Los tipos de inteligencia que mejoran tu vida

Niña con tipos de inteligencia
Pixabay/ Pezibear-

Sabemos que todos poseemos inteligencia, y que hay distintos tipos de inteligencia, unas personas destacan más en unas inteligencias que otras. En nuestra sociedad hay inteligencias que están mejor valoradas y son las que más se recompensan. Pero, ¿sabías que hay tipos de inteligencia que nos ayudan a ser más felices? Te las desvelamos a continuación.

Hay autores como Howard Gardner que hablan acerca de 8 tipos de inteligencia. Las teoría de las inteligencias múltiples es la que más fuerza ha ido cogiendo, desbancando a teorías anteriores como la inteligencia bifactorial expuesta por Spearman, o la inteligencia cristalizada y fluida propuesta por Raymond Cattell.

La teoría de las inteligencias múltiples es la que más relevancia tiene en la actualidad, puesto que es la que nos sirve para entender mejor la educación que deben recibir los niños. Sabiendo que tenemos multitud de potencialidades, disponemos de inteligencias muy interesantes que han sido hasta ahora desatendidas, y por lo tanto han sido desaprovechadas. A los niños que poseían otro tipo de inteligencias que no son las académicas se les ha estado limitando su potencial para poder desarrollarlas.

Ahora que entendemos que no solo existe la inteligencia académica, la lógico-matemática, o la que hace que adquiramos conocimientos de cualquier tipo con facilidad. Sabemos que hay otras muchas posibilidades. Otro tipo de inteligencias que al darles nombre, y al reconocerlas, todos podemos ir aprendiendo a desarrollarlas. Es cierto que unas inteligencias están mejor valoradas, sobre todo académicamente. Por eso queremos darle nuestro reconocimiento a los tipos de inteligencia que nos ayudan a ser mejores personas, a mantener relaciones más sanas y, en definitiva, a sentirnos más felices.

¿Qué tipos de inteligencias nos ayudan a ser más felices?

Seguro que ya te andas haciendo una idea. Habrás comprobado como hay personas que han desarrollado todo su potencial para vivir con una actitud que les permita sentirse más felices, incluso a pesar de cualquier circunstancia. Estos tipos de inteligencia que a continuación os vamos a definir, son los que tienen más relación con nuestra actitud, los pensamiento que construimos y la flexibilidad con la que recibimos cada experiencia:

Inteligencia interpersonal

Este tipo de inteligencia tiene especial importancia para relacionarnos con los demás de una forma adecuada y sana. Las personas que tienen más desarrollada este tipo de inteligencia destacan por entender y empatizar mejor con las demás personas. Mantienen vínculos afectivos de gran valor, interaccionan de una forma más efectiva siendo grandes comunicadores. Interpretan adecuadamente los gestos y la profundidad que hay más allá de las palabras.

Haber desarrollado esta inteligencia permite tener un mayor repertorio de habilidades sociales para saber entender mejor las intenciones y las emociones de los demás. También permite a la persona que tiene estas habilidades estar más receptiva para mostrarse de una forma abierta y amable.

Este tipo de inteligencia, sin duda, hace que las personas consigan tener relaciones más significativas, más saludables, duraderas y satisfactorias; con lo que ello supone…

Personas mayores con inteligencia emocional
Pixabay / Huskyherz

Inteligencia emocional

Esta inteligencia es tan importante que incluso en muchos colegios de España se están desarrollando asignaturas para poderla desarrollar. Hemos ido dándonos cuenta con el paso de los años la relevancia que tienen las emociones para nuestras vidas. Les hemos ido dando cabida hasta el punto de que está habiendo un auténtico boom acerca de la gestión de las emociones.

Esta inteligencia a parte de ser de gran utilidad, nos ayuda a gestionar nuestras pulsiones más primarias. Esta inteligencia incorpora, además, habilidades y aspectos de la inteligencia interpersonal y la intrapersonal. Se podría decir que es una de las inteligencias más completas y que más satisfacción produce el desarrollarla. Nos estamos haciendo conscientes de la importancia que tiene, y es por esto que se están desarrollando muchos libros y estudios que reconocen su funcionalidad. Se ha podido comprobar como los aspectos emocionales son fundamentales en nuestro comportamiento, y el no hacer una buena gestión de las emociones puede desembocar en enfermedades psicosomáticas y autoinmunes.

Las investigaciones que se han hecho al respecto sobre la inteligencia emocional indican que este tipo de inteligencia nos aporta muchos beneficios. Entre ellos cabe destacar: el autoconocimiento, la empatía, habilidades sociales, autocontrol, regulación de nuestra conducta, control de impulsos y autoconciencia emocional. En todos los aspectos de nuestra vida puede ayudarnos, es por eso que desarrollar esta inteligencia es de interés para cualquier persona. Además, nos ayuda a disminuir el estrés y los trastornos asociados al estado del ánimo.

Inteligencia intrapersonal

Este tipo de inteligencia es importante para comprendernos mejor a nosotros mismos, a que hagamos introspección para que sepamos de dónde viene nuestra conducta, nuestras emociones y sensaciones. En esta mejor indagación personal aprendemos a regular nuestro comportamiento. Gracias a que obtenemos un mejor conocimiento acerca de nosotros mismos, esto nos permite tenerlo acerca de los demás seres humanos. Es por esto que esta inteligencia nos ayuda a ser más compasivos y amables.

Esta capacidad está relacionada con personas que se dedican a la filosofía o la escritura. Son personas con una gran sensibilidad. Este tipo de personas gozan de un mayor bienestar al desarrollar esta inteligencia, debido a que son más seguros de sí mismos y no dependen de lo que puedan pensar o decir los demás de ellos.

Como podemos comprobar estas inteligencias que hemos descrito son necesarias para el bienestar general de cualquier ser humano. Estos tipos de inteligencia que han estado apartados durante tantos años, por fin han tenido su reconocimiento, y es ahora cuando se dedican grandes esfuerzos a que se desarrollen dentro del sistema educativo. Dando así prioridad al potencial que tenemos cada persona para ser más felices y responsables de sí mismos.

Bibliografía consultada: 

Levy, N. (2000). La sabiduría de las emociones. Plaza & Janés.

Goleman, D. (2012). Inteligencia emocional. Editorial Kairós.

Gardner, H. (1998). Inteligencias múltiples. Paidós.

 

 

 

Sobre Rafa Aragón 232 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

1 Trackback / Pingback

  1. Meditación para gestionar mejor las emociones - El Poder de la Mente

Deja un comentario