Síndrome premenstrual (SPM): síntomas y remedios

Mujer con síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual (SPM) es un conjunto de síntomas que afecta a las mujeres antes del inicio del flujo menstrual, entre cinco y siete días habitualmente. Como mujer seguro que has tenido alguno de los síntomas que describiremos en este post. También te indicaremos remedios para reducir estos síntomas del síndrome premenstrual y para no agravarlos más.

Tanto la intensidad como la duración de estos síntomas dependen de cada mujer, por lo general suele afectar bastante y suele desaparecer entre uno y dos días después del comienzo del ciclo menstrual. Este proceso que experimenta la mujer antes de que le llegue la menstruación puede estar asociado a un cambio en los niveles de hormonas que se producen en el cerebro.

La mayoría de las mujeres suele experimentar el SPM, ya que está asociado a su etapa fértil. Aunque hay un grupo de mujeres a las que les ocurre con una mayor frecuencia el SPM: son mujeres que se encuentran entre los 20 y 40 años de edad, que tienen antecedentes familiares con depresión grave o de depresión postparto, y también a las mujeres que ya han tenido un hijo.



Síntomas del Síndrome premenstrual

Entre los síntomas asociados al SPM cabe destacar los siguientes que se producen en la mayoría de las mujeres:

  • Irritabilidad con bajo estado de ánimo, experimentando un aumento de la tristeza.
  • Somnolencia y retención de líquidos.
  • Mareos, tensión, ansiedad e indecisión.
  • Aumento de la sensibilidad en los senos, migrañas e hinchazón abdominal.
  • Estreñimiento, sensación continua de sed y hambre.
  • Dolor de cabeza y una mayor sensibilidad con menor tolerancia para el ruido y las luces.

Estos síntomas del SPM como hemos dicho anteriormente, su frecuencia e intensidad dependen de cada mujer. No se producen todos en su conjunto, sino que se experimentan algunos de ellos. Estos síntomas en su aparición también dependen de factores socioculturales y estilo de vida.

Remedios para el síndrome premenstrual

Como mujer, es importante que sepas que existen medidas para reducir las molestias de los síntomas del SPM, y que depende de ti el llevarlas a cabo. Hay una serie de aspectos en tu estilo de vida que puedes modificar para que esta situación mejores. Son los siguientes:

Cuidar la nutrición

Cambiar tus hábitos alimenticios es una medida que puede ayudarte a reducir la retención de líquidos y los problemas asociados a una mayor sensibilidad en los senos. Hay que evitar para esto alimentos que resulten pesados y cualquier tipo de dulce con un gran contenido en azúcar. En este periodo sería recomendable sustituirlos por yogures naturales, pan con mermelada y zumos naturales de frutas.

Evitar los carbohidratos como: carnes grasas, alimentos salados o patatas fritas te ayudará a disminuir la retención de líquidos. Para eliminar el exceso de líquidos en el organismo lo aconsejable es ingerir frutas como las fresas la piña y el melón, consumir pepinos y perejil y aumentar la cantidad de agua que bebes a diario. Importante evitar bebidas como el café y el té. Y lamentablemente, para estos días tendrás que disminuir el consumo de chocolate, sobre todo si sufres de migrañas, ya que el chocolate las agrava y las desencadena.

Conviene reducir el consumo de alcohol, ya que es un depresor del sistema nervioso, y agrava los síntomas de la irritabilidad y del bajo estado de ánimo. También influye en la somnolencia y en un mayor decaimiento.

Hacer ejercicio y relajación

Bajo cualquier situación es importante hacer ejercicio y tener hábitos de relajación, pero en este periodo si cabe es más importante aún. El ejercicio es una buena medida para reducir muchos de los síntomas asociados al SPM. Puesto que el ejercicio propicia un estado de bienestar y una sensación de vitalidad que ayuda a controlar y disminuir los estados de depresión e irritabilidad.

No es necesario hacer mucho ejercicio, simplemente elegir el que mejor se adapte a tu estilo de vida y mantener unas rutinas que te ayuden a ejercitarte con motivación, sin necesidad de tener que sufrir haciendo deporte. Elige el ejercicio más adecuado para ti y mantén el hábito de realizarlo al menos tres días a la semana.

Reservar un espacio para ti y para la relajación es un hábito que no solo reduce los síntomas del SPM, sino que además, te ayudará a controlar el ritmo con el que llevas tu vida, y a tener la sensación de control para reducir la ansiedad, el decaimiento y la irritabilidad.

 

 

Sobre Rafa Aragón 228 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario