5 consejos para dejar de fumar

Dejar de fumar
Pixabay / realworkhard

¿Harto de intentar todo ganar la lucha contra el tabaco? Lee este artículo, hemos añadido una serie de consejos, métodos y tratamientos que pueden ayudarte a dejar de fumar.

La lucha contra el tabaco es una lucha lenta, difícil y que requiere de mucha persistencia y fuerza de voluntad. Sin estos ingredientes, muy difícilmente podrás dejar de fumar. Después de llegar a conocerte y concienciarte, hay algunas soluciones naturales o con base en la medicación que pueden ser de mucha ayuda.

Cigarrillo electrónico

El cigarrillo electrónico es un dispositivo electrónico diseñado con el objetivo de simular un cigarrillo, y el acto de fumar. Es un dispositivo que produce vapor inhalable con o sin nicotina, presentando diversos sabores (por ejemplo: tabaco, café, frutas, etc.) y puede servir como una alternativa a los fumadores, ya que, además de emitir nicotina, también proporciona sabor y sensación física similar a la de la inhalación de tabaco, aunque no exista el tabaco, la combustión y el humo.

Además, el cigarrillo electrónico imita el hábito de fumar, lo que para muchos fumadores es uno de los obstáculos para alcanzar el éxito. El modelo clásico del cigarrillo electrónico es visualmente muy parecido al producto verdadero, o sea, tiene el mismo color blanco y amarilla, el mismo formato y hasta la punta simula estar encendida cuando se fuma.

Cigarrillo electrónico
Pixabay / lindsayfox

También hay varios modelos disponibles en el mercado, en forma de cigarros, puros, puritos, pipas, entre otros. Actualmente, la mayoría de los cigarrillos electrónicos disponibles para la venta son reutilizables y tienen piezas de repuesto y/o recargables.

Con esta tecnología se puede ahorrar hasta un 60% de los males y del gasto vinculados con el tabaco normal.

Pastillas y otros sustitutos de la nicotina

Estos fármacos liberan nicotina a través de la piel o de las mucosas bucales. Existen en forma de pegatinas transdérmicas, chicles o caramelos; y el tratamiento dura aproximadamente tres meses.

Estos sustitutos de nicotina suministran al organismo la dosis de nicotina suficiente para calmar, pero sin crear dependencia. Sin embargo, debes dejar de fumar desde el primer día de tratamiento, ya que de lo contrario podrías aumentar el consumo diario de nicotina.

Los más ansiosos deben elegir las pastillas. Estos sustitutos están a la venta en las farmacias farmacias (no es necesaria la prescripción médica) y cuestan un valor aproximado al que el fumador gasta en promedio en el tabaco.

Acupuntura

Este método milenario de la medicina tradicional china consiste en insertar agujas en la piel con el objetivo de reequilibrar el sistema energético. Una vez recuperado el equilibrio, la irritabilidad desaparece y la persona se siente mejor, más relajada y con menos ganas de fumar.

El tratamiento incluye una sesión semanal durante un mes y es acompañada de otras técnicas como la fitoterapia (terapia a base de plantas) y la auriculoterapia (estimulación de puntos específicos de la oreja que inducen la producción de endorfinas, las hormonas del bienestar).

Su tasa de éxito puede alcanzar hasta el 80%. Esta solución requiere, sin embargo, la colaboración y la confianza total del paciente en la terapia. Las consultas de acupuntura, dependiendo del lugar elegido, pueden ir desde 30€ a 90€, aproximadamente.

Hipnosis

El cigarrillo causa no sólo la dependencia física, sino también psíquica, de ahí que la hipnoterapia puede tener resultados muy eficaces. La hipnosis es un estado de conciencia alterada, similar al “trance”, durante el cual el individuo siente una profunda relajación física y emocional.

Este estado de trance hipnótico es un estado de concentración profunda y absoluta, durante el cual el paciente centra toda su atención en lo que le es dicho, manteniéndose siempre consciente, nunca perdiendo la compostura ni haciendo nada en contra de su voluntad. En estas consultas, se da la “orden” para que el paciente deje de tener el placer de fumar y para que deje de tener ganas de hacerlo.

Las consultas pueden variar sus precios, a partir de los 40 euros por sesión.

Vareniclina

En forma de comprimido, este fármaco actúa a nivel del sistema nervioso central, lo que reduce las ganas de fumar. Comenzó a ser comercializado en España en marzo de 2007 y el fumador debe iniciar el tratamiento de una a dos semanas antes de dejar de fumar. Dolores de cabeza, náuseas y otros problemas de orden gastrointestinal son algunos de los posibles efectos secundarios.

Para los que eligen esta nueva forma de tratamiento, Pfizer (laboratorio responsable del medicamento) ofrece un plan de ayuda que contiene el apoyo conductual y programas interactivos en línea, totalmente gratis.

Este medicamento está sujeto a receta médica y se encuentra a la venta en las farmacias. Una caja de 25 unidad cuesta alrededor de 42€.

Sobre Rafa Aragón 268 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*