Saltar al contenido

Entrevista a Mario Marrone, sobre su nuevo libro: “Sexualidad, la tuya, la mía y la de los demás”

16 abril, 2016

Libro de sexualidad de Mario Marrone

En esta entrevista que hacemos al Dr. Mario Marrone desde Psiqueviva, acerca de su nuevo libro: «Sexualidad, la tuya, la mía y la de los demás», se pretende abordar algunas cuestiones referentes a la sexualidad en relación a la teoría del apego.

El Dr. Mario Marrone, tiene una gran experiencia profesional como psiquiatra y psicoterapeuta. Es un gran conocedor de la teoría del apego al haberse formado con John Bowlby, quien desarrolló esta teoría. Se formó en psicoanálisis bajo supervisión clínica de reconocidos y prestigiosos psicoanalistas como Martin Miller, Patrick Casement, Pearl King y John Bowlby. Es miembro  de la Sociedad Psicoanalítica Británica, la Asociación Psicoanalítica Internacional y de la asociación de Psicoanalistas Independientes.

Es miembro fundador y Presidente del International Attachment Network (Sección Reino Unido) y co-fundador de la revista Attachment and Human Development. Entre otros muchos cargos importantes que avalan su trayectoria profesional. El Dr Mario Marrone tiene publicados numerosos artículos y libros tanto en inglés, italiano como español. Actualmente se dedica a la práctica privada en psicoterapia y psicoanálisis en Londres.

Esta es la entrevista que le hicimos al Dr. Mario Marrone acerca de su nuevo libro «Sexualidad, la tuya, la mía y la de los demás”. Un libro que recomendamos a todas las personas interesadas en este ámbito que abarca todos los aspectos de nuestra vida. Este libro ofrece una visión de la sexualidad desde el punto de vista psicoanalítico y desde la teoría del apego. Mario Marrone nos aporta su experiencia profesional, sus conocimientos y una perspectiva amplia y global; para llegar a la comprensión de la influencia que tiene la motivación y el apego en nuestra sexualidad.

Entrevista al Dr. Mario Marrone

 

  • Entendemos que la estabilidad en la relación de pareja contribuye a la estabilidad emocional de la persona, tal y como aparece en tu libro. ¿Qué ocurre cuando una persona basa la mayor parte de su estabilidad emocional en la otra persona, y en la relación de pareja? ¿Esta dependencia puede ser la causante del deterioro de la relación y de que finalmente se acabe?

 

Una relación de pareja satisfactoria contribuye a la estabilidad emocional de la pareja. Para lograr mantener una pareja satisfactoria, un factor importante es haber tenido experiencias familiares óptimas. Haber tenido experiencias familiares óptimas (o sea “apegos seguros”) no solo contribuye a formar y mantener relaciones de pareja satisfactorias sino también a tener recursos internos para manejar la adversidad (a esto le llamamos “resiliencia”). O sea que en la vida adulta manejamos mejor la adversidad si tenemos una pareja satisfactoria y, además, resiliencia en el sentido más amplio del término.

 

Una relación de pareja satisfactoria se caracteriza por la capacidad de empatía mutua, reciprocidad de cuidados, la capacidad de tener diálogos reflexivos, la capacidad de resolver conflictos (los cuales son inevitables en cualquier relación), la posibilidad de compartir valores e intereses y la capacidad de gozar de la sensualidad y sexualidad.

 

Estudios realizados por los investigadores holandeses Marinus Van IJzendoorn y Marian Bakermans-Kranenburg (Universidad de Leiden), muestran que las personas que han tenido experiencias infantiles de apego seguras tienden a formar parejas satisfactorias en la vida adulta, y personas que han tenido experiencias infantiles de apego inseguras tienden a formar parejas insatisfactorias. Otros estudios realizados en otros países confirman estos resultados.

 

  • ¿Es posible que las personas que no tienen un apego seguro decidan terminar relaciones, cuando de una manera consciente o inconsciente perciben que corren el peligro de ser dejados por la otra persona?

 

Si. Esto puede ocurrir. En estos casos, la persona termina la relación para protegerse del dolor psíquico causado por el abandono.

 

  • ¿Hasta qué punto la infidelidad puede tener relación con el apego? ¿Son más infieles las personas que no tienen un apego seguro?

