La era de las contradicciones

A cada paso que damos en nuestro día a día nos topamos con una nueva acción del ser humano que nos recuerda que vivimos en un mundo en el cual lo que es y lo que debería ser  van por caminos diferentes, creando así continuas injusticias y desigualdades sociales.

Incongruencias que nos llevan a no actuar tal y como pensamos y tras actuar, no obtener los sentimientos esperados. ¿Nos generan estas contradicciones infelicidad?

Nos hacemos llamar humanos aunque en algunos momentos sería mejor la denominación de seres salvajes por nuestro comportamiento, somos racionales aunque la sin razón invade cada día nuestras ciudades, vivimos en un mundo desarrollado pero podemos preguntarnos de qué tipo de desarrollo hablamos. ¿Tal vez estemos hiperdesarrollados externamente y subdesarrollados internamente?

CONTRADICCIONES

Y siendo seres humanos racionales que viven en un lugar del mundo que se hace llamar desarrollado, cada día al despertar escuchamos noticias de padres que han asesinado a sus hijos sin el mínimo atisbo de arrepentimiento.

Nos preocupamos por nuestra alimentación, generalmente exceso de alimentación, mientras en la puerta de nuestro edificio una persona muere de hambre. Ya dijo Eduardo Galeano “Medio mundo muere de hambre mientras el otro medio muere de indigestión”

Somos gobernados por políticos cuyos sueldos triplican a los de la población trabajadora, trabajadora en el mejor de los casos.  Políticos que mienten con promesas, roban del dinero común y crean desconfianza e indignación en la población. Pero finalmente políticos que siguen caminando por la calle haciendo la justicia más injusta si cabe.

Naciones que cada día generan más riqueza a costa de las necesidades de las pobres.

Supermercados que arrojan comida en buen estado al basurero cada noche al cierre. Ciudades con edificios completamente vacios y cada vez más deteriorados en los que no está permitido que duerman aquellos para los que su lugar parece ser la calle.

Parejas que un día piden más intimidad y al día siguiente reprochan indiferencia. Armarios llenos de ropa unidos a pensamientos del tipo “Necesito comprar esto o aquello”

Una Iglesia que promulga caridad, igualdad y amor cayendo en una contradicción continua entre lo que trasmite y lo que hace.

Un mundo en el que aparentemente hombres y mujeres somos iguales pero cada día la figura de la mujer es mal-tratada a través de medios de comunicación y anuncios publicitarios, exigiendo que seamos lo que no somos; supermujeres multifuncionales con un canon de belleza insano.

La búsqueda de la paz en el mundo entero mientras los países más poderosos gastan gran cantidad de recursos económicos, humanos y técnicos para mantener la maquinaria de guerra.

Un planeta cada día más deteriorado por la emisión continua de gases y sustancias tóxicas a la atmósfera.

Estos son algunos de los hechos que hacen de este mundo un lugar repleto de desigualdades sociales en aumento, un mundo donde los intereses económicos priman sobre el bienestar de los ciudadanos, un mundo en el que las acciones poco éticas son justificadas de forma absurda.

Pero finalmente, un mundo habitado por seres humanos racionales que viven en países desarrollados.

“Lo más incomprensible del mundo es que sea comprensible”

(Albert Einstein)
tumblr_me59yirJ9b1redwwqo1_500                

 

 

 

 

Sobre Laura Torres García 6 Artículos
Psicóloga clínica y redactora.

  1. Somos genética, cultura y experiencias impresas. Un conjunto que genera una especie de libreto o guión con el cual nuestro propio cerebro nos pone a SER y HACER en el mundo exterior. Darnos cuenta de que estamos determinados y de que en realidad es muy poco lo que elegimos SER y HACER, es bastante difícil. Así las cosas, cada vez más y con mayor fuerza, las personas se extienden a vivir lo que sus cerebros les dictan, sin cuestionarse para nada si es que son en verdad dueñas de sus vidas. Creo que allí reside el problema, en que cada cerebro es colonizado por un libreto y con ese libreto, más la fuerza genética, pone a ser a cada persona, sin que ésta, pueda mirar más allá de lo que vive. Como el ganado que pasta en las praderas, solo que a diferencia de las personas, el ganado en su conjunto tiene siempre los mismos estímulos, mientras que los cerebros de las personas son colonizados por infinidad de ellos.

    • Gracias Eduardo por tu comentario. Le das una importancia primordial al cerebro y pones en segundo lugar la libertad de cada persona para ser y actuar.
      Respeto tu respuesta, aunque soy más de la opinión de que el ambiente determina en gran parte nuestra forma de estar en el mundo.
      Te recomiendo un libro que habla de cerebro, conducta y cultura, “El mito del cerebro creador”
      Saludos desde psiqueviva.

  2. El mundo de las emociones y los pensamientos son dimensiones bastante complejas y es imposible comprenderlas a través de los mecanismos que estas mismas generan, esto ya se a intentado mucho en la historia ,pero si es posible a través de hologramas filosóficos que pueden ser demostrados en ecuaciones no muy complejas, en eso estoy desarrollando mi trabajo ahora… muy buenos sus artículos, son muy interesantes y lo mejor de todo es que son expresados de una forma que es fácil de comprender por casi cualquier persona.

  3. Como especialista en adicciones, trato con la parte profunda del cerebro humano, esa donde se encuentran las reacciones mas “salvajes” del ser humano. Nada como la adicción demuestra cómo esas partes de nuestro cerebro toman control sobre las áreas mas desarrolladas a nivel evolutivo; ahi donde esta todo eso que pomposamente decimos “nos diferencia de los animales”. Sigue vigente: El hombre es el lobo del hombre.

Deja un comentario