El autoconcepto

Cuando hablamos del autoconcepto nos referimos al conocimiento que las personas tienen de sí mismas. Se trata de una representación mental que alguién tiene sobre su forma de ser o de actuar en una situación concreta o de forma permanente. Una persona está utilizando un autoconcepto cuando se define a sí misma como “buena”, “incompetente” o “activa”.

Se distinguen tres tipos de autoconcepto en Psicología:

  • El yo individual se refiere a la idea que una persona tiene de sí misma en base a sus características personales. Sirve para diferenciarse de las personas que forman parte de su mismo contexto social, y lo que se busca conseguir con esta diferenciación es ensalzarse a uno mismo. El yo individual se manifiesta, por ejemplo, cuando alguien afirma que es “muy responsable” en comparación con el resto personas. Al afirmar esto, se protege del temor a que le juzguen como irresponsable y, además, queda por encima de los demás en esa cualidad.
  • El yo interpersonal hace alusión a las relaciones compartidas con otras personas. Se manifiesta en situaciones tales como estar con la pareja, un amigo, o participar en una conversación con un familiar. Se trata de relaciones significativas, y el yo interpersonal actúa con el objetivo de mantenerlas y ensalzar al otro participante. La persona se autoevalúa y deduce su forma de actuar y de ser gracias a su comportamiento en esas situaciones, por lo que puede llegar a la conclusión, por ejemplo, de que es “un irrespetuoso” si cree que ha faltado el respeto a alguien cuando tienen una discusión.
  • El yo colectivo surge con la pertenencia de la persona a grupos y categorías sociales. Es la idea que se tiene de uno mismo como miembro de un grupo y se diferencia de la que se tiene de aquellos que pertenecen a grupos distintos. Si en el yo individual se intenta ensalzar a uno mismo, y en el yo interpersonal a la persona con la que se interactúa, el yo colectivo intenta ensalzar al grupo al que se pertenece. Se forma a partir de la identificación con el grupo. Así, si alguien afirma que es “conservador” se está incluyendo dentro del grupo de “los conservadores” – como un partido político – y está asumiendo que tiene una forma de ser y de actuar similar a la que es característica de ese grupo social.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario