está ocurriendo, remitiendo a un problema en particular. Si escuchamos el por qué ha aparecido en una situación concreta, entonces iremos por el camino que nos indica cómo resolver el problema.

Se suele pensar que la emoción es el problema, por eso se le llama “emoción negativa”, como al miedo, la rabia, tristeza, culpa, etc. Sin embargo son totalmente necesarias y aprovechables, ya que nos proporcionan información muy interesante. Estas emociones se convierten en problemas cuando, debido a nuestra “ignorancia emocional”, desaprovechamos esta información y además vemos la emoción como el enemigo a combatir. Lo cual genera sufrimiento y sigue manteniendo el problema por el que surgió la emoción, empeorando la situación.

El aprendizaje de la envidia

Como he comentado antes la envidia socialmente está muy mal vista, hasta el punto que incluso se utiliza como insulto humillante; por lo que no es de extrañar que al sentirla nos avergoncemos y la evitemos.

Es importante entender el objetivo de la envidia: El deseo de destrucción del otro o sus logros no es el objetivo central de la envidia. El objetivo central es la eliminación de un contraste cuya percepción produce un dolor. (N. levy 2000)

 

Recomendado

Sobre Rafa Aragón 269 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

1 Trackback / Pingback

  1. Problemas de pareja que llevan a la separación - El Poder de la Mente

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*