¿Eres un adicto al enamoramiento?

Adicto al enamoramiento

El enamoramiento es el preludio hacia el amor, es una fase en la que nuestra bioquímica se descompensa y vivimos de una forma intensa lo que supone la idealización de otra persona. Si tus relaciones duran solo lo que dura esta fase, es bastante probable que seas un adicto al enamoramiento. Pero, ¿qué supone ser un adicto al enamoramiento?

La persona que es adicta al enamoramiento le resulta difícil salir de la idealización para conocer a la otra persona tal y cómo es en profundidad. En esta fase están implícitas todas nuestras creencias acerca del amor, de cómo es nuestra pareja perfecta y cómo se ha de vivir el amor romántico (todos estos mensajes los hemos recibido a través de nuestra cultura, de las películas, la música, educación, etc.), tenemos un prototipo de la persona con la que nos gustaría estar, y elegimos a las personas que se acercan a él.

Qué ocurre si la idealización se distancia de la realidad

Como bien saben los adictos al enamoramiento, a esta fase le sigue una realidad. Conocer mejor a la otra persona en diversos contextos, sus amistades, su familia, su día a día, etc. Si al ir conociendo esta realidad observamos que tiene muy poco o nada que ver con lo que creíamos que era esa persona, evidentemente llegará la decepción.

Esta decepción que experimentan los adictos al enamoramiento es consecuencia de una rigidez que les lleva a no dar un paso más allá en sus relaciones. Supone una inmadurez para relacionarse en pareja, ya que a la fase del enamoramiento le sigue la fase del amor, donde vemos lo que nos gusta y también lo que no nos gusta de la otra persona, y aprendemos a aceptarlo. Estableciendo un vínculo adaptado a la realidad, que requiere de un cuidado del amor, para que este se mantenga. En el enamoramiento se intensifica y solamente se ve todo lo que nos gusta o nos gustaría de la otra persona, poniendo cosas en ella que incluso no tiene.

Transición del enamoramiento al amor

Esta transición hacia el amor para no quedarnos en la idealización, supone comunicación, comprensión y una gran dosis de aceptación sobre quien es la otra persona. El estado de enamoramiento es una antesala en la que no podemos quedarnos mucho tiempo, debido a que supone una alteración química con presencia de síntomas como: Inestabilidad emocional, sobreexcitación por ver y estar con el ser amado, falta de apetito y de sueño, falta de concentración, dificultad para llevar a cabo las responsabilidades diarias, etc.

Los expertos indican que este estado solamente puede durar unos días o unas semanas, y que poco a poco se va estabilizando, dejando así paso al amor. El amor requiere de una mayor responsabilidad y madurez, puesto que nos encontramos con una persona con la que tendremos cosas en común, pero también muchos desacuerdos y diferentes puntos de vista.

La idealización va volviéndose más real y vamos viendo poco a poco a la otra persona tal y como es. Este paso supone aceptación ya que no podemos intentar cambiar los aspectos de la otra persona para que se amolde a lo que esperábamos de ella.

Si eres adicto al enamoramiento, habrás comprobado que cuando se pasa este estado de alteración y se va volviendo más real todo, las expectativas se convierten en frustraciones, y deseas encontrarte de nuevo en ese estado yendo a por la siguiente persona, por lo que no se da lugar a iniciar una relación estable. Esto no significa que ninguna persona sea para ti, significa más bien que no estás preparado para dar paso a lo que supone el amor.

En este vídeo, la sexóloga y Directora del centro de Sexología Al Ándalus de Granada, nos cuenta lo que supone la adicción al enamoramiento:

Sobre Rafa Aragón 223 Artículos
Autor/Redactor del blog Psiqueviva. Psicólogo y sexólogo con número de colegiado: AO09281. Ilusionado por transmitir conocimientos sobre psicología, así como de promover hábitos saludables a través de las ciencias de la salud en general. Colaborador articulista en páginas como E- ciencia, La mente es maravillosa y marketing4ecommerce.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario