Las mascotas mejoran nuestra calidad de vida

¿Realmente hay beneficios de las mascotas para nuestra salud? Esta es la pregunta que cabe hacerse cuando se estima que el 68 % de los hogares de Estados Unidos tiene una mascota.
Las personas que tienen o han tenido alguna vez una mascota, hablan siempre de lo mismo, de los beneficios de las mascotas; de la compañía que te hacen, de lo agradecidos que son, del cariño que te dan sin esperar nada a cambio más que un poco de comida. He llegado a escuchar a alguna persona decir, “nunca nadie me había recibido al llegar a casa con tanta alegría de verme como mi gato y siempre con el mismo entusiasmo, sin malas caras”.
Hay varios estudios que demuestran los beneficios de las mascotas para las personas, tanto en el aspecto físico, como en el psicológico. El amor incondicional de una mascota puede brindar más que compañía. Las mascotas también pueden disminuir el estrés, mejorar la salud del corazón e, incluso, ayudar a los niños con sus habilidades emocionales y sociales.
En los últimos diez años, NIH se ha asociado con el Centro WALTHAM para Nutrición de Mascotas de la Corporación Mars para responder preguntas como ésta al financiar estudios de investigación. Los científicos están analizando cuáles son los posibles beneficios de salud física y mental para diferentes animales, desde peces hasta cobayos, perros y gatos.

Posibles efectos para la salud

La investigación sobre las interacciones humano-animal es aun relativamente nueva. Algunos estudios han mostrado efectos positivos para la salud, pero los resultados fueron mixtos. Se ha demostrado que la interacción con animales disminuye los niveles de cortisol (una hormona relacionada con el estrés) y disminuye la presión arterial. Otros estudios han descubierto que los animales pueden reducir la soledad, aumentar los sentimientos de apoyo social y mejorar su estado de ánimo.
La Alianza NIH/Mars está financiando una gama de estudios enfocados en las relaciones que tenemos con los animales. Por ejemplo, los investigadores están investigando de qué manera los animales pueden influir en el desarrollo infantil. Están estudiando las interacciones animales con niños que tienen autismo, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y otras afecciones.
NIH está financiando encuestas a gran escala para conocer la variedad de mascotas con las que viven las personas y cómo sus relaciones con sus mascotas se vinculan con la salud.

Animales que ayudan a las personas

Estas mascotas, a diferencia de los animales de servicio como los perros guía, no necesitan entrenamiento especializado y pueden ser de cualquier especie o raza. En las redes sociales es fácil encontrar fotografías donde aparecen patos con pañales recorriendo los pasillos de los aeropuertos, cerdos sentados en cojines o pequeños canguros sujetos con una correa.
Estas mascotas, según la legislación americana, pueden subir gratuitamente junto a sus dueños en todos los medios de transporte público, incluidos los aviones. No obstante, la norma deja a las aerolíneas limitar las condiciones, como prohibir el acceso a animales de gran tamaño, como los ponis, o a los potencialmente peligrosos, como las serpientes o las arañas.
Para que un viajero pueda realizar el viaje junto a su fiel compañero, lo mismo da un perro que una gallina ponedora, debe presentar la documentación que certifique que necesita la compañía de su mascota. No obstante, la aerolínea Delta Air asegura que estos certificados pueden falsificarse fácilmente u obtenerse de manera sencilla por Internet.
Las aerolíneas españolas como Iberia destacan en su normativa (disponible en su sitio web) que solo podrán embarcar viajeros con animales de apoyo emocional cuando su destino sea EE UU y lo hayan notificado con 48 horas de antelación. Además de los requisitos de tamaño y peso, la compañía subraya que debe existir «una necesidad especial mental o emocional reconocida en el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) o si se necesita al animal de apoyo emocional o asistencia psiquiátrica para poder viajar en avión o para llevar a cabo alguna actividad en su destino».

