¿Qué es la psicología?

Etimológicamente, psicología proviene de la unión de las palabras griegas ψῡχή (psykhē, que significa alma) y λογία (logíā, que significa estudio o ciencia). Por lo tanto, originalmente la psicología era entendida como el estudio del alma. Es a este significado primigenio al que hace referencia la primera acepción del diccionario de la Real Academia Española cuando la describe como «parte de la filosofía que trata del alma, sus facultades y operaciones». Sin embargo esta definición no se ajusta a la realidad actual de la disciplina.

Hoy en día la psicología ha dejado atrás sus raíces filosóficas y se ha transformado en una ciencia que estudia principalmente el comportamiento y la cognición de las personas. Debido a la enorme variabilidad de nuestra conducta dependiendo del entorno en el que nos encontremos, la psicología se ha subdividido en decenas de especialidades para poder abarcar el enorme espectro del comportamiento. Así, por ejemplo, nos podemos encontrar con la Psicología Educativa que estudia el comportamiento en las situaciones escolares; con la Neuropsicología que se encarga de investigar las consecuencias de las lesiones cerebrales sobre la conducta.

Pero la psicología no se limita al estudio del comportamiento y el pensamiento, sino que abarca también las relaciones interpersonales, la personalidad, la emoción, el lenguaje, la memoria, la inteligencia, la percepción, la atención y las funciones biológicas subyacentes a todas estas funciones.

Después de todo lo anterior resulta evidente que no es fácil encontrar una respuesta sencilla a una pregunta en apariencia tan inofensiva como la que nos ha traído hasta aquí. Realmente podríamos quedarnos con la respuesta más común y simple «la psicología es la ciencia que estudia el comportamiento». Pero para que esta definición sea válida tenemos que pararnos a pensar con detenimiento qué es y qué implica el comportamiento para no quedarnos con una comprensión demasiado superficial. Pongamos como ejemplo una conducta de agresión, para explicar correctamente ese suceso no podríamos limitarnos a describir el comportamiento (Pepe le pega a Juan), tenemos que investigar qué hay debajo de todo lo que vemos. ¿Por qué le pega Pepe? ¿Ha dicho algo Juan? ¿Tenían alguna relación anterior? ¿Cómo es Pepe normalmente? ¿Padece alguno de los dos algún tipo de trastorno?, etc. Para analizar correctamente el comportamiento hay que estudiar muchos factores, como los que enumeramos más arriba (personalidad, atención…) Por lo tanto debemos entender el comportamiento no sólo como la conducta observable sino también como los cientos de procesos (biológicos, mentales y sociales) que dan lugar a esa conducta. Es de todos esos procesos de los que se encarga la psicología.

Sobre Mario Cabrejas 25 Artículos
Psicólogo Sanitario, Nº Colegiado MU03102. Actualmente curso un Máster en Psicología del Trabajo. Tengo experiencia en selección de personal y mediación en conflictos laborales. Durante 4 años he realizado tareas de Asistente de Investigación y Docencia en el Departamento de Psicología Básica de la Universidad de Murcia. Estoy formado en Psicología Jurídica y he colaborado con la Unidad de Psicología y Psiquiatría Forense perteneciente al Servicio Externo de Ciencias y Técnicas Forenses de la Universidad de Murcia.

  1. Sigo asiduamente el blog y me parece muy interesante; no obstante dejo mi objecion.
    Como estudiante de psicologia que soy; estoy de acuerdo en que los avances cientificos son necesarios no solo para el avance de la psicologia; sino de la humanidad. Sin embargo, aunque esto sea cierto; opino que dejar de lado la filosofia tiene una doble cara que le parecera inocente a la persona que es lega en la materia; pero la que haya indagado un poco mas, se dara cuenta de que el querer convertir la psicologia en una disciplina puramente cientifica, hace que el sujeto se convierta en un resultado estadistico (mesurable cientificamente, eso si) pero del que se dejan pasar pequeños detalles no aprehensibles cientificamente, y que quizas sean los mas importantes. La cuestion (en particular de la clinica) no seria ya responder a la pregunta del sujeto; sino ver la cualidad de dicha pregunta.
    Por otro lado; quisiera matizar que debemos llevar cuidado al confundir conducta y cerebro, con mente. Los primeros son entidades mesurables mientras que la mente es un concepto teorico (que sea teorico no quiere decir que no sea necesario) inventado para explicar otras cosas (al igual que el tiempo en fisica).
    Para terminar; quisiera plantear que desde mi punto de vista, la ciencia es aplicable a unas cosas con mas acierto y no a otras (o por lo menos, no de un modo absoluto), puesto que para que algo pueda ser objeto de estudio de la ciencia, ha de poseerse una unidad de medida (segundo, metro, killogramo) a partir de la cual poder operar y explicar fenomenos. En psicologia, esta unidad no existe (si en cambio en fisiologia, neuropsicologia, estadistica, etc…).
    El metodo cientifico tiene varios supuestos, entre ellos el de causacion finita y orden. Y respecto al segundo… es un supuesto bastante atrevido para su aplicacion en fisica (veanse las aportaciones de la teoria del caos) y ni que decir en psicologia…
    El considerar la psicologia en si como ciencia (sin la presencia en parte de la filosofia, la antropologia, la biologia etc…) implicaria concebir la mente humana como algo homogeneo en el tiempo y entre los sujetos (lo que pienso es un sonoro error).
    La ciencia se encarga del estudio de aquello que puede ser conocido; sin embargo, la naturaleza propia del ser humano implica que hay cosas que este no puede conocer, no por cuestion de imprecision de los objetos de medida o de imprecision en el estudio llevado a cabo. Sino por la propia naturaleza del ser humano.
    Y mi humilde opinion; que es totalmente subjetiva, es que la psicologia solamente avanzara cuando la gente se de cuenta de que la ciencia es necesaria pero no suficiente para la psicologia, porque el intento de analizar cientificamente al sujeto implica negar dicho desconocimiento, y al hacerlo; terminar negando al sujeto en pos del objeto.
    Perdon por la parrafada.
    Animo con el blog y mi mas sincera enhorabuena.

  2. Hola Diego. Te agradezco enormemente que compartas con nosotros tu punto de vista. Siempre da gusto recibir un poco de feedback de los lectores y nos da ánimo para cuntinuar con esto.
    Ya que eres estudiante de psicología y se nota que te interesa mucho el tema te animo a que si en alguna ocasión te apetece colaborar con nosotros te pongas en contacto. Estaremos encantados de hacerte un hueco 🙂

Deja un comentario