Bulimia

Todo sobre la bulimia

Mantener el peso ideal o alcanzar una figura corporal armoniosa suele ser la búsqueda más exhaustiva de muchos seres humanos alrededor del mundo. Sin embargo, ¿existe algún límite para ello? Realmente sí, pues exceder en la disminución de peso puede representar un desorden o trastorno alimenticio que atenta contra la salud, y a lo que se denomina como bulimia. Pero, ¿conoces por qué algunos sufren de esto? No dejes de leer hasta el final.

¿Qué es la Bulimia?

De manera más concreta, la bulimia que también se le conoce como bulimia nerviosa, y es médicamente especificada como un trastorno de alimentación crónico, donde el paciente busca saciar su hambre ingiriendo muchos alimentos en pocas horas, dando como resultado una  conducta impulsiva y difícil de controlar al momento de querer comer. 

Qué es la bulimia

Pero luego, se presenta la consecuencia con las acciones más graves que atenta contra la salud y hasta con la vida, ya que luego de consumir tantos alimentos de manera impetuosa, la persona bulímica desarrolla una culpabilidad emocional luego de haber comido en exceso, por lo que procede a buscar métodos para no engordar y coartar el proceso digestivo de manera natural.

Todo esto mediante la inducción del vómito, tomar laxantes o bebidas y pastillas diuréticas para tal fin. También, pueden drenar esa frustración alimentaria a través de rutinas excesivas de ejercicios para neutralizar las subidas de peso y no ver una imagen obesa frente al espejo.

Generalmente, estas acciones de comer en abundancia en un período de tiempo corto, suelen realizarse 2 veces en una sola semana, llegando a almacenar desde 10.000 hasta más de 40.000 calorías en una comida.

Cabe destacar que la mayoría de los pacientes en un principio, se posicionan en un peso normal, por lo que a simple vista no siempre se visualiza esta patología. Además, el paciente bulímico no suele manifestar en público lo que está haciendo, suele ocultar las acciones que emplea para adelgazar o evitar engordar.

Síntomas de la bulimia

Es recurrente ver un trastorno bulímico en personas que con anterioridad han sufrido de obesidad o han ido a la búsqueda del cuerpo perfecto, subjetivamente. Han efectuado gran cantidad de dietas estrictas sin ningún tipo de control médico, por lo que ven en la inducción del vómito, tomar laxantes o bebidas y pastillas diuréticas una solución.

Sin embargo, hay síntomas comunes de alerta ante un trastorno alimenticio como la bulimia que pueden alertar sobre tal situación de urgencia médica.

Síntomas comunes

  • Comer alimentos en exceso: Se representa como una fuerte ansiedad donde el paciente bulímico no puede parar de comer y procede a ingerir grandes cantidades de comida en poco tiempo. No hay limitantes en cuánto a qué comer, solo se busca calmar esa angustia de hambre, por lo que regularmente suelen comer solos, manteniéndose aislados socialmente y teniendo el tema alimentario como único tópico de conversación. Pero, luego de procesar todo ese descontrol alimenticio, el paciente de desmoraliza emocionalmente por lo que ha comido. 
  • Consumo de laxantes o diuréticos: Como parte de la depresión que se demuestra post-comida, es habitual que la persona con este trastorno de alimentación recurra al consumo de laxantes, para no aumentar de peso y equilibrar el descontrol que tuvo con la ingesta desmedida de alimentos. Esto siempre va acompañado de la provocación de vómitos, tomar diuréticos, pastillas para adelgazar o controladores de peso, así como la realización excesiva de ejercicio físico.

 También existen otro tipo de malestares generales que se pueden visualizar cuando se inicia la primera etapa bulímica en un paciente.

Variaciones psicológicas

Como ya has podido leer, las personas que sufren de bulimia o bulimia nerviosa, como también se le conoce, son víctimas de un severo autocontrol emocional y una conducta impulsiva al momento de comer. Sin embargo, estas variaciones psicológicas pueden verse reflejadas al involucrarse o propiciar discusiones alteradas o entrometerse en ambientes peligrosos, así como experimentar cambios de humor repentinos.

También, estos factores emocionales regularmente van de la mano con una baja y golpeada autoestima, por lo que es común la presencia de síntomas como la depresión o ansiedad. En algunos casos, estos pacientes con carencia de una autoestima positiva, tienden a practicar malos hábitos como abusar en el consumo de bebidas alcohólicas, sustancias psicotrópicas, robar e iniciarse en otro tipo de adicciones.

Algunos síntomas visuales de la bulimia

  1. Debilidad general en el cuerpo.
  2. Dolores de cabeza.
  3. Acumulación de líquido en piernas, brazos y abdomen.
  4. Rostro hinchado tras el aumento de glándulas salivales.
  5. Mareos y náuseas .
  6. Pérdida excesiva del cabello.
  7. Irregularidad del ciclo menstrual.
  8. Aumento y reducción rápida de peso.

Ahora, analizando los síntomas desde un punto de vista más clínico, hay consecuencias muy importantes que deben sopesarse luego de sufrir trastornos alimenticios o antes de recurrir a tales prácticas que atentan contra la salud.

Consecuencias de la bulimia para la salud

  • Arritmias o paros cardíacos.
  • Deshidratación.
  • Intestino irritable .
  • Reflujo .
  • Caries dentales.
  • Pérdida de masa ósea.
  • Roturas gástricas.
  • Pancreatitis.

