Bruxismo: cuando tus dientes sufren a causa del estrés

dientes con bruxismo

dientes con bruxismo

El bruxismo o rechinar de los dientes es en la mayoría de casos una manifestación del estrés. Se trata de una práctica inconsciente que suele darse de noche; al estar durmiendo es cuando se tiene la tendencia a apretar y frotar los dientes unos con otros, ya que es cuando menos control se tiene.

Este hábito puede establecerse durante un periodo determinado de nuestras vidas, o puede pasar incluso a mantenerse aunque ya no persistan los síntomas de estrés. Por eso,  es recomendable acudir a un profesional cuando aparecen los síntomas del bruxismo.

El bruxismo no solo afecta a los dientes

El estrés predispone a que se establezca un hábito de bruxismo, ya que ante situaciones de preocupación y malestar es cuando suele manifestarse, mediante tensión muscular en la mandíbula, que repercute muchas veces en dolores de cabeza, de cuello y en los músculos faciales.

Cómo se  sabe cuándo se tiene bruxismo

El bruxismo al ser un hábito inconsciente, es complicado darse cuenta de la tendencia a rechinar los dientes y apretar la mandíbula, sobre todo si sucede cuando estamos durmiendo. Se sabe que tenemos bruxismo por las consecuencias, de levantarse por la mañana con dolor en la mandíbula o músculos faciales, o por una revisión de los dientes al odontólogo, que nos indique del desgaste que están sufriendo los dientes.

Bruxismo

Cuáles son los síntomas más significativos

Las personas que tienen esta tendencia a rechinar los dientes ante el estrés se ven afectados cada vez por más síntomas con el paso del tiempo, llegando a sufrir de:

Dolores de cabeza recurrentes.

Trastornos alimentarios.

Hipersensibilidad ante alimentos fríos o calientes.

Insomnio.

Dolor de dientes y mandíbula.

Depresión.

Aumento del estrés.

Por eso es importante detectarlo cuanto antes, haciendo revisiones periódicas al odontólogo, y atendiendo a los síntomas que destacamos para acudir de inmediato a un especialista que pueda ofrecernos estrategias para acabar con esa tendencia ante la presencia de estrés.

Las recomendaciones más comunes cuando se padece de bruxismo son:

  • Beber mucha agua todos los días.
  • Aprender a relajar la mandíbula y los músculos faciales, detectando la tensión en el momento que se produce.
  • Establecer hábitos que permitan dormir bien.
  • Aprender técnicas de relajación para reducir el estrés diario.
  • Realizar ejercicio y deportes que liberen de las tensiones acumuladas.
  • Evitar comer alimentos duros como frutos secos o carne roja.

En casos muy graves los odontólogos utilizan unos aparatos (férulas) que sirven para proteger los dientes y disminuir la tensión que se produce en ellos cuando se tiene bruxismo.

férula para bruxismo

Para prevenir este hábito lo más conveniente es acudir a un especialista de la psicología, que nos facilite recursos y herramientas para combatir el estrés y aprender a manejarlo de forma eficaz, sin que produzca conductas inapropiadas como el bruxismo.

 

Bibliografía consultada:

Díaz, M. M., Leache, E. B., Frías, C. F., Tobal, F. M., & Días, E. M. M. (1998). Bruxismo:(II) Evaluación y tratamiento. Revista vasca de odonto-estomatología= Odontoestomatologiaren Euskal aldizkaria8(4), 20-29.

 

Sobre Rafa Aragón 276 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

1 Trackback / Pingback

  1. Condiciones que se confunden con la depresión - El Poder de la Mente El Poder de la Mente

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*