Estrés como motivador del aprendizaje

Estrés como motivador del aprendizaje
Estrés como motivador del aprendizaje

El estrés es una reacción fisiológica que todos hemos experimentado alguna vez, a lo largo de nuestras vidas, en todas nuestras etapas de desarrollo.

Siempre se ha visto como algo perjudicial, una fatiga que nos pone en tensión, nos bloquea, e incluso repercutir de forma grave en nuestra salud. Obviamente esto es cierto, resulta ser así. Pero como en la mayoría de los aspectos de nuestra vida el equilibrio resulta ser beneficioso, inclusive tratándose del estrés.

Investigación sobre el estrés

La científica española Carmen Sandi, ha realizado un estudio en el laboratorio de genética del comportamiento, del Brain Min Institute de Lausana (Suiza). En este estudio ha confirmado que el estrés, puede convertirse en un elemento potenciador de la memoria y el aprendizaje. En el momento que vivimos tensión, como cuando vemos una catástrofe por televisión, somos capaces de retener en la memoria dicha situación, e incluso lo que estábamos haciendo.

Una situación que nos resulta estresante, nos genera una activación fisiológica que facilita el almacenamiento en la memoria y esto motiva a su vez el aprendizaje. “El equipo de Sandi investiga con animales si este fenómeno es cierto desde el punto de vista biológico. Ya que ante determinadas situaciones los individuos activan respuestas fisiológicas, generan adrenalina, lo que se traduce en una activación cerebral y la facilitación de los mecanismos sinápticos para aprender”.

Se ha conseguido investigar con esto, unos compuestos farmacológicos que actúan sobre las moléculas de adhesión neural, en la formación de memoria duradera, ya que activan las funciones neuronales. Ya se ha experimentado con ratones estos fármacos, probando que tras su consumo, recuerdan mejor a largo plazo. Esto abre grandes expectativas para un posible tratamiento en el Alzheimer.

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.