Me parece excelente. Yo juego al ajedrez y cuando lo estoy haciendo siento placer y llego a ese estado de fluidez que Ud. Menciona. Creo que el hombre puede alcanzar la felicidad haciendo lo que realmente le guste.

Responder