Saltar al contenido

Disfunción eréctil causada por ver mucha pornografía: es real?

3 febrero, 2021

La disfunción eréctil es la incapacidad de lograr o mantener una correcta erección el tiempo suficiente para tener relaciones sexuales, esto principalmente se debe a una disminución del flujo sanguíneo. Pese a que se han realizado numerosos estudios sobre la relación del consumo de pornografía y la disfunción eréctil, los resultados difieren. Estudios publicados en el 2013 afirmaron que existe una relación causa-efecto entre ver pornografía y los futuros comportamientos sexuales de los jóvenes, como un factor más de las posibles razones por las que una persona sufre de disfunción eréctil. Otros estudios más recientes postulan que no existe relación alguna.

Muchos profesionales afirman que el exceso de drogas, un estilo de vida poco saludable, la depresión, el estrés o la desinformación son los factores principales que conducen a la mayoría de las alteraciones sexuales en la población masculina. No obstante, otros estudios han planteado que el uso obsesivo y exclusivo de pornografía podría provocar problemas, por ejemplo, al controlar la eyaculación.

Relación entre la pornografía y las neuronas

Si bien la ciencia está dando aún sus primeros avances en la investigación de las consecuencias neurológicas del consumo de porno, lo más cerca a la afirmación de esta pregunta es que el porno condiciona a los jóvenes a vivir el sexo irrealmente.

La pornografía deja una impresión fuerte y prolongada en el cerebro, que consumirla habitualmente hace que las neuronas relacionen excitación directamente con pornografía. Usarla en exceso podría cambiar las vías neuronales del cerebro y causar cambios hormonales, adicción y hasta disfunción sexual, como la impotencia. Esto conlleva a un problema real porque cuando la persona vaya a tener relaciones sexuales, no se excita lo suficiente.

El cerebro responderá a la estimulación sexual liberando dopamina. Esto quiere decir que cuando el cuerpo quiere, por ejemplo, comida o sexo, el cerebro recuerda lo que tiene que hacer para obtener el mismo placer que en ocasiones pasadas. Entonces, el hombre en lugar de tener relaciones con su pareja para gratificarse sexualmente, si es un consumidor habitual de pornografía, recurrirá a ello cuando el deseo toque su puerta.

Si tiene disfunción eréctil, puede tomar viagra para ayudar a los problemas. ¿Por qué usar viagra? Bueno, se ha demostrado su eficacia, así que ¿por qué no?

Sus consecuencias se ven más en jóvenes

Los problemas que puede desarrollar este hábito afectan mayormente a los jóvenes. Ahora, los niños tienen mayor acceso a este tipo de contenido y en muchas ocasiones nadie los educa sobre ello, por ello enfrentan esa ola de información ellos solos. Hablar de este tema con adultos o expertos a una adecuada edad evitará muchas cosas.

Además de los expertos en el tema, los mismos jóvenes hablan de esto. Por ejemplo, foros en línea en los que jóvenes relatan sus experiencias de disfunción eréctil relacionadas con el consumo excesivo de pornografía.

Lo que realmente debemos saber

Lo cierto es que el contenido sexual explícito no contribuye al momento de aceptar y aprender sobre una sexualidad normalizada. Las personas deben aprender que la pornografía no refleja la realidad sexual, sino que existen solo para estimular más su excitación sexual.

Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Inspiration S.L..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Digital Inspiration S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.