El polígono de Willis

Polígono de willis

El polígono de Willis es una ramificación arterial que comienza con la irrigación por parte de la arteria basilar que pasa por el tronco del encéfalo, adyacente al quiasma óptico. Esta estructura es la esencia para la irrigación sanguinea de los hemisferios cerebrales.

Polígono de Willis

El circuito cerebral resultante del polígono de Willis otorga distintas vías de irrigación cerebral al sistema vascular para si alguna de éstas se obstruye, siempre esté disponible una vía de irrigación alternativa.

En esta ramificación arterial tan importante, las arterias internas carótidas se ramifican en arterias todavía más pequeñas, para suministrar sangre oxigenada hasta más del 80% del cerebro.

El polígono de willis, se llama así debido a que el neurólogo que lo descubrió y observo su función en nuestro cerebro, fue Thomas Willis, en el siglo XVIII.

 

Aunque la mayoría de las personas poseemos un polígono de Willis completo, se ha llegado a comprobar, que hasta en la mitad de la población en su polígono de Willis no hay una buena comunicación entre las estructuras, algo bastante significativo…

¿Qué sucede si queda afectado el polígono de Willis?

Si en esta estructura vital para el cerebro hubiese alguna obstrucción en su flujo sanguíneo, las áreas encargadas de ser irrigadas se quedarían sin oxígeno y sin nutrientes. De esta forma se producirían lesiones cerebrales, y las consecuencias que de esto derivarían podrían ser bastante graves, dependiendo siempre de la zona que haya sido afectada.

Los síntomas podrían ser diversos, algunas de las consecuencias de que esté afectado el polígono de Willis pueden derivar en cambios de personalidad, afasias, problemas de sincronización motora, pérdida de sensibilidad en las extremidades e incluso parálisis y debilidad en la mitad del cuerpo.

Anatomía del polígono de Willis

Esta estructura anatómica arterial que se encuentra en la base del cerebro dispone de las siguientes arterias para que haya una buena irrigación de sangre en el cerebro:

2 arterias comunicantes posteriores

Estas dos arterias establecen conexiones entre la arteria carótida interna y la arteria cerebral posterior. Sus funciones son las de conectar las 3 arterias cerebrales que se encuentran en el mismo lado del cerebro.

2 arterias cerebrales posteriores

En estas dos arterias, que se originan en la bifurcación de la arteria basilar, cada una de ellas suministra sangre oxigenada a la parte posterior del lóbulo occipital cerebral.

1 arteria comunicante anterior

Esta arteria que se origina en la porción precomunical del cerebro, en la arteria cerebral anterior, es la encargada de conectar las arterias cerebrales anteriores.

2 arterias cerebrales anteriores

Estas arterias se originan en la arteria carótida interna y están conectadas por la arteria comunicante anterior que hemos descrito antes.

Estas son las estructuras que forman el círculo arterial cerebral o polígono de Willis.

Uno de los libros de psicología imprescindibles  si queréis conocer en mayor profundidad nuestro cerebro,  es el de Francisco Mora, y su libro “Cómo funciona el cerebro”. El cual podéis ver a continuación:

Francisco Mora función del cerebro
Cómo funciona el cerebro (El Libro De Bolsillo – Ciencias)
Sobre Rafa Aragón 268 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

5 Comentarios

  1. Gracias,

    En estos momentos me estoy leyendo libros de Francisco Mora (Cómo Funciona el Cerebro, EL Sueño de la Inmortalidad – sobre el envejecimiento cerebral) y esta entrada me ha resultado muy interesante, muchas gracias,

    Un saludo,

    Jose

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*