Tics nerviosos

Tic nerviosos

Los tics nerviosos suelen ser conocidos como aquellos problemas en donde alguna parte del cuerpo suele tener movimientos bruscos, rápidos, repetidos e involuntarios cada cierto lapso de tiempo, apareciendo en muchos casos estos en etapas tempranas de edad, como lo puede ser la infancia o en la adolescencia.

A pesar de que los tics por lo general suelen producirse la mayor parte de veces de una manera totalmente involuntaria, existen algunos casos en donde pueden ser controlados de manera parcial por aquellas personas que los padecen, llegando a variar el tiempo de duración de este tipo de anomalías de acuerdo del tipo de tic que se padezca, pudiendo presentarse éstos indistintamente en cualquier parte del cuerpo.

En caso de que la presencia del tic sea leve y este no se presente de una manera demasiado continua, buscar la manera de tratarlo de inmediato con un profesional en el área de la salud es una de las mejores alternativas por las que se puede optar, ya que de ésta manera puede evitarse que el mismo pueda a llegar a convertirse en algún tipo de tic crónico. Igualmente, aprender a controlarlo podría representar un beneficio para el tratamiento del mismo.

Tipos de Tics Nerviosos

Existen distintos tipos de Tics nerviosos, aunque por lo general los tics más comunes o usuales suelen encontrarse en el grupo de aquellos conocidos como “desorden de tic transitorio” o “desorden de Tic agudo”, y por lo general no suelen ser muy graves, ya que éstos suelen ser transitorios y al cabo de un tiempo acaban desapareciendo cuando el factor que los causa es eliminado, o incluso por si solos en algunos casos.

Entre el grupo de estos Tics que suelen ser bastante usuales y que se presentan de manera temporal en la mayoría de casos, pueden encontrarse aquellos parpadeos o guiños del ojo constantes sin control, el movimiento involuntario de alguna extremidad así como cualquier otra parte del cuerpo, entre otros.

Tics nerviosos

No obstante, existen tics que tienen una duración de tiempo bastante prolongada, llegando a estar presentes durante  años, incluso existen algunos que pueden llegar a durar para toda la vida, a este tipo de Tics nerviosos se les conoce como “Tics crónicos”, y entre ellos se encuentran los que se caracterizan por presentar desorden de motor crónico o vocal.

En el caso más grave o crónico de los Tics nerviosos, se encuentran aquellos en donde se ve presente la combinación del desorden de motor crónico y vocal, casos que suelen verse muy presentes en las personas que padecen del Sindrome o desorden de Tourette

Causas de los Tics nerviosos

Se dice que los infantes así como los adolescentes son los más propensos a sufrir de Tics nerviosos, debido a que es más común que estos suelan verse presentes en las edades más tempranas, siendo los niños más propensos que las niñas a padecer algún Tic, se dice que esto puede ser debido a factores hormonales.

A pesar de que la aparición de los Tics nerviosos suele asociarse en muchas ocasiones a los factores emocionales tales como la ansiedad, el estrés, entre otros más. Sin embargo, existen casos en donde estos aparecen sin ningún tipo de razón aparente, sin embargo, se dice que suele ser más común ver algún tic en niños con conductas bastante nerviosas, así como en aquellos que tengan familiares que ya antes hayan sufrido de algún Tic nervioso.

Cabe destacar que a pesar de ser menos frecuente, también pueden llegar a verse la aparición de distintos Tics nerviosos en personas adultas, sobre todo en aquellas que llevan un estilo de vida en donde son constantes la ansiedad así como los niveles altos de estrés, se dice que la aparición de los Tics nerviosos en estos casos es más común debido a que, puede ser una respuesta del cuerpo para buscar liberar las tensiones acumuladas, siendo esto por lo general temporal.

Cómo tratar los Tics nerviosos

Una de las recomendaciones más importantes para tratar los Tics nerviosos de manera exitosa, es buscar la ayuda de un profesional especializado en el área, ya que de esa manera se podrá conocer de manera específica el tipo de tic que se tiene y si éste resulta ser temporal o crónico, una vez conocido el diagnóstico resultará necesario seguir de manera estricta todas las recomendaciones y prescripciones a seguir indicadas por médico especialista al que se ha acudido.

Sin embargo, debido a que en una gran mayoría de los casos la presencia de los Tics suelen ser productos de factores emocionales, siendo la duración de estos por lo general temporal, es recomendable buscar mantener un estado emocional equilibrado, evitando de esa manera todo lo que pueda producir altos niveles de estrés, así como de ansiedad y preocupación.

Como se mencionó anteriormente, a pesar de que algunos tics nerviosos no pueden ser eliminados del todo, estos si pueden llegar a controlarse, y para ello existen distintas prácticas que permiten desarrollar cierto control sobre nuestro cuerpo, una de estas prácticas  básicamente consiste en observarse frente al espejo y poner atención a la aparición del tic así como cuando éste actúa con mayor o menor intensidad, esto se hace buscando descubrir el fin de su aparición.

Es realmente importante intentar mantener un estado emocional equilibrado, ya que la presencia de los tics suelen manifestar una incomodidad notable en quienes los poseen, debido a la angustia que puede sentirse por el movimiento involuntario de alguna parte del cuerpo, lo cual además puede tener un impacto a nivel social importante, es en vista de ello que resulta necesario evitar al máximo los niveles de estrés con la finalidad de que el tic pueda desaparecer en el menor tiempo.

Consejos para evitar la aparición de Tics Nerviosos

Dar paseos al aire libre, realizar ejercicios diariamente de manera constante, escuchar música de relajación, meditar y buscar un estado emocional que brinde tranquilidad también pueden ser alternativas con efectos muy positivos que pueden contribuir con la desaparición de la mayoría de Tics que suelen aparecer por periodos cortos de tiempo.

Sobre Rafa Aragón 260 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*