El negocio hipotecario: inmoral y psicótico

Negocio-Hipotecario

El negocio hipotecario en España supone de facto una demencia, no diagnosticada, porque proclama la negación del derecho a la vivienda. Un delito económico más de una minoría, moralmente trastornada, contra la mayoría. Muchos analistas de sesgo neoliberal aducen (cabría decir ‘abducen’) que la dación en pago incrementaría aún más el precio de la vivienda. Sin embargo, el problema no radica ahí sino en la protección del derecho constitucional a la vivienda frente al privilegio inmoral que la banca posee en la actualidad.

Por otro lado, ¿quién ha dicho que la vivienda tenga que ser un negocio? ¿Cómo se explica que se defiendan los mercados para subir los precios y ni se mencionen ante la evidente bajada de precios que tendría que producirse cuando hay más oferta que demanda? ¿Cómo se explica que haya pisos vacíos y familias enteras desahuciadas? Sólo desde la perversión moral puede explicarse. Sólo desde la abducción por beneficios inimaginables. Abducidos por OBNIs (Ostensibles Beneficios No Imaginables).

La crisis financiera ha venido a desenmascarar el golpe de Estado que el capital lleva años asestando a los países democráticos. Vino a demostrar que sin democracia económica es imposible la democracia política. Por eso los poderes son reacios a las protestas de la ciudadanía que ha descubierto el truco de la crisis. Más que una estafa. Terrorismo financiero. Experiencia paranormal, locura por los beneficios, abducción por obnis. ¿En qué consiste este secuestro moral por rentabilidades estratosféricas, desorbitadas, extraterrestres?

La abducción por obnis se produce mediante el efecto de ‘puertas giratorias’ entre economía y política que blinda las decisiones a favor de los intereses del capital. Sería el caso del exconsejero de la compañía de armamento Instalaza que en la actualidad es ministro de Defensa en España. O Rodrigo Rato, exministro de Economía y luego expresidente del timo de Bankia. Y a nivel europeo, Monti, Papademus y Draghi, vinculados con el banco Goldman Sachs, uno de los principales responsables de la crisis.

El negocio del crédito hipotecario en España es una estrategia calculada para mayor beneficio y gloria de la banca. Un negocio cuyo fundamento no es en absoluto económico, sino político, ético, moral. El negocio de la banca es la deuda, de ahí que el mayor endeudamiento hipotecario de las familias sea su principal fuente de lucro ilegítimo, inmoral y psicótico.

  • Lucro ilegítimo porque si las familias se endeudan cada vez más es porque así se ha planificado. Reduciendo los salarios reales. La capacidad adquisitiva de la clase trabajadora ha ido disminuyendo a favor de la clase capitalista. Y los gobernantes de turno difícilmente pueden revertir tal situación dado que la mayoría de partidos políticos tienen enormes deudas con la banca que les ‘abduce’ en sus campañas electorales. Y ya sabemos que quien paga manda.
  • Lucro inmoral porque deja en la cuneta cada vez a más personas, aumentando las desigualdades, recortando en servicios públicos básicos, privatizando beneficios y socializando pérdidas. Y aunque muchos no quieran reconocerlo, las políticas de derechas aumentan considerablemente la brecha entre el top ten y el bottom ten, y no en países subdesarrollados, sino en la OCDE, el club de países más ricos y civilizados del planeta Ganímedes, sí, el que habitan extracorporalmente y extramoralmente como paraíso fiscal los abducidos por los obnis.
  • Lucro psicótico porque destruye el bienestar de la mayoría. La psicosis de la estrategia neoliberal, profundamente misógina, ha sido bien documentada y aplicada con éxito en Latinoamérica. Ahora le llegó el turno a Europa: 1) Desastre económico “natural” por causa de “terremotos” especulativos contra la economía nacional. 2) “Rescate”, endeudamiento eterno. 3) Recortes sociales, privatizaciones. 4) Miedo colectivo, impotencia social, desesperación. 5) Consumación del golpe de Estado mediante la toma del poder político.

En definitiva, hay que abogar por el reconocimiento de una nueva enfermedad, la ‘demencia lucrativa’ o ‘delirium lucrens’, de manera que se pueda diagnosticar y tratar a los afectados, especialmente por el bien de las víctimas que los sufren y soportan. Dado que por el momento la comunidad científica no acepta los avistamientos ni abducciones de obnis.

La demencia lucrativa es como una droga, es adictiva, genera alucinaciones placenteras (la propiedad privada por encima del derecho a la vivienda) y acaba degenerando en psicosis. ‘Psychonomics’: La nueva ciencia psico-económica para describir las patologías asociadas al dinero y al afán desmedido por el lucro. Una de sus ramas es el estudio de las demencias del homo economicus de la teoría neoclásica, ese ser hiper-racional que calcula constantemente los costes y beneficios de cada decisión que toma, al margen totalmente de consideraciones éticas, diríamos averso a ellas, postura diferente a una simple indiferencia. En fin, ‘Psychonomics’ debería ser la ciencia consagrada al estudio de las psicosis de raíz económica, de las abducciones por obnis.

Sobre Franco Martínez 2 Artículos
Con 18 años por banda, nacido en Badajoz, a orillas del Guadiana, no huye del mar, sino que lo abraza, un certero espadachín. Pirata librepensador que llaman, por su escritura, el Forajido, entra en la web anochecido a darte jaque con su alfil. La fortuna en el río riela, en la Alcazaba grita el viento…

1 Trackback / Pingback

  1. El negocio hipotecario: inmoral y psicótico

Deja un comentario