Depresión y suicidio, ¿cómo se relacionan? y su solución

Depresión y suicidio

En las últimas décadas este síntoma social y personal, se ha propagando, como consecuencia de varios factores psíquicos, geográficos e interpersonales (mente, ambiente, sociedad), afectando tanto a quien lo padece como a quien lo rodea, llevándolos al camino de la muerte silenciosa (suicidio). Dicho fenómeno que anteriormente solo afectaba a las masas más vulnerables (la pobreza), hoy en día no tiene raza, distinción social y tampoco edad especifica.

Depresión y suicidio

¿Qué es la depresión?

La medicina en su intento de definir la depresión la señala como una posible enfermedad, que va promoviendo estados de ánimo alterados y severamente negativos, ocasionando una falta de energía y vitalidad en las labores diarias de quien la padece.

La tristeza excesiva, será la peculiaridad más resaltante de la depresión, este trastorno del estado de ánimo, se suscita cuando el individuo pierde su esperanza, su autoestima, cuando los pensamientos negativos invaden su mente constantemente, motivado o caudado por lo que los especialistas en el área han llamado “la falta de refuerzos positivos” (el optimismo por la vida), así como también la “indefensión aprehendida”, y las “distorsiones cognitivas”. Ahora, observemos estas causas con más detenimiento.

Causas y Soluciones

La falta de refuerzos positivos: sucede cuando una persona renuncia a sus voluntades, por una serie de oposiciones no deseadas, rindiéndose ante hechos negativos que lo conducen a deprimirse, por ejemplo, una persona que ha fracasado en un negocio o con una pareja, teme volver a intentar estas situaciones y prefiere vivir deprimido por ello, la solución será identificar a través de terapia que aún existen en su vida refuerzos positivos (las cosas buenas de su día a día) y debe también solucionar su falta de prácticas sociales.

Indefensión aprehendida: los autores de esta teoría la definen como la pérdida del control, el sujeto cree a diario que sus aptitudes pasan desapercibidas y que sus esfuerzos no dan resultados, dejándose deprimir por este pesimismo exacerbado. Esta se soluciona realizando terapia y cambiando el ambiente, reajustando y creando nuevas metas acordes a su personalidad y aceptando que el fracaso es un condicionamiento mental que nos impide ver un aprendizaje.

Distorsiones cognitivas: es cuando el individuo pierde la valoración positiva de sí mismo y todo lo que le rodea, viviendo insatisfecho, generando estados agudos de depresión. Sería el caso de una persona que gran parte de su infancia y juventud camino por situaciones fuertes y difíciles de superar. Esta persona es sin duda la que necesita en mayor medida psicoterapia, acompañada muchas veces de fármacos, las soluciones serán el reforzamiento exuberante de la autoestima, el aislamiento a sitios especializados con ayuda de profesionales donde pueda tomar un descanso y ser tratado, ya que este tipo depresivo, es el que más propicia el suicidio.

Depresión y suicidio

Relación Depresión – Suicidio ¿Puede llevar la Depresión al Suicidio?

El resultado principal de cualquiera de estos anteriores estados depresivos, si no son tratados y sanados a tiempo, es el nacimiento de las ansias del “suicidio”, este va teniendo ciertos indicativos: acentuación de los estados de vigilia (insomnio), perdida del interés por la higiene personal y perdida exagerada de la valoración de sí mismo (distorsiones cognitivas), actualmente el diario El País (España) señala que “mueren diez veces más personas por suicidio que por violencia de género” y es la causa mayor de la muerte en jóvenes.

El suicidio es sin duda un Tabú social, a diario observamos que es la única causa de muerte que las personas suelen ocultar, representando esta una muerte silenciosa, y es que precisamente esa falta de voz ante este autoflagelamiento, es lo que ha desbordado esta taza.

Sobre Alberto Vivancos 16 Artículos
Psicólogo especializado en consulta clínica privada.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*