Amor de transferencia de paciente a psicoanalista

Páginas de libro formando un corazón

El fenómeno de amor de transferencia tiene mucha importancia, por su frecuencia, por ser inevitable, por su interés teórico y por su dificultad de resolución. A muchos profesionales en consulta les ha ocurrido una situación así. Tanto si eres paciente como psicoanalista te interesa saber por qué ocurre esto. En este artículo te explicaremos lo que puedes hacer al respecto si se produce este fenómeno en el contexto de la terapia.

¿Qué es el amor de transferencia y cómo se puede resolver?

Se trata de que el paciente se enamora del analista, donde encontramos tres soluciones: separarse y por tanto abandonar la labor analítica, contraer una unión legitima, o comenzar relaciones sentimentales ilegitimas y pasajeras, siendo ésta ultima imposible dada la profesionalidad del psicoanalista.

En el caso de abandonar la terapia por haberse hecho manifiesto este enamoramiento del paciente al analista, cuando el paciente se ponga en manos de otro profesional volverá a ocurrir, y lo mismo con un tercero, etc. Por lo tanto, para el paciente hay una alternativa; o abandona definitivamente todo tipo de terapia psicoanalítica o acepta inevitablemente un enamoramiento pasajero por el analista que le trate. Respecto al analista esta situación le indica que el enamoramiento del paciente hacia él no es por sus cualidades personales, sino que se debe a la situación psicoanalítica exclusivamente.

Qué debe hacer el psicoanalista ante el amor de transferencia

El enamoramiento que surge en la transferencia no es favorable. El paciente pierde el interés por su propia cura y solo piensa en su amor y en su correspondencia, se declara totalmente curado, no presenta síntomas o no se ocupa de ellos. Es difícil para el analista no caer en el error de dar por terminada una terapia y darse cuenta de la situación.

En primer lugar se debe sospechar que todo lo que se interponga a la cura es una manifestación de la resistencia, y por tanto esta resistencia ha tenido que participar ampliamente en las exigencias amorosas del paciente.

Se dan varios factores en este fenómeno, algunos de los cuales son claras manifestaciones de la resistencia y otros están relacionados con el enamoramiento. Entre los primeros se dan principalmente, el uso de la declaración de amor con el fin de poner a prueba al analista y la provocación intensificando el enamoramiento y exagerando la disposición a la entrega sexual para después justificar la acción de la represión. Entre los segundos se dan por ejemplo, la comprobación del atractivo del paciente, el deseo de quebrantar la autoridad haciéndole pasar de analista a amante, etc.

Seria un error que el analista rechazase el enamoramiento de su paciente, moviéndolo a renunciar a su amor imponiendo la moral, ya que la someteríamos a sublimación, a renunciar a sus instintos y a devolver a represión lo reprimido. Y tampoco es fácil racionalizar lo pasional, el paciente solo vería desprecio. Tampoco está bien decirle que le correspondemos y evitar al mismo tiempo cualquier acercamiento, porque eso seria un engaño y puede tener consecuencias negativas, así como fingir cariño, ya que puede convertirse en una transferencia reciproca.

En las nubes

El psicoanalista debe ser honesto y la cura debe desarrollarse en abstinencia procurando que la necesidad y el deseo no se conviertan en los motivos de cura para el paciente.

Consecuencias del amor de transferencia

En el caso de que el analista le correspondiese su amor para satisfacer su demanda de cariño y así acelerar la cura de la neurosis, el paciente conseguiría lo que todos los pacientes desean, es decir, reproducir en la vida real algo que solo debía recordar, pero esto conlleva también consecuencias muy negativas ya que posteriormente manifestaría todas las inhibiciones y reacciones patológicas de su vida erótica sin posibilidad de corrección. Lo que dejaría al paciente con grandes sentimientos de culpa y habiendo intensificado su tendencia a la represión.

Así pues, la represión es tan negativa como la satisfacción de las pretensiones amorosas del paciente. Lo adecuado es conservar el amor de transferencia pero lo tratamos como irreal, inevitable en el tratamiento y dejamos que nos muestre el camino hacia los orígenes infantiles de su amor para poder conducir ese contenido inconsciente a la conciencia.

¿Por qué ocurre el amor de transferencia?

Hay que añadir que este amor es una repetición de reacciones anteriores, incluso infantiles y se lo demostramos analizando su conducta amorosa. Pero hay que tener en cuenta un argumento en contra de lo mencionado y es que el carácter de todo enamoramiento es así, y que este amor, como el autentico amor también persigue un fin, por lo tanto no podemos negar la autenticidad del amor de transferencia en todos los casos. De todos modos tiene características especiales como por ejemplo, que es provocado por la situación analítica, es mas ciego a la hora de estimar a la persona amada y queda intensificado por la resistencia de la situación.

El fin del analista no es otro que devolverle al paciente su libre facultad de amar para que haga uso, en su fin ultimo, en su vida real. Se trata de enseñar  al paciente a controlar su principio del placer, haciendo una exploración de sus primeros años de desarrollo psíquico, y tratando así de aumentar su conciencia respecto a estos contenidos.

