El erotismo y su significado

Erotismo

El erotismo está definido como el sentimiento de un amor sumado a pasión y deseo sexual. Basados en personajes mitológicos, el dios Eros era el representante del amor y, de allí, proviene el término. Juega un papel fundamental en la fusión sensualidad y sexualidad cuando a atracciones entre seres humanos se refiere.

El erotismo y su significado

La complejidad que acarrea el término, acabó por darle dos definiciones básicas pero diferentes:

  • La picardía: comprende dos fases. Una de atrevimiento, propiamente dicho, en la que hay una clara muestra de atracción y deseo, pero no se manifiesta por ningún motivo pese a ser evidente. Otra, más romántica y relacionada a lo poeta. Existe más interés social. Interactuar con un entorno por gusto y gana.
  • La pornografía: denota una atracción sexual contundente, referida al acto sexual como tal en todas sus formas. Y ya se ejecuta una acción por parte de la pareja para satisfacer sus más íntimos deseos.

Erotismo y sensualidad no tienen el mismo significado, pero son términos que van de la mano, pues se basan en una clara y fuerte atracción, de cualquier índole, entre dos personas.

No siempre tiene que ver con el acto sexual, más la mayoría de las veces sí influye de manera significativa en lo que es la actividad previa al acto. Conlleva acciones corporales y manifestaciones faciales.

Pero también es de importancia destacar que, puede abarcar dos acciones diferentes sin dejar de estar relacionados. El erotismo, entonces, podría referirse a una mirada penetrante, profunda, en un momento determinado y proveniente de la persona deseada.

El erotismo

Como también en un deseo rotundo de esa persona, lo que conlleva sin pérdida de tiempo al acto en sí.

Por esas razones, cabe pensar o asegurar que el erotismo es más un comportamiento cultural y no sexual, ya que, no es válido fusionarlo solamente con todo lo referido al ámbito sexual y con la actividad física; tampoco es válido desunirlos, pues incurre en otros aspectos importantes.

Lo mismo ocurre cuando se define a una persona como sexy. Es un término que no necesariamente tiene que arrojar un significado a todo lo que tenga que ver con grandes pechos, un trasero enorme y un escote; y en los hombres, un físico de gimnasio o un cabello rubio.

De hecho, dice un experto en el caso, Erik Maylon, que “lo primero que convierte en sexy a una persona es su cerebro. Depende de cómo pienses, puedes llegar a ser la mujer o el hombre más sexy del mundo”. Las acciones también influyen.

Erotismo intelectual

Una visión más intelectual traslada el asunto a ámbitos en los que, se supone una ausencia de erotismo.

Viene siendo un dispositivo complejo, ya que engloba distintos factores de lo subjetivo y lo social que crean atracción sexual y que pueden analizarse adecuadamente para lograr la plena satisfacción del deseo si no, causa que otras personas se sientan perjudicadas.

Por tanto, para lograr un mejor entendimiento del término, se considera estudiarlo desde los dos puntos de vista antes mencionados para saber por qué se separan y porqué permanecen entrelazados.

Sobre Alberto Vivancos 16 Artículos
Psicólogo especializado en consulta clínica privada.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*