Terapia de pareja para recuperar la intimidad perdida

Alfredo Hernandez es Especialista en Psicología Clínica, la máxima titulación oficial profesional, obtenida al superar un exigente examen y completar un ciclo de varios años de formación en servicios sanitarios de hospitales, como complemento a la carrera universitaria. Alcanzar este título implica tener una excelente formación, preparación y experiencia, que garantizan una asistencia profesional del más alto nivel.

Además de psicólogo, también se formó en Sexología y es Sexólogo. Estas dos disciplinas, Psicología y Sexología, componen un tándem en la atención de los problemas sexuales, puesto que la Psicología aporta conocimientos fundamentales en la intervención Sexológica. Dentro de la Psicología Clínica, Alfredo está especializado en la Terapia de Pareja y la Terapia Sexual

Buenos dias Alfredo, para empezar la entrevista, nos gustaría saber ¿ como es la primera reunión con sus pacientes ?

Buenos días Angel, el primer contacto con el paciente puede ser telefónico en una conversación previa a la primera consulta en la que se describe muy brevemente el caso al psicólogo, o directamente en la primera sesión, en el despacho del psicólogo, donde se desarrollará todo el proceso terapéutico.

¿Qué te ha aportado a nivel personal y profesionalmente tu trabajo en las diferentes áreas de la Psicología en las que has intervenido? ¿Por qué, finalmente, te has especializado en los problemas de pareja y sexuales?

A lo largo de mi actividad profesional he recorrido cuantos campos de la Psicología he podido. Evidentemente, no todos, porque es una profesión que interviene en muchísimas áreas y sectores, con infinidad de aplicaciones posibles y especialidades.

 

He tenido la inmensa suerte de poder trabajar en muchas áreas diferentes de la Psicología a nivel privado y también público. Hospital, docencia, investigación, conferencias, congresos, cursos, supervisión a psicólogos noveles, asesoramiento, colaboraciones en televisión, radio, prensa, etc.

 

Actualmente compagino mi actividad clínica en la consulta, con el hecho de impartir, en una prestigiosa universidad, clases en un máster para psicólogos.

Todas estas áreas han contribuido a complementar mi formación como psicólogo y como persona, y me han aportado conocimiento y una visión muy amplia y, en algunos casos detallada, de las personas y su comportamiento.

 

Me especialicé en Terapia de Pareja porque me atraía la complejidad de este tipo de intervención. En Psicología la mayor parte de la asistencia se dirige a problemas individuales, problemas que tiene una persona y las terapias y tratamientos se realizan sobre la persona. En Terapia de Pareja participan dos personas, eso significa intervenir sobre cada una de ellas y, además, sobre la pareja en sí misma como si fuera una persona más. Es sumamente complejo.

 

En cuanto a la Sexología, era un complemento imprescindible en cualquier Terapia de Pareja, y no podía dejar ese aspecto sin atender. La sexualidad es una parte fundamental de la pareja.

 

Intentar ayudar al mismo tiempo a dos personas a resolver sus diferencias y dificultades o problemas entre ellos es un trabajo que me parece precioso. El amor está presente en el fondo de todo el planteamiento que te llega a la consulta, aunque muchas veces, como se puede imaginar, el desamor también lo está.

 

Tanto en Terapia de Pareja, como en Terapia Sexual el objetivo es que las personas se sientan mejor consigo mismas y con sus parejas. Dicho de una forma un tanto poética, cuando se solucionan sus dificultades, y sus ojos se vuelven a iluminar al mirar al otro, es algo maravilloso. Otras veces se iluminan sin tener que mirar al otro, y eso también es maravilloso. Recuperar la luz en la mirada, la alegría, la sonrisa, es algo maravilloso.

 

¿Qué técnicas de intervención prefieres utilizar en tu consulta y por qué?

 

Estudié la carrera en la Universidad Autónoma de Madrid. La Facultad de Psicología era puntera en Europa y tenía una orientación absolutamente científica. Tuve la suerte de tener como profesores a los grandes padres de la Psicología actual en España. Aprendí a entender la vida desde una perspectiva científica, donde no hay lugar para la charlatanería, las teorías no estudiadas ni contrastadas, las falsas terapias milagrosas, etc.

 

Todo los conocimientos que impartían habían sido estudiados con metodología científica y contrastados experimentalmente. Era la Psicología más avanzada, basada en la evidencia comprobada científicamente. Los últimos avances, las técnicas más eficaces, habían tenido que demostrar previamente su validez. Era la PSICOLOGÍA COGNITIVO CONDUCTUAL. Hoy en día sigue siendo la que más reconocimiento científico tiene. Y es la que yo utilizo.

 

Posteriormente han aparecido muchos otros tipos de terapias y supuestas técnicas psicológicas, pero no tienen la consistencia científica que tiene la Terapia Conductual.

