Saltar al contenido

Consejos para dejar de fumar

13 enero, 2021

Gracias a la ayuda de profesionales especializados en la materia, hoy en día, cada vez es más sencillo superar la adicción al tabaco

Sin duda alguna, el tabaco es una de las sustancias más nocivas que existen en el mundo. Un producto que según indica la OMS -Organización Mundial de la Salud- provoca más de 8 millones de muertes al año, además de ser la principal causa del cáncer oral. Por ello, diferentes organismos e instituciones gubernamentales lanzan campañas contra el tabaco, sin embargo, éstas no terminan de calar en la población.

La realidad es que dejar de fumar no es nada sencillo, puesto que la adicción al tabaco es muy difícil de superar, sobre todo, si las personas llevan mucho tiempo enganchadas a este producto. Por suerte, en la actualidad, existen diversas formas de acabar con la adicción al tabaco, las cuales están muy relacionadas con la fuerza de voluntad de las propias personas.

 

La importancia de contar con un profesional especializado en adicciones

 

Al igual que ocurre con otros tipos de adicciones, las personas que quieren dejar el tabaco deben ponerse en contacto con un profesional especializado en la materia, ya que su ayuda es fundamental a la hora de superar el proceso con éxito. Y es que muchas personas cometen el error de acabar con la adicción por su cuenta, por lo que con el paso del tiempo, terminan volviendo a engancharse al hábito de fumar.

Si no sabes cómo dejar de fumar, pero estás interesado en recibir ayuda profesional, lo más adecuado es ponerse en contacto con algún experto como Luis Miguel Real, un psicólogo especializado en el tratamiento de adicciones, el cual ha ayudado a muchas personas a dejar de fumar, tanto mediante psicoterapia como a través de su curso online para superar la adicción al tabaco.

Con la ayuda de estos profesionales especializados en adicciones, las personas pueden romper su relación con el tabaco en muy poco tiempo, puesto que ofrecen excelentes consejos que ayudan a dejar de fumar. Además, estos especialistas están en contacto con los pacientes en todo momento, de manera que su trabajo también se traduce en un gran apoyo emocional, sin el cual no es posible acabar con la adicción.

 

Recomendaciones para superar la adicción al tabaco

 

Generalmente, la mayor parte de las personas asocia las ansias de fumar con la imaginación, sin embargo, la adicción al tabaco va mucho más allá. Y es que las ganas de fumar, también pueden afectar al estado de ánimo, al ritmo cardiaco y a la presión sanguínea. Por ello, es muy importante realizar algunas acciones que ayuden a olvidar la costumbre de encenderse un cigarrillo.

Por ejemplo, los especialistas en adicciones recomiendan utilizar sustitutos que se puedan chupar o masticar, como es el caso de los caramelos, los chicles sin azúcar, las zanahorias o los pepinos. Otra buena técnica consiste en respirar profundamente durante 10 segundos, aguantando el último respiro para encender una cerilla, la cual se debe apagar en un cenicero -simulando que es un cigarro-.

Salir a caminar, hacer ejercicio físico al aire libre o tomar una ducha son otras acciones que ayudan a dejar de fumar, ya que las personas mejoran el estado de ánimo y alivian la tensión. La frustración, la irritabilidad y la ansiedad son algunas sensaciones que suelen aparecer durante el proceso de abandono del tabaco, por lo que es fundamental realizar las acciones que se han comentado anteriormente.

 

¿Qué dificultades se encuentran las personas que quieren dejar de fumar?

 

Durante los primeros días, las personas que dejan de fumar deben mantenerse alejadas de la tentación del tabaco, es decir, lo más aconsejable es que no transiten espacios donde hay fumadores. Por lo tanto, puede ser un buen momento para visitar museos, teatros o centros comerciales. De este modo, las personas estarán mucho más cerca de superar la adicción al tabaco.

Otra dificultad que se encuentran los ex-fumadores reside en las bebidas, sean o no alcohólicas, puesto que muchas personas asocian la acción de fumar con la de beber. El café, los refrescos, la cerveza y el vino son un claro ejemplo de este hecho, el cual se puede revertir con la ayuda de otras bebidas más saludables como los zumos de frutas, las bebidas deportivas o el agua.

En este sentido, las personas tienen que dejar atrás las viejas costumbres del pasado, ya que afectan de manera directa en el proceso de dejar de fumar. Por ello, lo más adecuado es crear nuevos hábitos que se puedan realizar en un ambiente totalmente alejado del tabaco, donde las personas respiren aire limpio y tengan la posibilidad de practicar actividades que les apasionan -senderismo, pesca, acampada, etcétera-.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Inspiration S.L..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Digital Inspiration S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.