 

Sobre Cristina Prieto 11 Artículos
Soy Psicóloga Sanitaria y Sexóloga Clínica. Me dedico a la evaluación, asesoramiento y tratamiento psicológico, sexual y de pareja en una consulta privada en Majadahonda (Madrid) además de atender a domicilio. Así mismo me desempeño en el área educativa como docente, impartiendo talleres de educación sexual y prevención de violencia de género. Para más información, puedes visitar mi página web: www.cristinaprietopsicologia.com

12 Comentarios

  1. No sé qué opinan pero el caso de la transferencia si merece un estudio profundo y muy serio.
    No solo en el amor sino también en la otra cara de la moneda, cuando alguien, hombre o mujer transfiere lo que no le gusta de su personalidad a alguien más.
    Es interesante porque, por lo común esta transferencia viene acompañada de un odio indescifrable que atormenta tanto al que lo siente que, en casos extremos puede llegar a la obsesión.
    Obsesión que atormenta, desgarra y perturba al grado de la locura a quién la siente.
    No sé qué opinan pero este tema me parece bastante interesante, porque me obliga a cuestionarme cuál es el verdadero origen de la obsesión.
    Cuáles son las motivaciones del obseso que encuentra en su objeto del deseo la satisfacción enfermiza a una vida tan vacía como sola y decadente.

    • Desde mi punto de vista y basándome en la experiencia vivida y sentida en mis propias carnes, te responderé a tu pregunta de un modo breve y conciso. El enamoramiento en dicho contexto analítico solo conlleva irremediablemente a la obsesión, debido a la inaccesibilidad del objeto amado inalcanzable pero siempre presente. Es una droga, su presencia y contacto continuado, la dosis, muy placentera pero igual de dañina que la cocaína. Lo que ocurre es que el significado que se le da es diferente, connotaciones románticas, aunque el efecto final sea el mismo, sino es recíproco y se alimenta la esperanza (con abrazos efusivos). A nivel fisiológico los efectos son los mismos, la mente no distingue entre sustancia química o persona. Es una adicción más de ahí posiblemente el sentimiento de odio cuando se es consciente que has generado dependencia y quieres dejarlo pero no puedes. Por lo que a mi respecta alimentar dicho sentimiento en un contexto así, es contraproducente y muy dañino para el paciente. Por respeto a la persona que se trata y ética profesional lo más indicado es derivar al paciente a otro terapeuta lo antes posible. Si es demasiado tarde debería tratarse como una adicción más y que el terapeuta inexperto fuera sancionado de algún modo o retirado de su profesión por incompetente…

      • hola laura, mi marido se enamoro de su terapeuta, por un tratamiento a las drogas que el tuvo, hace un mes le dieron el alta, el piensa en ella, busca como enamorarla, dice estar sufriendo por amor, solo que hace poco me di cuenta. porque que el dijo no amarme mas y que se va a ir de la casa y ahí me di cuenta que algo pasaba y espese a ver en su celular y encontré todas estas cosas ahí, donde el al parecer necesitas respuestas, es algo muy fuerte al parecer para querer dejar a su familia ¿ que hago ? ¿ se le pasara este amor? ¿cuanto durara ? son 20 años de casados estoy destrozada

  2. Es duro que te guste tu psicólogo, creo que a mí me está pasando. Soy consciente que no me va a corresponder, él no ha hecho nada que a mí me de pié, y por otro lado soy consciente que es una relación profesional, nada más.
    ?Pero qué hace uno? Yo no le voy a decir qué me pasa, entonces no sería capaz de volver a consulta, y considero que es buen profesional. Pero para mí es muy duro sobrellevar esto sola. A veces fantaseo con él y me doy cuenta que eso solo sirve para hacerme daño yo misma.
    Gracias por leerme.

    Un saludo.

  3. Por otro lado no sé si él nota todo esto que escribo. A mi no me ha dicho nada desde luego pero he visto que, a veces, lleva anillo, y me da mucha vergüenza porque creo que está pensando “estoy casado, no se te ocurra abordarme” …en fin… ?

  4. Hola, quería comentar lo que me pasó, hace 5 meses que estoy haciendo terapia, en las primeras sesiones hubo situaciones que me parecían particulares y a la vez me atraían, como por ejemplo que me reciba la terapeuta con ropa muy ajustada ( por ahí ella es siempre así, no lo se, pero nunca me paso en otras terapias), con los labios muy pintados de rosa, que se cruce de piernas al punto de quedar de costado, o que se ponga la lapicera en la boca mientras me hablaba, luego de eso cambió el comportamiento y se recato como lo profesional que es. El tema es que para ese momento ya me sentía muy atraído-enamorado por ella, físicamente y del lado humano.
    Acudí a la terapia por una situación particular y de pareja, hace un mes me separé. Todas las situaciones vivenciadas en las sesiones de alguna forma interfirieron en tomar mi desicion de separarme. En la ultima sesión le dije que sentía cosas por ella. La psicóloga me dijo que eso era TRANSFERENCIA… y que lo íbamos a hablar en las terapias siguientes. Ahora me pasan algunas cosas que son para mi muy confusas. Por un lado quiero dejar de ir a terapia, por otro me siento mal porque se que tengo un enamoramiento y por mas que en todos lados se explique que es irreal, todavía no lo comprendo y me duele no ser correspondido, y la sensación de que se terminó algo que nunca empezó, y tener que hacer otro duelo o sumar otro problema a los que tenia me hace estar mal. Por otra parte la psicóloga pienso que sabía que esto me iba a pasar y sin embargo me llevó hasta el fin ( con sus coqueteos) sin pensar que para mi es difícil sobrellevar esta situación dado que acudí a terapia por problemas y siento eso como un problema mas. Perdí mucha confianza en la terapeuta y por mi forma de ser me va costar volver a abrirme.
    Si se entendió lo que conté le pido que por favor me de su opinión o me pueda orientar mejor a tomar mis decisiones, sobre como continuar, muchas gracias saludos.

