La Inteligencia Artificial desafía a la mente humana en el póker

Póker frente a inteligencia artificial

El hombre contra la máquina, un reto que se repite una y otra vez a través del tiempo y en distintos frentes. La tarea de crear una Inteligencia Artificial capaz de doblegar al cerebro humano en su propio campo se ha convertido en obsesión. Esta vez el proyecto viene de la mano de unos investigadores de la Carnegie Mellon University en Pensilvania que han desarrollado una IA bautizada como Libratus y que se está enfrentando a cuatro jugadores profesionales de póker hasta completar 120.000 manos en el transcurso de 20 días, en la popular modalidad No-Limit Texas Hold’em Heads-Up.

Este bot no deja de ser una evolución de un proyecto anterior de la Carnegie Mellon llamado Claudico, que hace poco más de un año se enfrentó y sucumbió ante cuatro profesionales en un reto de 80.000 manos. Claudico cayó derrotado en su duelo con tres de los jugadores, Bjorn Li, Douglas Polk y Dong Kim, aunque consiguió imponerse a uno de ellos, Jason Les. Curiosamente este último jugador y Dong Kim, repiten en esta ocasión ante la nueva máquina.

Desde que comenzó la investigación en el campo de la IA, su máximo objetivo ha sido imponerse a los seres humanos más destacados y a fe que poco a poco lo va logrando. En 1997 una supercomputadora creada por IBM llamada Deep Blue fue capaz de superar por vez primera a un vigente campeón del mundo de ajedrez al imponerse al ruso Gary Kaspárov. El año pasado la IA Alpha Go, desarrollada por la compañía Google DeepMind, lograba derrotar por 4-1 a la estrella surcoreana Lee Se-dol, el mejor jugador de Go de los últimos tiempos.

Fuente: flickr.com//   Lee Se-dol contra Alpha Go

Los deportes mentales se han convertido en el principal objetivo de esta tecnología, aunque el póker se le ha resistido hasta la fecha. No hay que perder de vista que este se trata de un juego de información incompleta. El póker no solo se fundamenta en el cálculo y la analítica, sino que también requiere de una dosis importante de habilidad, observación e intuición, algo de lo que carece la máquina. Es obvio que los faroles no se pueden predecir por medio de una fórmula matemática.

Lo cierto es que, a diferencia del ajedrez en el que todas las jugadas posibles están sobre el tablero, en el Texas Hold’em siempre hay una información crucial que se desconoce y que son las dos cartas del rival. A partir de ahí el jugador va a modificar aleatoriamente su estrategia con la intención de confundir al oponente, algo en lo que los jugadores profesionales son auténticos maestros. Basta recordar como en otro experimento realizado unos años atrás, Daniel “Kid Poker” Negreanu, el jugador en activo que más dinero en torneos acumula en la historia del póker en vivo, era capaz de engañar a un polígrafo con sus faroles.

En esta ocasión, para el desafío Brains Vs Artificial Intelligence Challenge que se celebra en el Rivers Casino de Pittsburgh, Libratus ha sido desarrollado con un nuevo algoritmo que está respaldado por una supercomputadora del Pittsburgh Supercomputing Center. Sus creadores, el profesor de la Carnegie Mellon, Tuomas Sandholm y su alumno Noam Brown, en esta oportunidad han cambiado el enfoque en su desarrollo. Afirman que simplemente han escrito el algoritmo que calcula la estrategia basada en el juego racional, rechazando alimentarlo con una gran cantidad de información relacionada como se había hecho previamente en otros casos. La base en la preparación de este bot se fundamenta en el Equilibrio de Nash.

 

Fuente: Wikimedia // John Nash

Tanto para ellos como para los jugadores era importante que el desafío se completara con más de 100.00 manos, lo que estiman que es imprescindible para que la suerte no se convierte en un valor determinante. Para que el mencionado factor suerte tenga el menor efecto posible se han diseñado partidas duplicadas, es decir, el jugador número 2 juega con las mismas cartas que ha jugado la máquina contra el jugador 1 y viceversa. Obviamente los jugadores no podrán tener contacto durante el tiempo que transcurre entre esas partidas.

Los cuatro jugadores profesionales Daniel McAuley, Jimmy Chou, Dong Kim y Jason Les, percibirán una recompensa de 50.000$ cada uno si la suma total del balance de sus beneficios consigue superar la de Libratus. Pero al margen de eso, aquí se está poniendo en juego la supremacía de la inteligencia humana sobre la capacidad de un programa de computadora.

 
   Así arrancaba el Brains Vs AI Challenge

Recientemente Jason Les comentaba refiriéndose a la Inteligencia Artificial, que es como un jugador que durante años ha practicado el juego sólo en la Antártida y que ahora de pronto va a comenzar a jugar contra otros. La afirmación parece un poco pretenciosa teniendo en cuenta de quién viene, ya que justo él fue el único jugador que en 2015 cayó derrotado ante Claudico.

En cualquier caso, parece que el desafío ha ido colocando en posición de ventaja a Libratus que se está imponiendo con relativa solvencia sobre los cuatro pros. Todo parece indicar que en esta ocasión y tras varios intentos fallidos, también la máquina será capaz de imponerse al hombre.

Los duelos que han comenzado el pasado día 11 y finalizan el 30 de enero, se disputan cada día entre las 17 horas y la una de la madrugada (hora española) y se pueden seguir en directo a través de Twicht.

No importa si eres o no un amante del póker, según Sandholm este tipo de experiencias puede tener implicaciones de interés más allá del juego y ser pronto utilizadas en otros ámbitos como los negocios, la medicina o la seguridad.

 

Sobre Rafa Aragón 228 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario