Saltar al contenido

Cambios en el comportamiento de la mujer durante la ovulación

22 enero, 2020

Durante el ciclo menstrual todas las mujeres experimentan cambios hormonales, sin excepción. La ovulación surge a mediados del ciclo con unas consecuencias para la mujer muy características, puesto que se presentan una serie de cambios en su comportamiento. ¿Quieres saber cuáles? Los detallaremos a continuación…

Cada 28 o 30 días se inicia el flujo menstrual en cada mujer, mientras todo vaya bien. Esta regularidad en el ciclo es indicativo de salud. Toda mujer experimenta durante el ciclo unos cambios físicos y también comportamentales debido a las hormonas. Todos estos cambios se comenzaron a investigar hace medio siglo. Estudiando la complejidad de estos cambios se ha podido observar incluso alteraciones emocionales. Aunque cada mujer lo vive de una forma distinta, los síntomas de ovulación están bien marcados y suelen seguir una serie de pautas.

¿Cómo influyen las hormonas en el comportamiento de la mujer durante la ovulación?

Los cambios hormonales más importantes que se producen durante el ciclo menstrual son las variaciones importantes de las hormonas femeninas, la progesterona y los estrógenos. Los estrógenos aumentan hasta 6 veces sus niveles desde el primer día de menstruación hasta el momento de la ovulación. ¿Esto cómo repercute en la mujer?

Comportamiento de la mujer durante la ovulación

La mayoría de las mujeres informan de que se sienten muy distintas los días antes a cuando va a llegar la ovulación. Gracias a las investigaciones podemos saber que lo que ocurre es que la variación de estos niveles hormonales desencadena una serie de cambios en el comportamiento de la mujer como:

  • Los sentidos se hallan en un estado de máxima sensibilidad, en especial el oído el olfato y la vista.
  • Sensibilidad al dolor más baja que en otros momentos.
  • Hay mujeres que dicen sentirse con más energía y vitalidad justo en el punto medio del ciclo.
  • Se produce un aumento del interés sexual.
  • Aumento de lubricación vaginal.
  • Variación de cambios de humor.

Uno de los síntomas físicos que se produce en algunas mujeres, son los dolores agudos durante la ovulación.

Características más representativas de la ovulación

Cuando la mujer está ovulando presenta una serie de cambios muy característicos asociados directamente con este proceso, que no solo pasan por el comportamiento y el estado psicológico, sino también por lo físico:

Frecuentes dolores durante la ovulación

No te asustes si sufres de continuos dolores en este periodo, ya que es bastante habitual experimentar dolor cuando tus ovarios están liberando el óvulo.

Dolores en la ovulación

Mayor atracción durante la ovulación

Diversos experimentos han demostrado que la testosterona de los hombres aumenta ante una mujer que está en pleno proceso de ovulación. Esto sucede gracias a nuestro legado primitivo, donde lo hombres tenían que luchar por llamar la atención de las mujeres más fértiles.

Defensas bajas durante la ovulación

En este momento hay que llevar especialmente cuidado de los contagios y los virus que puedan estar al acecho. Aumenta el riesgo de resfriarse e incluso de tener la gripe. También hay que que tener una mayor atención con los posibles contagios por enfermedades de transmisión sexual (ETS).

El momento de la ovulación es el más propicio para que durante las relaciones sexuales el espermatozoide pueda fecundar el óvulo, antes de que este se desprenda y de paso a la menstruación. Durante este momento del ciclo muchas mujeres que quieren quedar embarazadas lo intentan con una mayor probabilidad de que se produzca la fecundación.

Cuando termina el ciclo de ovulación, habitualmente se produce otro ciclo antes de la menstruación que también queda marcado por otros cambios significativos. Este ciclo que da paso a la menstruación se llama síndrome premenstrual (SPM).

Estos cambios comportamentales en la mujer durante el periodo de ovulación pueden ser diferentes en cada una de ellas, variando la intensidad y la forma de vivir los síntomas. Sin embargo, debido a estos cambios hormonales, si es cierto que toda mujer experimenta unas sensaciones y cambios en su comportamiento que marcan una diferencia con respecto otros días del ciclo menstrual. Tanto el día de la ovulación como el día anterior son los días más fértiles de las mujeres, lo cual quiere decir que si no utiliza protección en estos días, tiene más posibilidades de quedar embarazada.

Ovulación y embarazo

Evidentemente para una mujer es imprescindible conocer su propio cíclo de ovulación si está buscando un embarazo. la ovulación y el embarazo van de la mano. Hay mujeres que tienen una mayor facilidad para reconocer su ovulación, y otras en cambio que necesitan de test de ovulación para conocer exactamente este momento proclive para la fertilidad.

Aunque se realice el acto sexual sin protección en el momento de la ovulación, solo hay un 25% de probabilidades para que haya un embarazo. Esto es algo que puede desesperar a muchas mujeres que van buscando el embarazo con ilusión. Por lo que durante este proceso puede haber un marcado cambio de comportamiento, en relación a la frustración de no estar consiguiendo lo que se pretende, quedar embarazada.