  5. Estimados reciban un saludo cordial. Les escribo porque he estado investigando acerca de la transferencia y contratransferencia por un caso personal, y me parece que ustedes puede darme alguna asesoría.

    Estoy acudiendo a terapia con una psicóloga por problemas de pareja. En principio estaba acudiendo solo. Llevo 6 sesiones con ella. En la cuarta sesión personal, mi esposa decidió incorporarse a la terapia. El caso es que desde hace varias sesiones he sentido una atracción muy fuerte hacia mi psicóloga.

    Ella es joven, y muy linda. Siento que irradia una personalidad interesante e intelectual, que cuando se conjuga con su atractivo físico, me resulta muy encantadora. En mi primera sesión, al verla y darle la mano…me dije que chica más linda, pero todo llegó hasta allí.

    Al sentir todas estas cosas, a veces sentía un cierto flirteo de su parte pero nada más. Siempre he pensado que son ideas mías.

    La última sesión le comenté lo que me pasaba porque he leído un poco del tema y sugieren que es beneficioso que lo comente con mi psicóloga. Luego le comenté que había leído de como hacer estas cosas, y me dijo…¿Que has leído al respecto de como se maneja?.

    Luego, me comentó que algunas veces es mejor cambiar de terapeuta (lo cual sentí de forma algo radical), sin hablar del caso porque estábamos terminando la sesión. Al final me comentó que eso lo hablaríamos en una próxima sesión individual, porque mi esposa no debía enterarse de esto.

    He leído un poco en relación a transferencia y noto que estoy en una transferencia positiva de tipo erótica. En mis lecturas recomiendan que esto sea tomado por el terapeuta para ayudar a resolver mi problema. En base a esto, le planteo ver si podría responderme estas 4 preguntas:

    1) ¿Debo cambiar de terapeuta de forma inmediata sin que este caso sea abordado con mi psicóloga?

    2) ¿Existe algún tipo de complicidad de mi psicóloga en este caso si seguimos la terapia?

    3) ¿Si yo decido seguir, y mi psicóloga no lo desea, se puede deber a alguna contratransferencia?

    4) ¿Se puede deber este caso a falta de deseos y atractivos de mi pareja?

    Saludos y de antemano, gracias por su atención.

    Carlos.

    • Carlos…
      1) No.
      2) Que queres decir con “complicidad”?
      3) Se puede deber a un millón de cosas. No especules. Que ella no quiera seguir no quiere decir que le moviste el piso, ni que esta confundida por vos. Lo que pasa es que te morís por encontrar la forma de comprobarlo…
      4) Es una buena pregunta. Seguramente algo de lo que te pasa con tu psicóloga este relacionado con eso que llamas “falta de deseos y atractivos” (parece la descripción de un parque de diversiones venido a menos). te tiro las preguntas que se me ocurren: ¿Por que las comparas? ¿Vos estas falto de deseo o ella..? No se entiende. ¿Fijate en que es lo que tanto te gusta? Ahi esta la clave…

  6. Quisiera saber… qué posibilidad hay de que este sea un amor legítimo? en el caso de que sea correspondido por el terapeuta, que se explique como la fantasía y como una mal interpretación de la aceptación incondicional y de la empatía y aún así el paciente insista en que su amor es real pero no de tipo transferencia, que posibilidad hay de que se termine la relación terapéutica y luego continúen una relación de amistad o de pareja porque el amor surgió en ambos de manera legítima? Es esto posible? es antitético? sobrevivirá o en algún momento el enamoramiento desaparecerá?

  7. Yo también me he enamorado de mi psicólogo se lo dije por mensaje que había un sentimiento por el, que no sería capaz de decírselo de frente y ya no dije más, me dijo que era transferencia y como yo también estudié psicología lo sabía, y que lo halagaba pero me dijo que era parte del trabajo psicológico, ese día sentí un balde de agua fría por que obvio el es profesional y lo sabía, pero sentí tristeza, y cuando vemos nuestros estados de whatsapp me da mucha alegría, por ahora pienso no regresar mas a terapia me da mucho miedo, mi amiga psicóloga dice que también es un sentimiento de resistencia a la terapia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*