 

Si. Las personas que han tenido un apego inseguro en la infancia pueden ser propensas a la infidelidad. La fidelidad se basa en una comunicación transparente en la pareja y en asumir valores. Marinus Van IJzendoorn demuestra que tener valores es, por sobre todo, el privilegio de quienes han tenido experiencias infantiles de apego seguro.

 

  • ¿Con qué tipo de problemas y dificultades se pueden encontrar las personas que hayan tenido conflictos en sus experiencias de apego previas; para mantener una relación de pareja estable, satisfactoria y basada en el respeto?

 

Las personas que hayan tenido experiencias de apego inseguras han de tener una mayor vulnerabilidad a tener dificultades de todo tipo en las relaciones de pareja en su vida adulta, incluyendo disfunciones sexuales, falta de capacidad de goce sensual y sexual, falta de regulación emocional en las interacciones, dificultad para resolver conflictos y negociar intereses divergentes, etcétera. Pero una psicoterapia individual o de pareja prolongada, con un buen terapeuta, puede ayudar a transformar la “inseguridad” de apego en lo que llamamos “seguridad ganada”. La seguridad ganada es lo que adquirimos en terapia o en relaciones íntimas que nos ayuden a cambiar para mejor.

 

  • En tu libro indicas que la presencia emocional y el compromiso son claves para que el sexo siga funcionando, y para reducir la necesidad de buscar la novedad en otras personas para encender el deseo y la chispa de placer. ¿Podrías detallarnos a qué te estás refiriendo exactamente cuando hablas de “presencia emocional y de “compromiso”?

 

“Presencia emocional” significa estar plenamente con el otro “aquí y ahora”, siendo capaz de ver al otro en su complejidad y como ser entero y único y de mostrarme a mí mismo con conciencia de mi propia complejidad y plenitud. “Compromiso” significa que soy capaz de establecer y mantener un pacto que nos permita relacionarnos con confianza mutua.

 

  • ¿Se podría decir también que muchas disfunciones sexuales, no orgánicas, provienen de conflictos sobre el compromiso y la presencia emocional?

 

La gran mayoría de las disfunciones sexuales son de origen psíco-social (psíquico, social y cultural), particularmente antes de la senectud o en ausencia de causas claramente orgánicas. Las relaciones de apego se insertan en un sistema familiar y socio-cultural. En el capítulo 3 de mi  libro hablo de cómo las experiencias familiares tempranas influyen sobre la sexualidad adultas y menciono también los factores socio-culturales que intervienen en este proceso.

 

  • Con respecto a la transferencia erótica, que comentas en tu libro que se trata de cuando el paciente se enamora de su analista o simplemente tiene deseos sexuales hacia él. Puede ser óptima esta situación, como indicas para la alianza terapéutica, sin llegar a la trasgresión, y sin embargo también puede complicar mucho la terapia. Tú, como analista, expones en tu libro que todo esto es bueno que salga en terapia y se comente ya que forma parte del tratamiento. En tu experiencia, ¿dirías que en el vínculo que se establece Terapeuta-paciente, es más enriquecedor para la terapia cuando hay implicación afectiva, incluso llegando al amor, sin que se trasgredan los límites de la relación terapéutica?

 

A mi gusta utilizar el concepto de “disociación instrumental” para caracterizar la actitud óptima de un terapeuta. Este es un concepto importado de la antropología social. Si soy antropólogo y quiero estudiar una tribu primitiva –por ejemplo- tengo que ir a vivir con ellos pero, al mismo tiempo, mantener una parte de mí mismo al margen de esta interacción para poder estudiar esta tribu. Yo puedo enamorarme de una paciente y mi paciente se puede enamorar de mí. Pero ambos sabemos muy bien que tenemos límites que no podemos trasgredir en aras del objetivo que nos asoció inicialmente. Para eso, mantenemos una parte de nosotros mismos atenta, observando lo que sentimos y poniendo esos sentimientos al servicio del análisis en terapia.

 

Agradecemos al Dr. Mario Marrone su disponibilidad y cercanía para compartir con nosotros sus conocimientos y experiencia profesional. Recomendamos leer su nuevo libro: “Sexualidad, la tuya, la mía y la de los demás” que podéis adquirirlo en la editorial psimática.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Inspiration S.L. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Digital Inspiration S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.