 

Esta terapia está centrada en el comportamiento, en sus facetas de conducta, emocional e intelectiva. Se enfoca en sustituir y modificar las conductas inadecuadas que causan malestar en la persona, por otras más adecuadas que le harán sentirse mejor.

 

Para ello se enseñan diferentes técnicas y recursos, que van a ayudar a los pacientes a realizar los cambios necesarios, y que podrá seguir utilizando en el futuro.

 

¿En qué consiste el Método ECE? ¿Cuáles son los tratamientos más avanzados que utilizáis en vuestra consulta y por qué?

En base a todo lo anterior, creé el método “PECES” (PROFESIONALIDAD, EFICACIA, CALIDAD – EXPERIENCIA, ECONOMÍA, SEGURIDAD), que integra en la intervención la EXPERIENCIA y EFICACIA de la terapia y la mejor elección y aplicación de sus técnicas y métodos; CALIDAD profesional de la intervención, aportando los excelentes conocimientos, formación y amplia experiencia del psicólogo y ECONOMÍA, puesto que al realizar una intervención psicológica con este alto nivel de exigencia profesional, el tiempo de tratamiento se reduce y el número de sesiones es menor, obteniendo a su vez mejores resultados. Todos estos elementos agrupados proporcionan a los pacientes la SEGURIDAD de acudir a una consulta absolutamente sería y profesionales máxima profesionalidad, que garantizan la mejor asistencia posible en sus problemas.

 

La elección del tratamiento y las técnicas a aplicar son individuales y diferentes en cada caso, y está en relación a varios factores, como el problema que presenta la pareja, las circunstancias personales de cada uno de los miembros de la pareja, las características de su personalidad, etc.

 

Hay infinidad de técnicas que han demostrado su EFICACIA SIEMPRE DENTRO DE LA TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL, Mindfulness, Hipnosis, Relajación, Reestructuración Cognitiva, Inteligencia Emocional, Programación Neuro-Lingüística (PNL), otras técnicas específicas para la Eyaculación Precoz, anorgasmia, disfunción de la erección, etc.

 

Algunas de estas técnicas están siendo utilizadas por personas que no son psicólogos y, no tienen la formación necesaria para conocer correctamente su aplicación. Esto conlleva el riesgo de que, en lugar de ayudar, puedan dañar aún más profundamente al paciente y agravar sus problemas.

Cualquier técnica terapéutica debe ser aplicada exclusivamente por un psicólogo titulado.

 

¿Cuáles son los problemas de pareja más frecuentes por los que acuden a vuestra consulta? ¿Qué técnicas y recursos les enseñáis para resolver eficazmente sus problemas?

Los problemas más frecuentes son muy conocidos: discusiones, falta de entendimiento, enfados, problemas de comunicación, desacuerdos, desinterés, infidelidad, problemas de erección, de excitación, eyaculación precoz, anorgasmia, dolor en las relaciones, falta de deseo, etc.

En la respuesta a la pregunta anterior ya aparecen algunas de las diferentes técnicas que se suelen utilizar.

Quizás lo importante es saber que el objetivo de la terapia es que la persona aprenda las técnicas y recursos que le van a ayudar a resolver su problema. De esta forma dispondrá siempre de ese repertorio de habilidades que le permitirán resolver posibles recaídas sin necesidad de tener que volver a la consulta

 

Alfredo, en psiqueviva, siempre terminamos con la misma pregunta, ¿ nos podrías dar unos consejos para ser más felices con nuestra pareja ?

Tengo dos consejos para ser más felices con nuestras parejas. El primero es previo a tener pareja y consiste en que se tenga en cuenta la compatibilidad con la otra persona a la hora de elegir pareja, no basta el atractivo, es necesario ser compatibles. El segundo consejo, ya dentro de la pareja, es mantener el respeto mutuo por encina de todo y escuchar al otro, esto es interesarse por lo que el otro dice,  especialmente cuando no se está de acuerdo. Eso facilitará el entendimiento y la comunicación.

 

Alfredo, muchas gracias por su tiempo y espero poder tener la oportunidad en un futuro de poderle entrevistar para poder seguir charlando de temas tan interesantes como el de las terapias de pareja.

 

Psicología y sexología para terapias integrales de pareja

La sexualidad es una parte esencial de la personalidad humana, así como de nuestras relaciones de pareja. Asimismo, la Sexología en conjunción con la Psicología proporcionan a los profesionales las mejores herramientas para abordar situaciones de conflicto entre los miembros de una pareja. La recuperación de la intimidad (no solo la sexual, sino sobre todo aquella más relacionada con el lenguaje secreto que una pareja comparte) es una labor ardua pero que definitivamente merece la pena y en la que PSICÓLOGOS MARBELLA, a través del Dr. Alfredo Hernández,  tiene más de 30 años de experiencia guiando a parejas.

 

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*