Causas de la Bulimia

Causas de la bulimia

Determinar una causa en específico es complicado, ya que esto dependerá de las circunstancias y factores de cada paciente con bulimia. Sin embargo, entendiendo que la exploración para lograr un silueta perfecta o llegar al peso ideal es una reacción mundial por motivos psicológicos y sociales, que desde hace muchos años han desvirtuado la visión del paciente sobre sí mismo; mediante estándares de belleza o salud erróneos que se promueven en cada cultura.

Debes tener muy presente que el paciente bulímico no tiene otra preocupación más que su peso, pero no puede tener el control de aguantar o eliminar sus ganas de comer; esto acompañado de una inconformidad no sólo física sino mental, donde no existe ningún tipo de valorización como persona. Todo esto, gracias también a otra causa que puede ponerse sobre la mesa, y son las dietas excesivas sin control médico, que al no alcanzar los resultados que se esperan, se abren las puertas a una gran ansiedad.

En la mayoría de los pacientes que logran atender su trastorno médicamente, las causas suelen estar asociadas y ser similares a las de la anorexia, que también es un trastorno de la alimentación, donde el peso de la persona es excesivamente bajo. En este caso, los motivos pueden estar envueltos por problemáticas familiares, abuso de sustancias ilícitas, casos pasos de obesidad, visiones distorsionadas sobre el cuerpo, miedo al rechazo físico y bullying.

Ahora, es importante mencionar que la bulimia no se presenta de un día para otro o mediante un solo factor de causa, realmente es una suma de varios factores que dejan como resultado el trastorno alimenticio como la bulimia. Pero, no hay que ignorar que los motivos sociales y culturales se imponen de gran manera como responsables, ya que desde los medios de comunicación, modas y algunas tendencias, buscan idear patrones equivocados que muchos no logran alcanzar con éxito, dejando una gran frustración.

¿Cuál es el tratamiento para la Bulimia?

Ante la posibilidad de un trastorno bulímico, ya sea que el paciente manifieste una preocupación excesiva por su peso o se determine el uso evidente de laxantes o diuréticos, el especialista médico puede empezar a procesar un diagnóstico oportuno para tratar esta patología.

También, el profesional de la salud puede denotar la existencia de bulimia ante el enrojecimiento en los nudillos de las manos por el uso de los dedos para provocar el vómito, dientes amarillentos por los ácidos estomacales que suben al vomitar o un índice muy bajo de potasio en la sangre.  Pero, todo este diagnóstico variará según las características del paciente en cuanto a sus niveles de ansiedad, cantidad de alimentos inferidos, métodos para bajar de peso, entre otros factores.   

Ahora, para que el diagnóstico sea completamente veraz, es necesario que se involucre la ayuda de un especialista psiquiátrico para determinar cuál es la visión que tiene el paciente bulímico sobre su cuerpo y lo que piensa sobre cada acción que realiza para revertir los daños luego de ingerir grandes cantidades de comida. Además, también es prudente realizar un análisis físico para visualizar si existen consecuencias, como las que ya mencionamos, luego de mantener un comportamiento alimenticio erróneo.

Una vez efectuadas las evaluaciones correspondientes, el tratamiento ideal para atacar el trastorno alimentario conocido como bulimia, es de carácter personalizado e individual para cada paciente. Sin embargo, podemos adelantarte que el tratamiento más empleado es la combinación de psicoterapia de la mano con un especialista que atienda casos de alteraciones conductuales en alimentación, y medicamentos recetados. Luego se determinará si será necesario agregar antidepresivos a la medicación.

En el caso de que exista una panorama crónico y de urgencia, es recomendable que el paciente recurra al diagnóstico inmediato para determinar cuál tratamiento es el más efectivo de manera ambulatoria, y de ser necesario, proceder a una hospitalización. Esto generalmente ocurre cuando la persona bulímica ya tiene varios meses sufriendo de esta enfermedad, por lo que la atención inmediata debe enfocarse en frenar la provocación de los vómitos, normalizar el metabolismo y reeducar los métodos alimenticios saludables. 

No debes olvidar que todo esto, es decir, la recuperación médica, debe ir acompañada de una observación psicológica, ya que el sistema emocional del paciente siempre se encuentra vulnerable ante el trastorno con una percepción errada sobre su cuerpo; lo que deja consecuencias lamentables en su conducta y sociabilización si no se corrige correctamente a tiempo. Para ello es muy importante contar con el apoyo familiar de todo el núcleo cercano.

Distorsión de la imagen corporal en la bulimia

Aunque se trate de una enfermedad difícil y recurrente, la bulimia puede curarse hasta un 40% en la mayoría de los casos, pero puede superar este porcentaje si se le presta toda la colaboración posible y la asistencia médica necesaria. El resto de los pacientes suele ocupar la alta tasa de mortalidad, que en estadística supera en números a los pacientes anoréxicos.

¿Se puede prevenir la Bulimia?

Realmente sí es posible prevenir un trastorno alimenticio, siempre y cuando se emplee un trabajo multidisciplinario, donde la educación en el hogar sea el principal estandarte de mensajes responsables sobre la aceptación de cada individuo, donde se implementen los valores como el amor. Esto además, en colaboración con medios de comunicación, campañas en redes sociales y mucho más.

También, es idóneo enseñar a los niños, desde muy pequeños, a cómo mantener una alimentación sana y balanceada, supervisar sus comportamientos luego de cada comida y facilitar toda la información sobre la importancia de ingerir nutrientes y vitaminas en cada plato de comida. Entiendo que la mayoría de los pacientes con bulimia son adolescentes entre 15 y 17 años de edad.

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.