La teoría educativa de Vygotsky

Vygotsky

Según la teoría educativa de Vygotsky el desarrollo no consiste en un incremento cuantitativo y acumulativo de las capacidades de los individuos, sino en un proceso que implica saltos revolucionarios, por lo que cambia la naturaleza del desarrollo.

Estas reorganizaciones se relacionan con la aparición de nuevas formas de mediación de los procesos psicológicos en el transcurso del desarrollo. Vygotsky postuló el desarrollo en cuatro ámbitos:

  1. Filogenético: referido a la historia evolutiva de la especie.
  2. Sociogenético: referido a la evolución del individuo como participante de un grupo cultural.
  3. Ontogenético: referido al desarrollo de cada individuo y en el que confluyen dos líneas de desarrollo, la natural y la cultural.
  4. Microgenético: con dos acepciones, la referida a la génesis de un acto mental particular, y la referida a las transformaciones que acontecen en una sesión experimental.

Según el postulado del carácter mediado a través de instrumentos de los procesos psicológicos superiores, la actividad humana se halla mediada por el uso de instrumentos de carácter físico (herramientas) y de carácter psicológico (signos). Los signos permiten modificar nuestra relación con el entorno, de manera que en lugar de reaccionar a los estímulos externos del medio, reaccionamos a los significados que representan.

El uso de los signos posibilita el paso del control de la conducta humana por parte de los estímulos del entorno a su control y regulación voluntaria por parte de la propia persona y el paso de la reacción inconsciente al paso de la regulación consciente de la conducta.

Según el postulado del origen social de los procesos psicológicos superiores, los signos tienen un doble origen social. Por un lado, son producto de la elaboración cultural de la especie humana a lo largo de la historia, de manera que el desarrollo de los procesos psicológicos superiores va a consistir en el aprendizaje y uso de tales signos.

Por otro lado, su adquisición sólo es posible a través de la actividad conjunta con otras personas más competentes que pueden ayudar al niño a utilizarlos de manera cada vez más autónoma. La afirmación de la naturaleza y origen social de los procesos psicológicos superiores se concreta en otros tres principios fundamentales en el marco teórico de Vygotsky:

  • La ley de doble formación de los procesos psicológicos superiores: cualquier proceso psicológico superior aparece siempre dos veces. En primer lugar aparece en el plano social y después en el plano psicológico.
  • El proceso de internalización: es el mecanismo que permite explicar el paso de la regulación intermental a la regulación intramental. Este paso no es una simple transferencia de los procesos que ocurren en el plano intermental al plano intramental. Consiste en un progresivo y lento proceso de creación y modificación del funcionamiento intramental gracias a la reconstrucción personal de los procesos que acontecen en el plano de la actuación conjunta entre niños y adultos.
  • La zona de desarrollo próximo: se define como la distancia que existe entre el nivel de lo que la persona puede hacer con la ayuda de otras personas más capaces y lo que la persona puede hacer por sí sola. Desde esta noción se deriva la existencia de dos niveles diferentes de desarrollo:
    • Nivel de desarrollo real: es el nivel ya alcanzado por el sujeto y que corresponde a lo que éste es capaz de hacer por sí mismo (nivel intramental).
    • Nivel de desarrollo potencial: corresponde a aquellas capacidades que el sujeto puede desarrollar con la ayuda y soporte de otras personas más capaces (nivel intermental) y que establece por tanto la dirección posible de su desarrollo futuro.

Tres características definen la zona de desarrollo próximo: no es una propiedad del individuo sino que está determinada conjuntamente por el nivel de desarrollo del niño y las formas de instrucción implicadas en la actividad; no es una zona estática sino dinámica, donde cada paso es una construcción interactiva que marca posibles y diversos cursos de evolución futura; implica la participación activa tanto de los aprendices como de los expertos.

Vygotsky establece una relación bidireccional y dinámica entre desarrollo y aprendizaje. Una buena enseñanza no es aquella que se dirige al desarrollo ya realizado sino que se adelanta al desarrollo futuro potenciándolo. Si el desarrollo se produce gracias a la interiorización de los signos y sistemas de signos, y éstos son proporcionados en el marco de la interacción con otros gracias a las prácticas educativas se deduce que la educación acaba siendo un factor esencial para el aprendizaje y el desarrollo humano.

Sobre Mario Cabrejas 25 Artículos
Psicólogo Sanitario, Nº Colegiado MU03102. Actualmente curso un Máster en Psicología del Trabajo. Tengo experiencia en selección de personal y mediación en conflictos laborales. Durante 4 años he realizado tareas de Asistente de Investigación y Docencia en el Departamento de Psicología Básica de la Universidad de Murcia. Estoy formado en Psicología Jurídica y he colaborado con la Unidad de Psicología y Psiquiatría Forense perteneciente al Servicio Externo de Ciencias y Técnicas Forenses de la Universidad de Murcia.

  1. Creo que los aportes de la “La teoría educativa de Vygotsky” han contribuido a mejorar la calidad educativa, Y para los docentes en este mundo globalizado donde lo que más abunda es la información, es en ese sentido un reto y obligación estar actualizado para lo que Alvarez de Sayas llama atender el encargo social.

Deja un comentario