Cómo recuperar la pasión perdida en tu relación de pareja

Recuperar la pasión

Es habitual que en las relaciones de pareja se pase por ciertos baches que hagan que con el tiempo se necesite recuperar la pasión, debido a que se extinguió. Esto no significa que queramos y deseemos menos a quien ha sido hasta ahora nuestra pareja, simplemente que hemos descuidado la llama de la pasión y es necesario reavivarla. Vamos a darte unas recomendaciones de cómo reavivar esta llama para que la relación no acabe por derrumbarse.

Llega un momento en toda relación, sobre todo cuando se tienen hijos, en la que se descuida un componente esencial como es la pasión, el placer, el romanticismo y los juegos eróticos. Esto no significa el fin de la relación, solo hay que verlo como una etapa más, y por supuesto hay que hacer algo, no podemos limitarnos a que se solucione solo con el tiempo. Ese es un error que sí puede desembocar en grandes conflictos dentro de la relación.

Muchas de estas parejas o matrimonios acuden a terapia sexual para ver qué está ocurriendo con su relación, qué está sucediendo para que se haya apagado la chispa, para que no se dedique un tiempo a la satisfacción sexual. El sexólogo o sexóloga en cuestión tras ver el trasfondo de lo que ocurre, invitará a los pacientes a que utilicen diferentes recursos para salir de la monotonía, recuperar sus momentos de intimidad y continúen viviendo Historias eróticas.

Estas son algunas de las indicaciones que los sexólogos recomendamos para que la pasión vuelva a tener sentido dentro de la relación de pareja:

Recursos para recuperar la pasión perdida

Las personas que lo sufren tienen que reconocer esta falta de pasión, sobre todo para implicarse en su solución y comprometerse con los recursos que necesitan para recuperar el deseo y la motivación sexual por la otra persona.

Cuando han pasado años y los matrimonios han convivido juntos mucho tiempo, saben casi todo el uno acerca del otro. Se han visto en todo tipo de situaciones y la intimidad a pasado a ser pura monotonía. Las ilusiones y el romanticismo va decayendo, ya no se tienen tantos detalles como al principio, y las vivencias diarias han hecho que las palabras y dedicatorias bonitas queden relegadas. Vestirnos de una manera atractiva y sensual para captar la atención de nuestra pareja ya no es nuestra principal motivación, debido a que ha pasado a un segundo plano en beneficio de la comodidad.

Bajo esta situación es el momento de poner remedio, volviendo a encender la llama de la pasión:

Sorprende a tu pareja

Sorprende a tu pareja con algún detalle, algo que sepas que le gusta mucho y hace tiempo que no le regalas. Haz eso que tanto le gusta. Sorpréndele con una cena romántica a la luz de las velas, con una ducha erótica o una historia erótica. Haz algo que se salga de lo habitual, que os permita disfrutar por un momento de vosotros y vuestra intimidad.

Pasión en la pareja

Dedica un tiempo exclusivo a tu pareja 

Si ambos lleváis un ritmo de vida que no os permite pasar un buen rato juntos a solas, es hora de poner remedio. Organízate, pon una fecha y una hora en la que ambos podáis tener ese tiempo para vosotros, decidid juntos que es lo que vais hacer, qué es lo que más os apetece, y comprometeros a llevarlo a cabo. Muchas veces el tiempo que le dedicamos a nuestra pareja es un tiempo de poca calidad, debido a que estamos cansados, desganados, desanimados o con baja vitalidad. Si acostumbramos a dedicarle solo este tiempo a nuestra relación de pareja, está destinada al fracaso.

Es importante sacar un tiempo en el que nos encontremos bien, estemos descansados y con ánimo para hacer cosas. Para ofrecerle un tiempo de calidad, sin interrupciones ni dejar lo que se está haciendo a medias. Un momento exclusivo para hacer lo que más os motiva.

Recuperar la pasión poniendo creatividad en la relación sexual

No te estanques en el día a día, haz uso de tu creatividad y se innovador. En las relaciones sexuales existen todo tipo de complementos para disfrutar ambos del placer. Hazle un masaje erótico con los aceites especializados para provocar sensaciones. Utiliza un juguete erótico para que ambos disfrutéis y sigáis explorando vuestra sexualidad.

Dedica un tiempo para comprometeros con vuestra sexualidad, comunicaros al respecto hablando sobre lo que os gustaría hacer, poner en juego vuestras fantasías eróticas, podéis ver vídeos, leeros relatos eróticos y descubrir nuevas sensaciones y experiencias.

Explorar que os motiva y que os satisface, ya que esto es algo que puede ir cambiando a lo largo del tiempo. Compártelo con tu pareja y disfrutad juntos del placer y la sexualidad, sin ningún tipo de impedimento o tabú. Complementa tu relación sexual con muestras de afecto y amor. No des por hecho que ya sabe las cosas, lo que te gusta y lo que sientes; esto es uno de los principales errores. Atrévete a decírselo, de esta manera la otra persona también se abrirá y profundizaréis en vuestra intimidad.

Recuperar la pasión está en tus manos. No es algo que se agote y ya no haya nada que hacer. Tienes que atender a muchas cuestiones como es el cuidado afectivo, la comunicación, el entendimiento y la comprensión hacia tu pareja. Partiendo de ahí el trayecto a recorrer es vuestra responsabilidad, podéis hacer de este camino algo agradable y placentero. Solo vosotros con vuestro compromiso podéis cambiar esta situación.

Sobre Rafa Aragón 260 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

1 Comentario

  1. Me he tomado el tiempo de leer tu post y coincido en muchas de las cosas que escribes. La mayoría del tiempo, las parejas se acostumbran a dar por sentado muchas cosas creyendo que todo se mantiene igual que en un inicio. Los gustos cambian, los deseos también y la comunicación se va perdiendo y ni hablar del sexo… Comparto tus recomendaciones, saludos!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*