El Alzheimer: síntomas, etapas y consejos sobre la enfermedad

Enfermedad de Alzheimer

Seguramente has escuchado hablar del Alzheimer, ya que cada vez se diagnostican más casos. Esta es una patología que afecta generalmente a las personas mayores, pero la padece toda la familia, ya que quien lo sufre presenta un deterioro gradual y no puede valerse por sí mismo.

Un paciente con Alzheimer requiere una atención permanente y una serie de cuidados especiales para enfrentar la dolencia con dignidad. Si conoces a alguien o tienes algún familiar con esta terrible enfermedad, en este artículo aprenderás a reconocer los síntomas y consejos para cuidar a un enfermo de Alzheimer.

¿Qué es el Alzheimer?

El Alzheimer es un tipo de demencia que se caracteriza por una degeneración progresiva de las células del cerebro, causando una disminución gradual de las funciones cognitivas. Afecta a la memoria, el pensamiento y el comportamiento del individuo.

Los síntomas del Alzheimer van apareciendo lentamente y empeoran con el tiempo, hasta volverse tan graves que interfieren con las actividades diarias.

Aunque muchos creen que la enfermedad de Alzheimer es un efecto normal del envejecimiento, no es así, ya que no se trata solo de una enfermedad significativa de la vejez. Algunos estudios revelan que hasta el 5 % de las personas que padecen esta enfermedad, comenzaron con los síntomas entre los 40 y los 50 años.

La enfermedad va pasando por varias etapas.

¿Cuáles son las etapas del Alzheimer?

Las fases que se presentan a continuación te darán una idea general de cómo cambian las habilidades del paciente durante el curso de la enfermedad. Sin embargo, los síntomas del Alzheimer pueden variar mucho de una persona a otra, y no todos experimentan los mismos síntomas o aparecen al mismo ritmo.

Etapas del Alzheimer

Dicho esto, veamos cuáles son las fases o etapas del Alzheimer:

  • Fase 1: no hay signos evidentes de discapacidad. No hay problemas de memoria.
  • Fase 2: deterioro cognitivo muy leve. En esta etapa el paciente puede presentar lapsus de memoria, olvida palabras o la ubicación de los objetos cotidianos. Sin embargo, no se pueden detectar síntomas de demencia.
  • Fase 3: deterioro cognitivo. En esta etapa los amigos, familiares o compañeros de trabajo comienzan a notar dificultades. Durante un examen médico, los médicos pueden detectar problemas de memoria o de concentración.
  • Fase 4: deterioro cognitivo moderado. En este punto un examen médico preciso debe poder detectar síntomas claros en diferentes áreas.
  • Fase 5: deterioro cognitivo moderadamente grave. Las brechas en la memoria y el pensamiento se hacen evidentes y las personas comienzan a necesitar ayuda con sus actividades diarias.
  • Fase 6: deterioro cognitivo grave. La memoria sigue empeorando y se pueden ocurrir cambios de personalidad. Las personas necesitan mucha ayuda para llevar a cabo sus actividades diarias.

Recomendaciones para cuidar a un paciente con Alzheimer

Cuidar de un paciente con deterioro cognitivo no es una tarea fácil. Pero puede hacerse más llevadero con comportamientos y terapias no farmacológicas adecuadas, que pueden no solo aliviar e interrumpir la confusión y ansiedad del paciente, sino también frenar el deterioro mental y funcional.

Si tienes que cuidar a un paciente de Alzheimer, estos consejos te pueden ayudarte:

El carácter del enfermo

Conoce el carácter del paciente, sus hábitos y su naturaleza. Así podrás lidiar con los cambios de humor y mantener al paciente en calma.

Organiza el día creando rutinas

Establece horarios y actividades durante el día para facilitar sus tareas y no crear más confusión.

El paciente debe tener la posibilidad de hacer de manera autónoma lo que pueda, como lavarse, vestirse o cocinar. También debe realizar actividades físicas.

Vigila su alimentación

Un paciente de Alzheimer puede perder el apetito o comer más de lo necesario.

Compra frutas y verduras y opta por platos sanos y ligeros. Si está en una etapa avanzada de la enfermedad, puedes preparar comidas que pueda comer con las manos, si ya no es capaz de utilizar los cubiertos.

Por último recuerda pedir ayuda, ya que cuidar a una persona con Alzheimer no es fácil. Puede causar sentimientos de soledad, ira, vergüenza y, en algunos casos, depresión.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.