Desarollar el Destino Propio El Diálogo con el Inconsciente El Proceso de la Individuación El Misterio de la Energia Psiquica Psicología Diccionario de los Sueños

La Ebriorexia: Un Nuevo Trastorno Alimentario Que Afecta a Los Jóvenes

La Ebriorexia: Un Nuevo Trastorno Alimentario
Funda de Diseño para iPhone

En la actualidad uno de los problemas que afecta sobre todo a los jóvenes, se llama Ebriorexia (también conocido como Alcohorexia). Este comportamiento es una mezcla entre alcoholismo y anorexia. Consiste en una reducción significativa de los alimentos por un consumo elevado de alcohol. Algo que puede llegar a provocar serios problemas para la salud.

Esta nueva conducta entre los jóvenes, mezclando por un lado comportamientos propios del alcoholismo y por otro lado de la anorexia, ya esta siendo estudiada por La Asociación Americana de Trastornos de la Alimentación. En la Ebriorexia se busca sustituir el consumo de alimentos por la ingesta de alcohol. También se consumen alimentos con un gran consumo de alcohol, con el fin de provocar vómitos o lo que se conoce como entumecimiento o purga. Veamos a continuación en mayor profundidad en qué consiste este grave comportamiento.

¿Qué es la Ebriorexia?

Como anteriormente hemos destacado, este término no médico ha surgido en la actualidad entre los más jóvenes. Se refiere principalmente a una reducción en la ingesta alimentaria en sustitución de consumo de alcohol para compensar las calorías que necesita el cuerpo. En otros casos, también se consumen alimentos y se expulsan a través de los vómitos provocados por el alcohol.

¿Cuales son las Causas de la Ebriorexia?

Aunque este comportamiento se produce tanto en hombres como en mujeres, hay una mayor prevalencia de las mujeres jóvenes universitarias a adquirir esta conducta, al igual que sucede con la anorexia. Este tipo de acciones se pueden encuadrar dentro de la anorexia o bulimia, donde el alcohol tiene un papel de facilitador para el vómito y la expulsión de alimentos del organismo. Sin embargo, la ebriorexia sería propia de las personas que exclusivamente restringen sus hábitos alimentarios en sustitución de alcohol.

Jóvenes con ebriorexia

Entre las causas de la ebriorexia destaca el hecho de que estas personas están sustituyendo las calorías de la comida por las del alcohol. Aunque el alcohol en realidad solo proporciona “calorías vacías”, que no aportan ningún valor nutricional ni pueden ser quemadas por el organismo. En este caso, el alcohol sirve como “aliado” para controlar la ansiedad por comer.

Lo que se consigue con esta conducta es una intoxicación, debido a que al evitar ingerir alimentos el alcohol llega con una mayor rapidez al intestino delgado y el estómago. Veamos cuáles son los síntomas que se producen con este comportamiento autodestructivo.

¿Cuales son los Síntomas de la Ebriorexia?

Las consecuencias de este tipo de acciones, producidas por el consumo de alcohol con una disminución de la ingesta de alimentos, pueden derivar en los siguientes síntomas:

  • Aparición de trastornos del estado del ánimo, como puede ser la depresión.
  • Caries dental. Al estar el estómago vació y producir el vómito con el alcohol, el ácido actúa como corrosivo de los dientes.
  • Irritabilidad, cambios de conducta e inestabilidad emocional.
  • Dificultades para despertarse y trastornos del sueño.
  • Respiración irregular
  • Confusión y desorientación.
  • Reducción en la ingesta de nutrientes siempre acarrea diversos problemas de salud, como anemia o falta de vitaminas.
  • Intoxicaciones producidas por el alcohol con el estómago vacío.
  • Conductas de atracones alimentarios con posteriores vómitos y purga producida por el alcohol. Lo que puede desencadenar un trastorno alimentario como es la bulimia.

Las personas que no sufren un trastorno de alimentación, mediante este tipo de conducta tienen más posibilidades de desarrollarlo. No consumir alimentos mientras se consumen grandes cantidades de alcohol provoca graves consecuencias, tanto físicas, como psicológicas y emocionales.

Adicción a través de la ebriorexia

El consumo de alcohol regular puede desencadenar una adicción al alcohol. La persona que se emborracha habitualmente, aunque solo sea los fines de semana poco a poco puede ir cayendo en esta grave adicción como es el alcoholismo.

Este trastorno tal y como hemos visto se desarrolla entre trastornos conocidos como son la bulimia, la anorexia y el alcoholismo. Sin padecer ninguno de ellos se pueden desarrollar a través de la ebriorexia. ¿Estaríamos hablando de un nuevo trastorno o de una conducta que puede provocar trastornos ya conocidos? Independientemente de esto, la realidad es que son necesarias intervenciones eficaces para detectar esta conducta a tiempo. Sobre todo, atender a sectores de la población que son más vulnerables a estas conductas, como son las mujeres jóvenes universitarias que tienen un trastornos de la alimentación e ingieren grandes cantidades de alcohol.

Adicción ebriorexia

Tratamiento en la ebriorexia

En principio, al no tratarse de un trastorno oficial, no hay unas pautas de actuación concretas para el tratamiento de la ebriorexia. Al tratarse de diferentes trastornos subyacentes, el tratamiento deberá ir dirigido tanto al problema de adicción con el alcoholismo como al de trastorno alimentario. Los especialistas sanitarios en salud mental también deberán atender a un posible trastorno que está provocando dicha conducta. En todo caso es necesario un diagnóstico preciso a tiempo para dar solución a esta problemática.

Diversos especialistas de la salud, alertan que estas personas se encuentran en un estado de ansiedad, dolor, tristeza y un gran desequilibrio emocional, que les lleva a emplear las conductas propias de la ebriorexia. Mezclando una adicción al alcoholismo con un trastorno de alimentación para “regular” esas emociones que producen sufrimiento y malestar.

Uno de los objetivos básicos del tratamiento debe ser que la persona afectada aprenda a gestionar de una forma saludable dichas emociones. Ya que no solo se trata de disminuir los síntomas, sino también de ir a la causa que provoca las conductas asociadas a la ebriorexia. De esta manera, se trata de aprender técnicas y estrategias para afrontar las situaciones difíciles de otro modo. Proporcionando recursos para la recuperación de hábitos saludables.

Para que el tratamiento sea lo más eficaz posible, ha de ser iniciado al comienzo de este tipo de conductas disfuncionales. Con el fin, de que haya menos consecuencias graves para la salud a largo plazo y se pueda atajar a tiempo, algo que puede convertirse en un trastorno arraigado que incluso podría llegar a cronificarse con el tiempo.

Para concluir, recomendamos que cualquier persona que se vea envuelta en este tipo de conductas, acuda lo antes posible a un profesional especializado. Para que pueda tener un diagnóstico y seguimiento personalizado. El tiempo es determinante en estos casos para evitar consecuencias graves de salud.

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.