La mujer y la Luna

Infinidad de veces se asemeja a la mujer con la luna, esto se debe en parte, porque la luna y las mujeres poseen ciclos. Mientras la única cara de la luna que podemos observar presenta diferentes semblantes, las más conocidas son: luna nueva, luna llena, cuarto menguante y cuarto creciente. Las mujeres, poseen un ciclo menstrual: período de menstruación, fase pre-ovulatoria, ovulatoria y la última fase llamada lútea. En ambos casos, es decir los dos ciclos, demoran entre veintinueve y treinta días en volver a empezar.

Las fases en el ciclo de las mujeres son consecutivas e implican tanto cambios físicos como psíquicos. Cada etapa tiene su propia característica y podríamos establecer que hay  denominadores comunes a todas las mujeres. No obstante, es muy importante resaltar que cada una sentirá y vivenciará su período de forma particular. Incluso los ciclos menstruales varían de mes a mes, porque en él repercute el estado anímico y físico de cada mujer. Asimismo, la franja etaria. No es lo mismo el ciclo menstrual durante la adolescencia, que durante la adultez o durante el climaterio. Por lo tanto, detallaremos cuáles son las posibles repercusiones anímicas que conllevan comportamientos disímiles en los días de la ovulación durante la adultez.

Cambios físicos durante la ovulación

Efectivamente en el cuerpo se suceden cambios y ellos son suscitados por aumentos de determinadas hormonas que podemos denotar en aspectos diferentes en el cuerpo así como sensaciones internas difíciles de describir. Básicamente, aumenta el nivel de estrógenos lo que a su vez implica un aumento de la hormona luteinizante, esta última encargada de romper los folículos y así liberar el óvulo maduro. Por ello el nivel que poseamos de esta hormona es tan importante en tanto su función es determinante para la reproducción femenina. Si bien, hay un día en el cual el óvulo cae, día clave para quedar embarazada, tres o cuatro días anteriores a que eso suceda, así como tres o cuatro días posteriores se consideran como parte de la etapa de ovulación y por lo tanto, propicia para procrear.

No sólo se hacen presentes las hormonas mencionadas, sino que a su vez aparece la progesterona. Ésta actúa en el endometrio, provocando que se segreguen proteínas y así acondicionar el útero para el posible óvulo fecundado. Si bien se sucede a la ovulación, no es parte de la fase en sí misma, no por ello debemos dejarla afuera para reflexionar sobre sus efectos. Al ser tan inmediatos los síntomas que producen influyen.

Un dato muy interesante es que los niveles de estas hormonas pueden ser chequeados a través de un análisis de sangre sencillo. De esta manera nos permiten averiguar si necesitamos reforzarlas en caso de tener menstruaciones irregulares, dificultades para quedar embarazada o embarazo de riesgo.

Cambios anímicos durante la ovulación

Todos los cambios en los niveles de las hormonas mencionadas con anterioridad repercuten en nuestro estado anímico y por ende en nuestros comportamientos. Es decir, nuestras conductas se ven alteradas en relación a la comida, al bienestar, al vínculo con los otros. Por ejemplo, el aumento de los niveles de progesterona incita a comer un poco más. Para algunas mujeres será las comidas dulces que se deseen durante esos días y, para otras, las saladas. Asimismo, notarán que la piel se reseca y que sus nervios comienzan a alterarse con mayor facilidad.

El cuerpo, en tanto organismo complejo y único para cada ser humano, priorizará algunas funciones y relegará otras en post de un trabajo para el que está preparado. Es decir, el cuerpo femenino se prepara para procrear y ese será el fin que buscará, de allí que durante la ovulación se sostenga que son los “días fértiles”.

Entre otros efectos posibles de observar en el exterior del cuerpo durante esta etapa son crecimiento de las mamas, en algunos casos dolor en ellas, acné, dolores de cabeza, caída del pelo. Todo ello repercute en el estado de ánimo: irritabilidad, cambios de humor repentinos, angustia y decaimiento. Esos cambios químicos que se observan en el exterior necesariamente implican un semblante que no siempre es sencillo de elaborar para transitarlo tranquilamente.

En el caso de la angustia, común en muchas mujeres, puede deberse a esos cambios físicos o a la inversa. Que sea la angustia que produzca esos cambios. De una u otra manera, se trata de un miedo en tanto reacción frente a lo desconocido. Es un estado de intranquilidad, inquietud frente a los cambios que no podemos controlar. Frente a ellos habrá dos caminos alternativos a tomar: padecerlos y con ello vivenciarlos con cierto desespero o, por el contrario, atravesarlos con la mayor naturalidad posible intentando hallar en el camino un mayor conocimiento de nuestro cuerpo y de lo que necesita durante esta etapa.

En definitiva, todos los meses, durante la adultez, el ciclo se repetirá como las caras de la luna. Mientras más aprendamos cómo funciona nuestro cuerpo, más sencillo será ofrecerle lo que necesita así como comunicarle a nuestro alrededor qué nos pasa y cómo vincularnos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Inspiration S.L. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Digital Inspiration S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.