Mascotas medicinales

Los beneficios de las mascotas también pueden verse en el aula. Un estudio encontró que los perros pueden ayudar a los niños con TDAH a enfocar su atención. Los investigadores inscribieron a dos grupos de niños diagnosticados con TDAH en sesiones de terapia grupal de doce semanas. El primer grupo de niños le lee a un perro de terapia una vez a la semana durante treinta minutos. El segundo grupo le leyó a marionetas que parecían perros. Los niños que leían a los animales reales mostraron mejores habilidades sociales y más intercambio, cooperación y participación voluntaria. También, tenían menos problemas de comportamiento.
Otro estudio encontró que los niños con trastorno del espectro autista estaban más tranquilos mientras jugaban con cobayos en el aula. Cuando los niños pasaron diez minutos en un grupo de juego supervisado con cobayos, sus niveles de ansiedad disminuyeron. Los niños también tuvieron mejores interacciones sociales y estuvieron más comprometidos con sus compañeros. Los investigadores sugieren que los animales ofrecieron aceptación incondicional, lo que los convirtió en un consuelo tranquilo para los niños.
Los animales pueden ayudarle de otras formas inesperadas. Un estudio reciente mostró que el cuidado de los peces fue favorable para que los adolescentes con diabetes manejen mejor su enfermedad. Los investigadores hicieron que un grupo de adolescentes con diabetes tipo 1 atendieran a un pez mascota dos veces al día alimentándolo y controlando los niveles de agua. La rutina de cuidado también incluyó cambiar el agua del tanque cada semana. Esto se conjugó con la revisión de los registros de glucosa en la sangre de los niños (azúcar en la sangre) junto con los
padres.
Los investigadores dieron seguimiento a la constancia con la que estos adolescentes controlaron su glucosa en la sangre. En comparación con los adolescentes a los que no se les dio un pez que cuidar, los que sí cuidaron fueron más disciplinados a la hora de controlar sus propios niveles de glucosa en sangre, lo cual es esencial para mantener su salud.
Si bien los beneficios de las mascotas para nuestra salud son importantes, un animal puede no funcionar para todos. Estudios recientes sugieren que la exposición temprana a las mascotas puede ayudar a proteger a los niños pequeños del desarrollo de alergias y asma. Pero para las personas que son alérgicas a ciertos animales, tener mascotas en el hogar puede hacer más daño que bien.

Beneficios de las mascotas para tu salud mental

Numerosos estudios demuestran que las mascotas mejoran nuestra calidad de vida, tanto emocional como físicamente. En lo que respecta a la parte del bienestar mental, las mascotas nos dan cariño; no juzgan, ni nos cuestionan ni se ríen de nosotros. Y tampoco nos discriminan por nuestro aspecto físico o por lo errores que hemos cometido.

Favorece la actividad física.

Tener un animal de compañía (sobre todo si se trata de un perro) puede ser un motivo para salir a la calle, y dar varios paseos cada día. Aunque el motivo principal de estos paseos sea el beneficio de tu mascota, tú también te beneficiarías de estas salidas. Especialmente importante en personas que siguen una vida sedentaria o con poca fuerza de voluntad para moverse.

beneficios de las mascotas 2
https://pixabay.com/es/

Nos ayuda a estructurar nuestro tiempo.

Entre los beneficios de las mascotas encontramos que nos ayuda a estructurar nuestro tiempo. El ser humano necesita de la rutina para funcionar en el día a día de manera adecuada y sentirse menos estresado. Si tienes un animal de compañía, serás tú mismo quien le proporciones esa rutina diaria tu mascota, al mismo tiempo, estarás estructurando también tu día.

Ayuda a mejorar el sentido de la responsabilidad y la autoestima.

Tener un ser vivo que depende de ti, te hará sentir útil y responsable, estos beneficios psicológicos derivados de tener mascota son especialmente importantes en edad infantil. Además, el verte útil y recibir cariño incondicional por parte de otro ser vivo, puede hacer que tu autoestima mejore considerablemente. Muchas veces, estas características surgen de manera innata; un 90% de los niños dedicaría parte de su tiempo a cuidar a su mascota; un 80% daría su juguete preferido por él y un 75% se levantaría temprano para pasearlo.

Te ayudará a expresar tus emociones.

Un animal supone una fuente de cariño inagotable, y al mismo tiempo, te enseñará a expresar emociones como el amor, entre otras.

Facilitan la socialización.

Tu mascota puede ser el tema de conversación idóneo que te permita romper el hielo cuando e encuentras con gente que no conoces demasiado, o en esas incómodas situaciones de silencio. Además, puede ser el vínculo que permita conocer nuevos amigos y agrandar tu círculo social.

