Saltar al contenido

Adicción al sexo: qué es y cómo tratarla

8 julio, 2020

El deseo intenso y frecuente de practicar relaciones sexuales con diferentes parejas y de forma repetitiva se conoce como adicción al sexo. Se puede definir como un conjunto de conductas de carácter compulsivo que tiene en torno al 6% de la población, aunque la mayoría de los casos no están diagnosticados.

Hace años se conocía este trastorno como «donjuanismo» en el caso de los hombres, por el típico Don Juan que intenta conquistar a todas las mujeres que estén a su alcance. En el caso de las mujeres es conocido como «ninfomanía» y, aunque menos conocido, también se registran cada vez más diagnósticos.

¿Cómo identificar la adicción al sexo?

En la actualidad existen tratamientos de adicción al sexo para las personas afectadas por este trastorno. A veces es difícil identificar si una persona de nuestro entorno o nosotros mismos somos adictos al sexo porque no sabemos «cuánta cantidad de sexo» entra dentro de lo «normal» y a partir de qué momento pasa a considerarse una adicción.

No existe una cifra exacta o concreta, ya que depende de cada persona (si tiene pareja o no) y sus circunstancias particulares. Pero sí existen algunos síntomas que ayudan a identificar a una persona que pueda experimentar este trastorno, como son los siguientes:

  • Pensamientos recurrentes en el sexo: la búsqueda de experiencias sexuales ocupa buena parte del día del adicto al sexo e interfiere de forma notable en su día a día en el trabajo o con la familia.
  • Incapacidad para reprimirse: los adictos al sexo encuentran grandes dificultades para reprimir sus deseos de relaciones íntimas, incluso adoptando conductas inapropiadas o autodestructivas.
  • Cambios frecuentes de humor: esta adicción provoca momentos de euforia o de depresión en función del nivel de actividad sexual.
  • Aumento en el número de relaciones: como cualquier otra adicción, esta se define por la necesidad de tener un número cada vez mayor de relaciones sexuales para satisfacer sus deseos.
  • Adicción a la pornografía, al cibersexo o a otras adicciones como la ludopatía también son elementos que pueden ayudar a identificar a un adicto al sexo.

Tratamientos para superar la adicción al sexo

Existen diferentes tipos de tratamientos para ayudar a estas personas a entender mejor su sexualidad y a conseguir una práctica más saludable y controlada. El objetivo es que el sexo no condicione sus vidas y que tenga una mayor capacidad para elegir cuándo practicar sexo y cuándo no evitando los impulsos.

Generalmente podemos encontrar dos tipos de tratamientos que clínicas y centros para tratar adicciones aplican en estos casos, y son:

Psicoterapia individual

Este tratamiento es el más recomendado para pacientes que están decididos a controlar su conducta sexual y a reflexionar el origen de su problema para encontrar la mejor forma de terminar con él. Normalmente suelen ser sesiones individuales una vez por semana, así que es el primer paso para muchos pacientes escépticos con la psicoterapia como método para superar su trastorno.

Terapia individual y seguimiento conjunto

Este tratamiento es más intenso y avanzado y es el recomendado para quienes desean realizar un seguimiento más continuado en la superación del trastorno. Este tratamiento combina terapias individuales y un seguimiento más cercano con varias sesiones a la semana. Los pacientes con una problemática de mayor gravedad suelen optar por este tratamiento terapéutico para evitar recaídas.

¿Es posible prevenir la adicción al sexo?

La adicción al sexo se puede prevenir si se identifican qué causas están detrás de su origen en el paciente. Normalmente se trata de pacientes con baja autoestima, con poca asertividad y con muy poca tolerancia a la frustración en cualquier ámbito. En general, hablamos de personas vulnerables que pueden reducir la posibilidad de convertirse en adictas al sexo a través de talleres psico-educativos en los que se potencie su personalidad a través de técnicas asertivas de gestión emocional.

En cualquier caso hay que tener en cuenta que no existe un perfil único de persona adicta al sexo, ya que es algo que afecta a hombres y mujeres de diferentes edades y orígenes. Lo importante, como ya hemos visto, es saber identificar a tiempo los casos de adicción al sexo en función de sus conductas o comportamientos y recibir ayuda profesional a través de terapias con las que dejar atrás este trastorno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Inspiration S.L. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Digital Inspiration S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.