Saltar al contenido

Lo que conducta y motiva y  que puede llevar a una persona cometer un delito puede pasar por su estado mental y por eso tenemos que preguntarnos: ¿si es justo juzgar a una persona que tiene problemas mentales? También, debemos preguntarnos ¿los abogados, los jueces o los fiscales, pueden determinar el estado mental de una persona? Ante estas cuestiones, nace la psicología forense, jurídica y criminal.