Todo lo que necesitas saber sobre la ansiedad social o fobia social

Ansiedad social

La interacción con algunas personas o en algunos entornos concurridos, les resulta mucho más difícil o imposible a otras, ya que genera una fuerte tensión de estrés en la persona. A este tipo de reacción o efecto se le llama Ansiedad social o fobia social, lo que comprende miedo, inseguridad y vergüenza a exponerse ante otras personas.

No se trata de timidez es mucho más complejo que esto, conoce todo lo referente a este trastorno que puede llegar alterar la vida del que lo padezca. Como cualquier otro tipo de fobia, la fobia social es irracional, y supone una reacción desproporcionada ante contextos determinados que causan una preocupación significativa, aunque no supongan ningún tipo de peligro real.

¿Qué es la ansiedad social?

Es una afección crónica de salud mental donde la persona le teme en exceso a interactuar o relacionarse con otras personas, hasta en rutinas diarias. Quien lo padece siente un temor irracional constante de ser criticado o rechazado por los demás, en especial de aquellos a quien no conoce. Llegar a ser el centro de atención o hacer el ridículo frente a otros le genera una fuerte ansiedad. Frecuentemente se presenta a principios de la adolescencia y en raros casos durante la niñez o adultez.

Causas de la ansiedad social

Como toda enfermedad mental, las probabilidades de que la ansiedad social, sea por alguna interacción entre los factores biológicos o ambientales son las más factibles.

  • Hereditaria: Se le atribuye a que sea de este tipo, aunque no está completamente comprobado hasta qué punto sea genético o por alguna conducta adquirida.
  • Cerebral: El núcleo amigdalino influye en la respuesta al miedo, cuando está alterado aumentará la reacción de la persona ante las situaciones sociales.
  • Conducta adquirida: Cuando la persona ha sido víctima de una situación social incomoda o también por la sobreprotección o control excesivo de los padres.

¿Cómo saber si sufres de fobia social?

Sufrir fobia social

El sentir miedo ante algunas situaciones se consideran normal hasta que los siguientes síntomas llegan a presentarse de forma persistente:

  • Miedo a situaciones en la que otras personas puedan juzgarte.
  • Angustia extrema de hablar con extraños y algunos conocidos.
  • Presentar síntomas físicos como: Sudoración excesiva, temblor, sonrojarte, quiebre de la voz, aceleración del corazón, náuseas, falta de respiración, mareos y tensión muscular.
  • Martirizarte mentalmente de que alguna exposición social puede acabar muy mal.
  • Aguantar una interacción social con un miedo intenso.
  • No realizar actividades con otras personas por el temor a ser humillado o criticado.

Efectos de la ansiedad social

Los efectos pueden clasificarse en físicos y psicológicos:

Físicos

El efecto más común que puede llegar a presentar una persona que padezca de fobia social son crisis de pánico o hiperventilación. Durante estas crisis de pánico se elevará en nivel de estrés en la persona. Además la ansiedad social ocasiona tensión muscular, que al paso del tiempo producirá dolor cervical.

Al ser constante estos episodios ocasionarán en la persona estos otros efectos:

  • Dificultad a concentrarse en algunas actividades.
  • Falta de memoria.
  • Mantenerse alerta constantemente.
  • Dificultad para conciliar el sueño.

Psicológicos

Cuando no se le da la debida atención a este trastorno puede llegar a controlar tu vida al grado de producir:

  • Problemas para actuar racionalmente.
  • Baja autoestima.
  • Pensamientos negativos.
  • Relaciones sociales deficientes.
  • Aislamiento
  • Bajo rendimiento académico y profesional.
  • Consumo de sustancias nocivas.
  • Pensamientos recurrentes en el suicidio o en algunos llegan a intentarlo.
  • Ocasionar otros trastornos de ansiedad, como el trastorno depresivo.

Tratamientos de la ansiedad social

El tratamiento va a depender del nivel de ansiedad del paciente que será determinado en el grado que la persona esté capacitada para desenvolverse en su vida diaria. Existen 2 tipos de tratamiento muy efectivos para la fobia social, son el asesoramiento psicológico y en algunos casos medicamentos.

Psicoterapia

En este tipo tratamiento se le enseña a la persona a reconocer y manejar los pensamientos negativos que tiene de sí mismo. Así como a obtener habilidades que le faciliten ganar confianza en las situaciones que le causan tanto miedo. Frecuentemente en este tipo de casos suele usarse la terapia cognitiva conductual ya que se ha comprobado que es la más eficaz para la fobia social.

En la terapia cognitiva conductual se trabaja gradualmente como afrontar las situaciones a las que más le temen los pacientes. Ayudando a mejorar la capacidad de enfrentar situaciones o desafíos, lo que a su vez generará confianza al lograr superarlos. Esta terapia ofrece una capacitación de habilidades sociales a través de juegos de personalidades, que lograrán aumentar la confianza y comodidad al relacionarse con los demás. Y prácticas de cómo reaccionar ante situaciones sociales.

Medicamentos

Entre las diversas opciones disponibles, los médicos tratantes prescriben los siguientes:

  • Como primera opción los inhibidores de receptación de serotonina.
  • Paroxetina.
  • Sertralina.
  • Inhibidor de la serotonina y norepinefrina venlafaxina.

Con el propósito de evitar efectos secundarios es recomendable iniciar con dosis bajas del medicamento, de ser necesario subir la dosis gradualmente hasta llegar a la dosis indicada. Se requiere de varias semanas para que el tratamiento cause un efecto total o de manera más evidente.

Recomendaciones de cómo tratar ansiedad social

Con el fin que puedas reducir el impacto de los síntomas de un ataque de ansiedad toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Busca ayuda inmediata, este trastorno te resultará muy difícil afrontarlo si no busca la guía de un experto.
  • El llevar un diario de tus actividades diarias puede ser muy útil para el profesional que te trate y para ti, para dar con la causa que te genera la ansiedad o fobia social.
  • Baja el ritmo de actividades diarias, el administrar tu tiempo y energía disminuirá tu ansiedad.
  • Realiza actividades que disfrutes.
  • Evita el consumo de alcohol, drogas, café o nicotina, estas sustancias pueden ser la causa de la ansiedad, o en su defecto pueden empeorar tu condición.
  • Invita a un familiar o amigo a tomar un café o comer en un sitio público.
  • Busca contacto visual con un extraño y saludalo.
  • Entra a una tienda y pídele un producto a algún empleado.

No permitas que la ansiedad o fobia social domine tu vida, este trastorno puedes superarlo con la debida supervisión de un experto. De seguro al principio te resultará difícil y hasta doloroso, pero al afrontar las situaciones estarás capacitado para enfrentar mayores desafíos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*