La importancia de la permanente actualización en Psicología Clínico-sanitaria

Terapia con psicólogo

La Psicología, en su rama más asistencial, implica la investigación, evaluación, diagnóstico, tratamiento y prevención de problemas psicológicos. Dentro de ella, hallamos diferentes modelos teóricos que le dan sustento y a la vez permiten abordar a las personas de manera particular. Algunas de ellas son la Teoría Cognitiva, el Conductismo, el Psicoanálisis o la Gestalt, entre otras. La diferencia entre ellas radica en la base teórica de cada una y, de allí, la distinción para abordar los problemas desde diferentes vertientes.

Historia y Actualidad

La historia de la Psicología Clínico-asistencial comienza con el discípulo de Wilhelm Wundt, Lightner Witmer, en Estados Unidos a fines del siglo XIX. Él abre la primera consulta para tratar problemas psicológicos, dentro de la Universidad de Pensilvania.

A continuación, pero en Europa, el gran representante es Sigmund Freud, aunque hoy en día su teoría sobre el inconsciente siga generando controversias dentro del ámbito psicológico.

No obstante, sea cual sea la teoría, en ambos casos el eje estuvo puesto en el estudio, intervención y formulación de teorías sobre los padecimientos mentales. Es decir, que a medida que se realizaban intervenciones se corroboraban o se modificaban las teorías.

Como para cualquier ciencia, la coyuntura social incide en el desarrollo de la misma, sus hallazgos y necesidades. Es así como la Segunda Guerra Mundial implicó cambios en la Psicología. Mientras la investigación continuó, el énfasis se puso en la intervención, dado que la catástrofe, tanto para los que participaron como para los familiares, dejó huellas psicológicas difíciles de sobreponer.

Asimismo, en la actualidad, los problemas psicológicos siguen teniendo un anclaje en los cambios sociales. Con el advenimiento de las nuevas tecnologías, los cambios parentales, la sociedad de consumo, la sensación de que todo es efímero, entre otras, la Psicología Clínico-asistencial se sostiene y se actualiza para continuar con su labor: ayudar a la persona a afrontar los diversos problemas y patologías psicológicas. De allí la importancia de la actualización de los profesionales en estudios de posgrado en psicología clínico-sanitaria.

Psicología Clínico-asistencial no es Psiquiatría

Muchas veces se intenta anudar la Psicología Clínico-sanitaria, cualquiera que sea su rama, con la Psiquiatría dado que, en su base, comparten la misma meta: la salud mental. Pero, mientras la Psicología Clínico-asistencial tiene como fundamento el estudio de la conducta humana (a nivel fisiológico, conductual, cognitivo y emocional) y de su contexto, es decir la Psicología, la Psiquiatría puede contemplar un enfoque más biologicista (centrándose en factores fisiológicos), teniendo como disciplina madre a la Medicina. Así, para ser Psiquiatra es necesario estudiar Medicina y para ser Psicólogo, Psicología.

Continuando con las diferencias, podemos agregar que, dentro de los tratamientos, el Psiquiatra cuenta con potestad legal para recetar medicamentos, es decir psicofármacos. En cambio, un psicólogo, aunque pueda tener formación sobre ello, no puede hacerlo.Sin embargo, es importante destacar que como el ser humano es muy complejo, muchas veces los padecimientos requieren de un trabajo multidisciplinario. Es decir que en varias ocasiones será necesario un abordaje colaborativo entre diferentes, profesionales, como médicos, fisioterapeutas, terapistas ocupacionales , etc.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*