La mejor terapia psicológica

Los animales son unos estupendos aliados para personas con trastornos psicológicos; por ello, existen muchas terapias asistidas en las que los animales son el recurso principal para conseguir beneficios y mejoras en las personas.

Evitan el sentimiento de soledad.

Entre los beneficios de las mascotas está el que ayuda a que la persona se sienta más segura de sí misma y más protegida. También puede ayudar a evitar estados como la depresión por sentimiento de soledad, ya que su compañía estimula el contacto físico y la comunicación. Puede que no hablen, o que no nos sigan la conversación, pero uno sabe, con total certeza, que no está solo en casa y que tiene compañía.

Alivian la depresión.

Las personas deprimidas no sienten el deseo de relacionarse. Cuando una persona mantiene un vínculo con una mascota, tiene un motivo para levantarse de la cama. Quizá no tenga ganas de hacer nada, pero sabe que debe darle de comer y en el caso de los perros, por ejemplo, sacarle a la calle. Es frecuente que la persona deprimida no se desahogue con nadie, pero quizá sí se siente capaz de hablarle a su mascota.

Aumentan el sentimiento de felicidad.

Los dueños de mascotas, tras compartir un rato de juegos, experimentan un aumento de oxitocina, se estimula la producción de serotonina y la dopamina, al mismo tiempo que el cortisol se disminuye, todas estas hormonas ayudan a disminuir los niveles de estrés y son un buen antídoto contra la depresión.

Reducen el estrés.

El equipo de la psiquiatra Sandra Baker de la Universidad Commonwealth de Virginia (EEUU) midió las ondas cerebrales de distintos dueños de perros antes y después de pasar un rato con ellos. Estos estudios han revelado que tener una mascota y acariciarla frecuentemente, ayuda a reducir los sentimientos de estrés, ansiedad y depresión. Por lo que se aconseja acariciar, jugar, pasear e incluso hablar con las mascotas para despejar la mente y sentir bienestar.

Refuerzan la autoestima.

Los dueños de mascotas tienen más probabilidad de tener una mayor autoestima, según concluyeron los científicos de las universidades de Miami y Saint Louis. Se ha observado también que niños y niñas con alguna dificultad de que leen en voz alta delante de su mascota refuerzan su seguridad y confianza en sí mismos, ya que las mascotas no se van a reír de cómo lo hacen o si se equivocan.

Beneficios de las mascotas y la responsabilidad

Aunque ya hemos visto los innumerables beneficios de las mascotas, antes de tomar la decisión de tener una, habrás de tener en cuenta que, tener en casa un animal, no sólo tiene ventajas y beneficios. Al adoptar una mascota, adquieres una serie de responsabilidades; que debes tener muy claro si quieres o no asumir.
Cuando convives con una mascota en el marco de una educación de respeto, amor y conciencia por los seres vivos, aprendes el lenguaje universal de la Naturaleza y te percatas de que no son juguetes de usar y tirar, no son “tamagochis” que se apagan cuando no nos interesan, ni se abandonan cuando crecen demasiado o te vas de vacaciones. Por eso, la decisión de adoptar una mascota ha de ser muy meditada y muy consciente. Porque se convierten en un miembro más familia, y como tal se le ha de tratar. Se ponen alegres, te aman incondicionalmente, te cuidan a la vez que tú les cuidas, se entristecen, enferman, envejecen, te ayudan a convertirte en mejor persona. Y también mueren, y cuando esto ocurre requiere de una elaboración de duelo como con cualquier pérdida importante.
Así que, si te hemos convencido para ampliar la familia, antes de dar el paso piénsalo muy bien, porque además de todos los beneficios de las mascotas y el amor que nos dan (que es muchísimo, y sin condiciones), requieren cuidados y atenciones durante mucho tiempo (en el caso de perros y gatos entre 12 y 17 años aproximadamente), lo que supone grandes dosis de sacrificio que tienes que estar dispuesto a hacer.
Hoy en día se calcula que más de la mitad de la población convive con una mascota. Sin lugar a dudas, es una cantidad más que significativa para que desde nuestro blog de psicología nos preguntemos por los beneficios psicológicos que puede aportar tener una mascota.

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.